¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 12 de julio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ministerio del Interior del Perú trabaja en la fórmula legal de anular el contrato del Antonov An-178

El prototipo del Antonov An-178-100R (número de serie 001) en su "roll out" el 28 de diciembre de 2021.
El prototipo del Antonov An-178-100R (número de serie 001) en su "roll out" el 28 de diciembre de 2021.

El 23 de octubre, se incumplía el plazo de un año adicional para la entrega del Antonov An-178 adquirido por el Ministerio del Interior del Perú (MININTER) vía un contrato con la ucraniana Spetstechnoexport, suscrito en 2019, por un monto de 64 millones de dólares.

El incumplimiento en este plazo, como informamos previamente en defensa.com, configuraría la causal para resolver el contrato, fórmula legal en la que trabaja ya Interior. No se descarta, que Spetstechnoexport – que insiste en que se les pague al menos unos 48 millones de dólares - recurra conforme a lo dispuesto en el numeral 17.2 del contrato y recurra al arbitraje internacional e incluso demande al estado peruano.

Más allá de la situación actual provocada por la guerra en Ucrania, con la consecuente paralización de la factoría Antonov, desde un inicio, el contrato fue cuestionado de forma y fondo por las irregularidades detectadas, pues, entre otros aspectos, no se detallaba la lista de los instrumentos de control y de vuelo, ni de los equipos de aviónica o comunicaciones a ser instalados en el An-178, pues los componentes originales, de fabricación rusa, habían de ser remplazados por equivalentes de procedencia occidental e incluso china.

Mas grave aún, en ese momento el An-178 era, y sigue siendo, tan solo un  prototipo que, a pesar de haber realizado su primer vuelo el 7 de mayo de 2015, no había logrado completar los necesarios procesos de certificación, tanto ucranianos como internacionales, y a que ninguna de las cartas de intención o contratos anunciados se habían concretado, lo que dio al Perú el dudoso título de ser el primer cliente de exportación de esta aeronave.

De acuerdo al contrato, Spetstechnoexport debió cumplir con la presentación de las cartas fianza y la garantía de fiel cumplimiento para que el MININTER pudiera realizar los respectivos pagos. Ello nunca ocurrió, por tanto, el Perú no realizo ningún desembolso. La entrega del Antonov An-178 - número de serie 006 - debió concretarse en un plazo de 24 meses, es decir el 23 de octubre de 2021. Ello tampoco ocurrió. Aun así, el MININTER otorgo a la empresa ucraniana un plazo adicional de un año “con aplicación de penalidades” para la entrega.

Algo verdaderamente sorprendente, pues cualquier contrato internacional, la no presentación de las cartas fianza y garantías es causal para declararlo nulo. Aquí la pregunta se cae de madura, ¿cómo pretendía el MININTER cobrar las penalidades si Spetstechnoexport nunca cumplió con la presentación de ninguna de las cartas fianza ni tampoco con la garantía de fiel cumplimiento? 

No esta de más recordar que Spetstechnoexport debía pagar en caso de retraso o incumplimiento, la irrisoria de 5.000 dólares por mes. De 3 a 4 meses de retraso, la penalidad se elevaría a 35.000 dólares por mes, y 5 a 12 meses de atraso, sería de 70.000 dólares por mes. A todas luces, montos que favorecían abiertamente a la empresa ucraniana, pues por norma se aplica una penalidad por cada día de retraso que equivale - como máximo - a un 0,10 % del valor de contrato y que de alcanzar un monto equivalente al 10 % en penalidades se procede a la cancelación del contrato.

En un vano intento de salvar la situación, Spetstechnoexport propuso ampliar el plazo para la entrega del An-178 de 24 a 48 meses, modificar el calendario de pagos - con un pago inicial del 75 % del valor del avión - y extender el plazo de vigencia de la carta de crédito abierta por el MININTER en el Banco de la Nación de 36 a 60 meses[1]. Esto fue rechazado por el MININTER que, como informamos en defensa.com en junio pasado, señalo que “estas modificaciones son inaceptables, pues serían perjudiciales para el Estado y generaría como riesgo que no se cuente con el avión en la fecha ampliada. Incluso, nada garantiza su cumplimiento en dos años más y que “todas las controversias que deriven del presente contrato o que guarden relación con éste, incluida la competencia arbitral, serán resueltas a través de la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC)”.

