Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fiscalía peruana archiva definitivamente la investigación sobre la adquisición de los C-27J Spartan

La Fiscal Superior, Milagros Mora Balarezo, titular de la 4ª Fiscalía Provincial Corporativa, especializada en delitos de corrupción de funcionarios, declaró infundado el “Recurso de Elevación de Actuados” interpuesto por la Procuraduría Publica a cargo de los Asunto Judiciales de la Contraloría General de la Republica y confirmó la Disposición N° 06-2018 del 28 de mayo pasado – expedida por el Primer Despacho de la 2ª Fiscalía - que dispuso “no formalizar ni continuar con la investigación preparatoria” en relación a la   adquisición de los 4 aviones  de transporte medio Leonardo C-27J Spartan de la Fuerza Aérea del Perú. Por tanto, de acuerdo a la legislación vigente, la investigación queda archivada definitivamente.

De acuerdo a información recabada por defensa.com, en la Disposición N° 06-2018 se señala, entre otros, que “no existen elementos de convicción que acrediten que los funcionarios que participaron en los actos preparatorios, así como en el desarrollo del proceso de contratación tuvieran algún contacto o acuerdo clandestino con alguna persona vinculada a la empresa Alenia-Aermacchi (actualmente Leonardo) u otra persona natural o jurídica interesada en la contratación, ni que hayan orientado el desarrollo de sus actividades funcionales a favorecer indebidamente a la empresa adjudicada con la buena pro”. En relación a los requerimientos operativos supuestamente modificados, se indica que el Comité Técnico Operacional (CETO) elaboró la RTM 43 de potencia de motor “manteniendo el criterio del Grupo Aéreo N° 8 de 4,500 HP o superior”, y que en la RTM 49 de altura de la cabina de carga “se reiteró el criterio mínimo del Grupo Aéreo N° 8 de 40m de volumen y, sobre la base de experiencia de sus miembros y las necesidades de la Fuerza aérea en el transporte de personal y material, lo complemento con parámetros de altura de 2,10 m. a más, y ancho de 1,90 m” y que “nunca se consideró una altura de cabina de carga de 1,90 m”.

La Fuerza Aérea del Perú adquirió, en el marco del Programa de “Recuperación de Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz con Aeronaves de Mediano alcance y Mediana Capacidad de Carga”, 4 Aviones de Transporte Medio C-27J Spartan mediante dos contratos: uno suscrito en noviembre de 2013 por un monto de 121,9 millones de dólares y otro a fines de 2014 por 119,4 millones de dólares. El Programa de Compensaciones Sociales e Industriales (Offset) asociado incluyó, no solo un Programa de Adiestramiento de Pilotos y Personal Técnico, también la implementación de un Sistema de Entrenamiento de Mantenimiento y un Centro de Diagnóstico Electrónico para el Servicio de Electrónica (SELEC).

El primer aparato, matrícula FAP 328, se incorporó en marzo de 2015. El segundo, matrícula FAP 329, en junio y el tercero, matrícula FAP 330, en diciembre de 2015. El ultimo, matrícula FAP 332, arribó en diciembre de 2017. Ante los buenos resultados del C-27J Spartan, – que operan a órdenes del Grupo Aéreo Nº 8 y remplazan paulatinamente a los Antonov An-32B Cline en las Misiones de transporte y de Acción Cívica, así como en las operaciones contra el tráfico ilícito de drogas, minería ilegal y contrasubversivas en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM)- la Fuerza Aérea prevé, dependiendo de la asignación presupuestal, adquirir 2 aparatos más en 2019. Más adelante, para completar los requerimientos operacionales de transporte, se adquirirán otros 6 C-27J.

Los 4 Aviones de Transporte medio Leonardo C-27J Spartan de la Fuerza Aérea del Perú han realizado, desde la incorporación de la primera aeronave en marzo de 2015 a la fecha, unas 4.830 horas de vuelo y se encuentran plenamente operativos, en gran medida – como informamos previamente - gracias al Contrato de Soporte Logístico Integral con “stock cero” por 25,9 millones de dólares suscrito con Leonardo SPA en 2016. Este sistema, de carácter multianual, permite una relación directa con el fabricante (que da la correspondiente garantía técnica), garantiza un flujo constante de repuestos y partes originales, cubre el 100% del mantenimiento programado y no programado, genera una reducción sustancial del tiempo de atención y suministro (estimado en 20 días aproximadamente), y brinda asistencia técnica. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.