Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

A vueltas con la controvertida compra del Antonov An-178 en Perú

La adquisición del Antonov An-178 para la Dirección de Aviación Policial (DIRAVPOL) por parte del Ministerio del Interior (MININTER) vuelve a generar polémica en Perú tras el reportaje del programa “Cuarto Poder” (América TV). Y no es para menos.

El reportaje, que define al An-178 como “avión fantasma”, dio cuenta, entre otros aspectos, de que la aeronave, a pesar de haber realizado su primer vuelo el 7 de mayo de 2015, aún es considerada como un prototipo, no ha logrado completar los necesarios procesos de certificación, tanto ucranianos como internacionales, y a ello se suman problemas de suministro de componentes críticos o sistemas de aviónica y que ninguna de las cartas de intención o contratos anunciados en su momento por el fabricante se han concretado.

En el Reportaje de “Cuarto Poder”, Luis Albújar Velásquez, Asesor del Ministerio del Interior manifestó – en absoluto desconocimiento del tema –  que “el avión, por declaración de la fábrica, no es un prototipo” y que “una delegación de policías viajo a Ucrania, antes de la suscripción del contrato, para hacer pruebas de vuelo de un avión, no de una maqueta o de algo que no esté diseñado”,  agregando que “esta comitiva dio cuenta de la contratación que se hizo de estos aviones An-178 por parte del Ministerio del Interior de Ucrania, por lo que si hay una producción en serie”.

Además, Albújar Velásquez, en relación con la falta de una adecuada certificación de la aeronave, indicó que “hay una certificación de la serie de aeronaves An-148, 158 y 178, que es la ST246-AN-178 del Registro del Comité de Aviación Interestatal – IAC, y la TL 0036 de la Administración de Aviación de Ucrania”.

Al respecto, el CEO de Grupo Edefa, Javier Taibo Arias, entrevistado por la cadena, fue claro en indicar que “no solamente no hay fabricación en serie, sino que solamente hay un cliente en todo el mundo, incluyendo a Ucrania, que se llama la Policía Nacional del Perú que ha adquirido un avión. Es decir, la cartera de pedidos del avión es uno, y es peruano”.  Asimismo, indicó que “yo no entiendo que se haya comprado este avión. No entiendo que la Policía Nacional del Perú sea el conejillo de indias de la venta de un avión. No conozco ningún avión en la historia en donde se haya podido poner en servicio con un avión vendido”.

En cuanto a las certificaciones, Taibo Arias señaló ”yo preguntaría, sincera y muy claramente, ¿quién ha certificado el avión?. La respuesta va a ser que nadie. ¿Quién lo va a certificar?. ¿Cuándo lo va a certificar?. Si no, no va a poder volar”, agregando que “aunque estuviera certificado, que no lo está, tendría que ser homologado internacionalmente a través de alguna de las grandes agencias internacionales”. Ex directores de la Aviación Policial del Ministerio del Interior han querido vincular las declaraciones del CEO de Grupo Edefa a la existencia de “estrechos vínculos” con Airbus y Leonardo. Al respecto y de manera rotunda Edefa rechaza las acusaciones de actuar para ese inexistente lobby.

De otro lado, el reportaje, que cuestionó diversos aspectos del contrato, como las ínfimas penalizaciones a pagar por Spetstechnoexport en caso de atraso o incumplimiento y la falta de la denominada Clausula Anticorrupción - dio a conocer el Informe de Control Concurrente N° 025-2019 de la Contraloría General de la Republica del 8 de noviembre, es decir tras la suscripción del contrato, que si bien señala que “no se han advertido situaciones adversas que podrían afectar la continuidad del proceso, el resultado o el logro de los objetivos de la contratación del sector en la modalidad de Estado a Estado”, anota que “el presente informe no es señal de conformidad, por lo que no limita el ejercicio de control posterior a cargo del Sistema Nacional de Control”. Una situación, que podría motivar una exhaustiva investigación.

Una compra convulsa desde sus orígenes

La adquisición del Antonov An-178, como informamos en su momento en defensa.com, se concretó a inicios de agosto de 2018 y se realizó en el marco del Programa de “Reposición del Avión Antonov An-32B – Matrícula PNP-234”– Código SNIP N° 2379484. El Contrato se cifro en 64 millones de dólares y fue suscrito el 23 de octubre por el Director Adjunto de Spetstechnoexport - empresa que forma parte de Ukroboromporm - (Ucrania), Levgen Larin y por el Secretario General del MININTER, Fredy Zelaya Herrera. Fue refrendado, entre otros, con las firmas de la Directora General de la Oficina General de Administración y Finanzas (OGAF), Gissela Maguiña San Yen Man, del Director General de la Oficina de Planificación y Presupuesto, Francisco Carvajal Zuloeta y del Director de Aviación Policial, General PNP Alfredo Vildoso Rojas.

El contrato, sumamente controvertido de acuerdo con diversos especialistas consultados, estipula, en poco más de 200 páginas, la entrega por parte de Spetstechnoexport de un Antonov An-178 nuevo de fábrica, que tendrá un tiempo de servicio útil de 60,000 horas de vuelo, 30,000 vuelos o 30 años de operación, y una garantía técnica de 48 meses de operación o 1,334 horas de vuelo. Si bien es cierto que, a través de varios anexos, brinda una descripción técnica del An-178 - que estará dotado de motores Progress D-436-148FM y APU TA18-100E - y sus performances operacionales, así como de sus diversas configuraciones, manuales de vuelo, operación y mantenimiento, y de los repuestos, equipos de apoyo en tierra y herramientas a ser entregados, hay un detalle que llama poderosamente la atención. En ninguna parte del referido anexo, se detalla la lista de los instrumentos de control y de vuelo, ni de los equipos de aviónica o comunicaciones que dotaran al An-178. Esto demostraría, sin duda alguna, que dichos componentes originales de fabricación rusa serán remplazados por equivalentes de procedencia occidental e incluso china.

Uno de los aspectos más controversiales se refiere a los pagos. De acuerdo con lo establecido ya se adelantó un 30%, unos 19,2 millones de dólares, “mediante una transferencia bancaria directa” – con la debida Carta de Crédito - a la cuenta de Spetstechnoexport. Extrañamente, para el 70% restante se estableció que los pagos serán mediante incrementos a la Carta de Crédito original a medida que se cumplan los plazos del cronograma. Otro, se refiere a las penalidades a pagar por Spetstechnoexport en caso de retraso por un período de uno a dos meses. Se cifra en apenas 5.000 dólares por mes, monto que por decir lo menos es irrisorio. De 3 a 4 meses de retraso, la penalidad se elevaría a 35.000 dólares por mes, y 5 a 12 meses de atraso, sería de 70.000 dólares por mes. Se trata, a entender de diversos especialistas consultados por defensa.com, de sumas que a todas luces favorecen a Spetstechnoexport pues por norma se aplica una penalidad por cada día de retraso que equivale - como máximo - a un 0.10% del valor de contrato. De alcanzar un año de retrasos, el MININTER podría eventualmente solicitar la resolución del contrato. Otras causales serian que ambas partes, mediante un acuerdo coordinado, así lo decidan o que el MININTER incumpla el cronograma de pagos por más de 90 días, lo que daría a Spetstechnoexport la facultad de resolver el contrato unilateralmente sin devolver los pagos recibidos. Finalmente, en el contrato, ni en ninguno de sus anexos, figura una Cláusula Anticorrupción, disposición contractual que garantiza no solo la transparencia sino la integridad de las partes y previene cualquier pago o beneficio irregular.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.