Sábado, 1 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Perú anuncia 39 mil millones de dólares para material de defensa y el cierre de la Agencia de Compras

Avión de transporte Leonardo C-27J Spartan.
En el curso de una entrevista para deslindar la denuncia en su contra por el mal uso de recursos de la denominada “caja chica”, el Ministro de Defensa del Perú, José Gavidia Arrascue, sorprendió a propios y extraños al señalar que en el marco del Plan Estratégico de las Fuerzas Armadas al 2050, aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional, se contempla una inversión de 39 mil millones de dólares, para la adquisición de material de defensa nuevo y que ha ordenado el cierre de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA).

Las declaraciones de Gavidia Arrascue en relación a las adquisiciones de material de defensa deben ser tomadas con cierta suspicacia, pues parecen no estar acordes con la realidad si consideramos que el Presupuesto de Defensa del Perú, considerado no solo como uno de los más bajos de su historia sino de la región, se cifra en apenas 1.707 millones de dólares, monto que representa una reducción del orden del 17,5%, unos 361 millones, en comparación al año anterior.

Reducción que, aunada a la falta de una oportuna decisión política, genero una nueva disminución de las capacidades operacionales de las Fuerzas Armadas y, por ende, su capacidad disuasiva. Gavidia Arrascue no brindo mayores detalles, limitándose a señalar que se buscara, en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), una fórmula de financiamiento, la cual podría concretarse vía una Ley de Canon Minero e incluso, al menos eso se entendió, gravando las exportaciones.

De otro lado, Gavidia Arrascue dio a conocer que este año, con cargo al Fondo de Defensa Nacional (Programa Escudo I), se adquirirá, entre otros, un Patrullero Oceánico – OPV para la Marina de Guerra (Programa de “Ampliación de la Capacidad de realizar Operaciones Guardacostas de Superficie con Patrulleras Tipo OPV en el Dominio Marítimo y Área de Responsabilidad SAR”) y un número no revelado de Vehículos Blindados 8x8 para el Ejercito del Perú.

La Fuerza Aérea prevé, en el mismo periodo, la adquisición de dos aviones de transporte, probablemente Leonardo C-27J Spartan (Programa de “Recuperación de la Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz con Aeronaves de Mediano Alcance y Mediana Capacidad de Carga”) , y 12 helicópteros utilitarios ligeros (Programa de “Recuperación de la Capacidad Operativa para el Soporte de las Operaciones de Búsqueda, Asistencia y Salvamento – SAR”). En esta última, las opciones, de momento, incluyen al Airbus H145M, al Bell 412 y al Leonardo AW139. De cara al 2023-2024, se implementará el Programa Escudo II, mismo que dispondrá de unos 1,000 millones de dólares.

En relación al cierre de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA), algo sumamente preocupante, Gavidia Arrascue, no dio sustento alguno sobre la medida ni cuando se haría efectiva, indicando tan solo que  “las compras tienen que hacerlas los institutos, ellos son los expertos".

La ACFFAA, es importante anotarlo, es  un ente adscrito al Ministerio de Defensa que se encarga, desde enero de 2014, de elaborar el Plan Estratégico de Compras y el Plan Anual de Contrataciones del Sector Defensa, organizar y ejecutar en sus diferentes etapas los procesos de contratación de bienes, servicios, obras y consultorías tanto en el mercado nacional como en el extranjero, formular las Directivas y Manuales para los procesos de contratación, desarrollar estrategias de apoyo logístico, elaborar y actualizar las fichas técnicas homogeneizadas y estandarizadas de los bienes y servicios objeto de las contrataciones del sector defensa, promover la innovación tecnológica (Programa de Compensaciones Industriales y Sociales – OFFSET) y la investigación científica, así  como suscribir convenios de cooperación.

Su cierre implicaría, en primer lugar, la derogatoria de la norma de creación y modificar la estructura orgánica del MINDEF, es decir su Ley Orgánica, la cual debería ser aprobada por el Congreso de la Republica. Además, dado que no habría marco legal, se tendrían que emitir nuevas directivas de compras al extranjero y redactar los respectivos manuales.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.