Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Armada Uruguaya confronta la decisión ministerial de denunciar penalmente a sus ex oficiales

Mientras desde la Cartera de Defensa se elevan al Poder Judicial  una serie de denuncias documentadas en cinco cajas de expedientes, acerca, especialmente, del dudoso funcionamiento financiero relativo a buena parte de  las inspecciones a buques nacionales o que naveguen en aguas uruguayas, en lo que atañe a  viáticos, horas extras, etc., el comando de la Fuerza decidió, en forma inédita,  emitir un sorprendente comunicado.

En el mismo se califica a la situación como simples "trascendidos" (cuando hubo una precedente investigación administrativa concluyente en recomendar las actuaciones judiciales), y alude, como generador del diferendo, a la falta de marco legal existente a propósito de la labor de la Comisión Técnica (COTEC), asesora de la Dirección Registral y de Marina Mercante, sin tener en cuenta que, incluso si existiese dicho encuadre jurídico, lo que se va a juzgar ahora son excesos de diversos tipos, desde inspecciones no realizadas y cobradas, hasta la realización de una sola visita técnica registrando, en cambio, algunas más, especialmente en el interior del país. Algunos cobros, inclusive, los habrían efectuado oficiales no  calificados como inspectores. Si bien el Ministerio llegó a autorizar en forma provisoria la instrumentación de algunos de estos pagos, parece muy dudosa la posibilidad de que hubiera sido debidamente notificado de todos los aspectos controvertidos de esta operación.

Aparentemente ,el Comandante en Jefe, Almirante Jorge Wilson, no habría, tampoco, sido informado en forma leal, por parte de algunos o todos los involucrados, o habría descartado profundizar al respecto de estos aspectos, ni eficazmente asesorado, ya que, al tratarse de una investigación ministerial culminada, probablemente la Armada ya no debería opinar al respecto. Estas desinteligencias entre diversos estamentos navales, pudieron, eventualmente, resultar en que el jerarca de la Fuerza no consiguiera informar en forma veraz al Poder Ejecutivo sobre el delicado cuadro planteado con este y otros temas. Por ejemplo, el de los viejos pesqueros desactivados anclados en el muelle de la Escuela de Especialidades,y abandonados, luego de un opinable convenio, poco cumplido por quienes arrendaron el lugar al ex Comandante en Jefe ,Almirante Carlos Abilleiras, por más que los buques, ya sin condiciones de navegabilidad y sometidos a muy apreciable corrosión, fueran objeto de incursiones por parte de delincuentes que se dedican a la chatarra naval, así como , en ocasión de tormentas severas, golpearon dichas estructuras con daños.

A su vez, la larga  puesta a punto de algunos buques, también está siendo colocada arriba de la mesa de trabajo, especialmente la del buque insignia, el ROU 04 Artigas, que final y tardiamente está siendo remotorizado (opción Caterpillar- no Wartsila como sus gemelos colombianos, ya desafectados y hundidos, sin que la diplomacia uruguaya intentase gestionar una  donación, años atrás-, y ligeramente modernizado. Iniciada la labor en 2018, ,se estima que podría estar listo para julio-agosto próximo, de solucionarse algunos temas relativos a filtros, compresores, lubricación, etc.

Además, otra adquisición reciente 2018,, las lanchas alemanas  ROU 51 "Isla de Flores" y ROU 52 "Isla de Lobos", habrían sufrido un desgaste mayor- tras ardua labor atendiendo embarcaciones durante buena parte de la pandemia-  en el encamisado de sus motores MTU, por lo cual alguna podría quedar fuera de servicio en los próximos meses. Inclusive, la próxima llegada, antes de un semestre y navegando, de las lanchas Protector  ex USCG pone un serio interrogante sobre el futuro mantenimiento de sus motores Mtu para lo cual Uruguay carece de know how y presupuesto. Por ello se intentan adquirir herramientas específicas y reconstruir el banco de pruebas de motores, una carrera contra el tiempo.

Casi simultáneamente, en los próximos meses se aguardan nuevas bajas de buques de la menguada flota, reduciéndola a niveles mínimos históricos. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.