Al respecto de este tema, defensa.com cursó al Ministro del Interior, Willy Huerta Oliva, así como al Secretario General, Walter Maguiña Quinde y al Jefe del Gabinete de Asesores, José Gómez Reina una serie de preguntas en torno a la situación del contrato con Spetstechnoexport y cuáles serían las medidas que se tomarían, no recibiendo ninguna respuesta.

Finalmente, anotamos que la adquisición del An-178 – que se enmarcó en el Programa de “Reposición del Avión Antonov An-32B – Matrícula PNP-234”– Código SNIP N° 2379484 - se encuentra en etapa de investigación ante el Quinto Despacho de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, que viene investigando a “los que resulten responsables” por la presunta Comisión del Delito contra la Administración Pública, en la modalidad de Negociación Incompatible, en agravio del Estado.

El fuselaje del An-178-100 (número de serie 006) contratado por Perú, y que debió ser entregado en primera instancia el 24 de octubre de 2021. Su paradero actual es desconocido.

El Antonov An-178

El Antonov An-178 bien puede considerarse un avión “problemático”. Desde un inicio, se evidenciaron diversos problemas, principalmente de certificación e incluso de diseño. Ya en agosto de 2021, el entonces Director de Antonov JSC, Sergey Bychkov admitió que el prototipo del An-178, tras realizarse el cambio de los componentes, accesorios y partes de origen ruso, realizaría  sus vuelos de prueba en 2022. Declaraciones que confirmaron las que diera al respecto el Director de los Programas de Antonov An-148,  An-158 y An-178, Viktor Kazurov unos meses antes, quien además indicó que la certificación se obtendría, como mínimo,  a finales de 2023.

En ese orden de cosas, a medida que corría el tiempo, Antonov JSC se concentraba en someter al prototipo del An-178 -  que realizó su primer vuelo el 7 de mayo de 2015 y no volaba desde junio de 2020 -  a una extensa serie de modificaciones estructurales y al cambio de todos los componentes, accesorios y partes de origen ruso. La fabricación del An-178 para el Perú  - que en octubre de 2021 registraba un avance de apenas 30% - se detuvo, pues Spetstechnoexport alegaba que el contrato era válido, pero que estaba retrasado “por falta de financiamiento del cliente”, optándose por avanzar en la construcción de los fuselajes de los 3 An-178 contratados por el Ministerio de Defensa de Ucrania en diciembre de 2020 vía una inversión aproximada de 110 millones de dólares.

Tras culminar el proceso de cambio de componentes, accesorios y partes, el 28 de diciembre de 2021 se realizó el roll out del “primer” Antonov An-178-100R (número de serie 001), destinado a realizar los correspondientes vuelos de prueba y certificación, indispensables para continuar la construcción de las demás naves de la serie, incluida la destinada al Perú.

Ese día se pudo observar al prototipo del An-178-100R dotado con una sonda, de color naranja, para la obtención de los parámetros de vuelo requeridos para validar y certificar los nuevos componentes y equipos de abordo. Así mismo, se apreciaron los fuselajes, con relativamente escaso avance de fabricación, de los An-178-100R con número de serie 007 y 008, que forman parte del lote de tres contratados por el Ministerio de Defensa de Ucrania. Del An-178-100 (número de serie 006) contratado por el MININTER, y que debió ser entregado el 24 de octubre de 2021, ni rastro. Su paradero es desconocido.

Para complicar más las cosas, antes de iniciar los vuelos de prueba y certificación, Antonov JSC debía renovar la matricula UR-EXP del An-178, que le fue retirada en febrero de 2021 por la Administración Estatal de Aviación de Ucrania, entidad que, durante los dos años anteriores, no tuvo acceso a la nave para comprobar, ni presencial ni documentariamente, si estaba en condiciones de operar cumpliendo con la normativa vigente.

La exclusión del Registro de Aeronaves Civiles, que implicó el retiro inmediato del Certificado de Aeronavegabilidad, documento indispensable para realizar un vuelo, se aplicó por la misma razón a los prototipos de los An-132D (UR-EXK) y An-158 (UR-EXJ). De acuerdo con diversas informaciones, la matricula no fue renovada. Los vuelos de prueba y certificación, como es evidente, nunca llegarían a realizarse debido a la invasión rusa y el inicio de la guerra en Ucrania.

[1] Emitida por el Banco de la Nación el 14 de febrero de 2020. Tiene una vigencia de 36 meses, que vencerán el 15 de febrero de 2023. La propuesta de Spetstechnoexport planteaba una ampliación a 60 meses, que vencerían el 15 de febrero de 2025.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.