Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La capacidad de producción de explosivos del Ejército Uruguayo desbordada por una sola obra civil de envergadura

Toda la fabricación de sustancias explosivas y dispositivos conexos de PESMA (Planta de Explosivos del Servicio de Material y Armamento del Ejército), años atrás, más que suficiente para abastecer la plaza local, e inclusive para concebir alguna proyección regional en el exterior, no puede hoy abastecer la plaza nacional a causa de un solo mega proyecto en ejecución, la enorme y  polémica planta de celulosa del grupo finlandés UPM; y el costoso tren que la conectará con el puerto de Montevideo a casi 300 kilómetros de la capital.

La limitante actual es que la exclusividad en la manufactura de explosivos industriales, según la legislación local, es exclusiva del Estado, en cuyos stocks, actualmente no existen materias primas como el Nitrato de Amonio Denso,fundamental para fabricar el explosivo en cartuchos Pesmul. de alta velocidad y presión de detonación, usado para grandes obras, explotaciones de minerales a cielo abierto e iniciación de otros explosivos.

Ante la situación, y excepcionalmente, el gobierno ha autorizado hasta el 31 de octubre a las empresas registradas en el Servicio de Material y Armamento, que justifiquen debidamente su uso y estén autorizadas por los ministerios de Transporte y Obras Públicas,  e Industriá, Energía y Minería para su utilización, de acuerdo a stocks existentes, y almacenando el material en los polvorines de las diferentes unidades militares desplegadas en territorio, aunque el precio internacional de este tipo de productos, bastante más elevado que el local, no permite augurar una gran profusión.

El problema estriba en que el Ejército Nacional sí tiene capacidad de incrementar notoriamente su producción, si se le facilitara en tiempo y forma la materia prima, que, de acuerdo a las previsiones de mercado solicita, lo que no viene sucediendo, por motivos burocráticos o desconocimiento de la cuestión por parte de las jerarquías del Ministerio de Economía y Finanzas, que no autorizarían dichas adquisiciones, lo cual hoy provoca el desabastecimiento, y no solamente de explosivos, sino de detonadores y otros elementos conexos con la actividad, además de la previsible especulación por parte de las empresas usuarias más informadas..

De encararse alguna otra obra, privada o pública, de volumen importante ,como un gran puente, la futura base naval al noroeste de Montevideo u otras por el estilo, la situación sería gravísima, por lo cual, tanto representantes de las Fuerzas Armadas como del Ministerio de Defensa han iniciado gestiones ante el resto del gabinete para destrabar la situación y planificar futuros movimientos. (Javier Bonilla)


 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.