Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Se analiza la venta de suelo de la Fuerza Aérea Uruguaya y la Escuela Naval para obtener fondos para equipamiento

El ministro de Defensa Nacional uruguayo, Javier García, presentó su proyecto de gestión quinquenal ante la Comisión de Defensa en el Parlamento. Propone reubicar instalaciones y construir nuevas bases. “Quizás sea buena cosa hacer una transformación patrimonial”, dijo.

Una de las propuestas consiste en trasladar la Escuela Naval, hoy situada en el cotizado barrio de Carrasco a un predio en Laguna del Sauce (Maldonado) donde actualmente está la Base Aeronaval.  García destacó el entorno geográfico, la proximidad con el puerto de Piriapolis y el incremento de oferta universitaria y educación terciaria en “el eje Maldonado-Punta del Este”.

Para poder financiarlo, se pondría en venta el edificio de la actual Escuela Naval. El ministro explica que con esos fondos también se podrá desarrollar una base naval en la zona de Fray Bentos (oeste fluvial uruguayo) donde hoy, precisamente, “hay un embrión de base” donde “están haciéndose unas edificaciones bastante sencillas (…) Significa la eventualidad del control de tránsito por el Río Uruguay y también lo que hace a su seguridad”, argumentó.

También planteó reubicar la estructura del Comando de la Fuerza Aérea Boiso Lanza, hoy ubicada en Avenida Instrucciones y Mendoza, para concentrar el Comando en Carrasco. “Donde están las instalaciones del viejo aeropuerto y nuestra base aérea número 1 y lo que es la formación”, expresó García. La Escuela de Comando, pretende trasladarla a Pando, donde se halla la Escuela Militar Aeronáutica.

El titular de la cartera también dio detalles de la recaudación anual de la Armada y cómo será utilizada, que recibe por tasas de tráfico marítimo unos 14 millones de dólares. Alrededor de ocho millones de dólares se trasladan a Rentas Generales  y  los seis millones restantes se mantienen en la Armada.

“Tomar esos seis millones depende del plazo en que uno haga el fideicomiso, si lo hace a veinte años, a treinta años y al capital al que aspira. Pueden ir desde 70 a 130, 140 millones de dólares. Una cifra importante, que no es presupuestal, que la Armada pone recursos que son genuinos y los cobra de tasas de tráfico marítimo y que serían invertidos para renovar un material naval que está en situación absolutamente crítica”, destaca García.

Similares preocupaciones existen, asimismo, en el medio aerocomercial respecto a su entidad rectora - dependiente de la FAU- la Dinacia, la cual, merced a la crisis motivada por la pandemia, va a sufrir muy serios recortes presupuestales, afectando severamente el cumplimiento de sus funciones, inclusive si privatizara diversos aeropuertos en el interior, actualmente en severas dificultades e imposibilidad de permanecer en la esfera estatal. En el caso de la Dinacia, el 91% de sus ingresos (U$A 53 millones) ha quedado durante varios lustros a la orden de Rentas Generales, retornando solamente un 9 %, imposibilitando obras y adquisiciones imprescindibles. (Javier Bonilla)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.