Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los UAV Ricuk y Pisko de la Fuerza Aérea del Perú en acción en la frontera con Ecuador

Tras el cierre total y reforzamiento de la vigilancia en la frontera con el Ecuador, a fin de evitar el ingreso de más casos de Covid-19 al país, la Fuerza Aérea del Perú desplegó en la zona sus aeronaves no tripuladas UAV “Ricuk” y “Pisko”, que monitorean los sectores de Aguas Verdes y La Cruz, así como La Paz, Papayal, Puente y Uña de Gato, a fin de evitar cruces ilegales de personas y vehículos.

Ambos sistemas, que son operados por especialistas del Centro de Investigación y Desarrollo de Proyectos (CIDEP) y de la Dirección de Reconocimiento y Vigilancia Aérea (DIVRA), han obtenido un importante número de imágenes y horas de video, permitiendo un efectivo control de las áreas asignadas.

El mini UAV “Ricuk” (Observador), diseñado y fabricado por el Centro de Investigación y Desarrollo (CIDEP), está conformado por dos naves para Misiones Operacionales Tácticas y otra para Control de Sistemas. Están propulsados por un motor eléctrico de 890 Kw con empuje de 11.000 rpm, tienen un alcance de 15 km, autonomía de 1,2 horas y un techo de vuelo de 400 a 500 m. Dotados de una cámara electróptica de 10x (que capta fotogramas y videos en alta resolución tanto de día como de noche) pueden gracias a un autopiloto Pikhawk volar de forma semi- autónoma, grabar y transmitir la información en tiempo real a 12 km. de su Estación de Control.

Diseñados para ser lanzados a mano y aterrizar en campos no preparados, disponen de un sistema de paracaídas que, ante una emergencia, minimiza los daños colaterales y la reduce la posibilidad de pérdida de la aeronave. Por su parte, el UAV “Pisko” (Ave) es un cuadricóptero de cuatro rotores que tiene una autonomía de 20 a 30 minutos y un alcance efectivo de 4 km. Vuela a unos 250 m. de altura y está dotado con una cámara electróptica de 10x, y puede transmitir información en tiempo real.

Operacional desde mediados de 2019, el UAV “Ricuk” en su etapa experimental acumuló más de 40 horas de vuelo en zonas de costa, sierra y selva, mismos que permitieron demostrar sus capacidades operacionales en diversos escenarios.  Tomaron parte, entre otros, en el Entrenamiento de Capacidades Operacionales Disimilares – ECODEX VII en bases de la región oriente, incluyendo zonas tan distantes como las localidades de El Estrecho, Caballococha y Gueipi (Loreto), desde donde se pudo transmitir en tiempo real las imágenes captadas por el sensor de la plataforma hacia el puesto de comando de la Fuerza Aérea.

Además, los UAV Ricuk participaron en Operaciones de Vigilancia y Control del Espacio Aéreo en la Región de Madre de Dios (donde obtuvieron imágenes que permitirán no solo establecer niveles de afectación al medio ambiente y la biodiversidad, así como zonas vulnerables a desastres naturales, sino que servirán para la lucha contra la tala ilegal de madera, minería ilegal y tráfico ilícito de drogas, así como para la detección de invasión de reservas y áreas protegidas) y en el simulacro que se llevó a cabo en el Distrito de San Cristóbal de Calacoa (Moquegua), que contempló operaciones de evacuación, búsqueda y rescate en las inmediaciones del Volcán Ticsani. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima).

Fotografía: Mini UAV "Ricuk" (Observador).

Mini UAV "Pisko" (Ave).

Imagen captada por los Mini UAV "Ricuk" y "Pisko" en la frontera con Ecuador.

Imagen captada por los Mini UAV "Ricuk" y "Pisko" en la frontera con Ecuador.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.