Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Contactos preliminares entre las Armadas de Uruguay y Argentina por las veteranas corbetas Drummond

Dos de los tres buques  Drummond  argentinos, originalmente Avisos Clase A 69 D'Estienne d'Orves (basados como las españolas "Descubierta" en la portuguesa clase João Coutinho) , incorporados entre 1978 y 1981, serían próximamente desafectados ante la llegada a la Armada argentina de  los OPV franceses del tipo Gowind. Poco después la tercer unidad también sería desprogramada. Algunas de ellas participaron de la crisis del Beagle-para lo cual fueron adquiridas ,tras no poder ser vendidas por Francia a Sudáfrica , entonces sancionada por prácticas de apartheid- y una de ellas, la P 32 ARA Guerrico, intervino al principio de la Guerra de las Malvinas, al tomar las Georgias del Sur, mientras otra estuvo al servicio de la ONU e 1994 durante el bloqueo de Haití.

La Armada Nacional Uruguaya, al no hacerse efectivos en ninguna forma los recursos necesarios para dar cumplimiento a su reiterado plan original de incorporar tres Lürssen OPV 80 (en una configuración bastante similar a la que hoy caracteriza a la serie Arafura, que el astillero alemán construye con otros de Australia para la Marina Real de este país) se ha visto obligada a explorar opciones de transición entre diversos cuerpos navales extranjeros que estén substituyendo unidades actualmente. Así, se han examinado buques italianos de las clases Minerva- por los que se expresaron entusiastas conceptos en la oportunidad, pese a que sólo dos estarían en condiciones de uso- de la Clase Corrubia (de la Guardia de Finanza y de tan solo 100 toneladas, para patrulla costera)., anteriormente se había expresado interés en la Clase Casiopea, así como recientemente se viajó a Singapur a examinar algunos ejemplares de la Clase Fearless, de 500 toneladas, descartados por motivos logísticos.

En el caso de las Drummond argentinas (serie sobre la cual la Armada de este país evaluó aumentar su número gestionando, inclusive con la Marina francesa dos ejemplares  adicionales en 2016), si bien la proximidad de las mismas abarataría considerablemente los costos de traslado y entrenamiento, sus tres décadas en servicio, así como las dificultades en obtener algunos repuestos, especialmente para sus viejos radares Decca TM 1226 y Signaal , o su sonar Thomson  Sintra Diodon, pesan severamente en contra de su incorporación, aunque la robustez de sus motores Semt-Pielstick 12 PC 2.2 V, 400 sería un punto a favor para estos navíos de 1250 toneladas, los que, igualmente no soportarían más que algunos semestres si fueran transferidos a la pauperizada Armada Nacional Uruguaya, por escasez financiera para su mantenimiento. Si los contactos entre ambas Armadas a este respecto continuasen, no se trataría tampoco  de una donación ,sino de una eventual obtención de precios políticos por buques de los cuales Argentina se va a deshacer, aunque no ha trascendido aún ninguna oferta concreta entre ambos países. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.