¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 12 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Campaña contra los Hércules de la Fuerza Aérea Uruguaya adquiridos a España

Nuevamente, ahora en el marco de la muy próxima campaña electoral, los KC-130H Hércules que Uruguay adquirió en 2020 del Ejército del Aire y del Espacio español son objeto de una insidiosa campaña por parte de la grupos políticos  de izquierda radical, tal como lo ocurrió a su llegada, en plena crisis del Covid, motivo entonces de diversas interpelaciones sin consecuencias por parte de legisladores del Partido Comunista o afines. Ahora, es el turno de la prensa de ese signo político.

Lo curioso en esta oportunidad es que se apunta contra la estancia en los talleres de Ogma, en Portugal, de uno de ellos, el FAU 595, cumpliendo estrictamente su período de inspección mayor, chequeo C2 o PDM (Program Depot Maintenance), debidamente previsto de acuerdo o a las horas voladas, o inspecciones calendario, en este caso, irrevocablemente cada 1.080 días.

El Hércules retorna en unos meses a Montevideo, casi en simultáneo con la ida a talleres de la otra aeronave para cumplir el mismo proceso, a lo cual eventualmente se le suma algún boletín técnico del fabricante. Cuanto más exhaustiva y completa sea esta labor, mayor utilización del avión, además de abaratar siguientes trabajos en hangares, hasta una próxima inspección mayor a principios de 2028.

Significativamente, es la misma oposición que cuestiona y objeta  cualquier tentativa de aumentar el stock de repuestos, motores, hélices,etc. de estas aeronaves, lo cual incrementaría su grado de disponibilidad, lo que suele ser muy necesario ante imprevistos, como la pandemia, el retiro de uruguayos de Israel tras los ataques terroristas de octubre o el mantenimiento con cierto grado de urgencia de helicópteros uruguayos en Misiones Operacionales de Paz, como se hizo meses atrás en el Congo. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.