Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Fiscalía intervine la sede de la Dirección General de Logística de la Fuerza Aérea del Perú

Partiendo de una denuncia anónima e ignorando, sorprendentemente, lo que el Programa de Soporte Logístico Integral comprende, la 1ra. Fiscalía Provincial Corporativa especializada en delitos de corrupción de funcionarios, apoyada por efectivos de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (DIVIAC), allanó, en el marco de una investigación por “presuntos actos de corrupción” en el Soporte Logístico de los DHC-6-400 Twin Otter y C-27J Spartan,  la sede de la Dirección General de Logística de la Fuerza Aérea (DIGLO).

Una inaudita actuación a la luz de las evidencias, en que, además, fueron intervenidos, entre otros, el domicilio del Teniente General (r) Raúl Hoyos de Vinatea, así como los de Boris de la Piedra Elías y Santiago de la Piedra Portela, quienes se desempeñan, respectivamente, como Director y Gerente General de la empresa Aeroconsult S.A.

La investigación, que parte de una  denuncia anónima, se centra en que en 2016 el Teniente General Hoyos de Vinatea, que por entonces se desempeñaba como Director General de Logistica, habría “favorecido irregularmente” a Viking Air Ltd. (Canadá) y a Leonardo SPA (Italia), en colusión con Aeroconsult S.A, empresa que las representa en el Perú. Es decir, se “favoreció” a los fabricantes de las aeronaves.

Al respecto, diversos especialistas consultados por defensa.com, coinciden en señalar que la 1ra. Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, con evidente desconocimiento del tema, no toma en cuenta que las flotas de Viking DHC-6-400 Twin Otter y Leonardo C-27J Spartan de la Fuerza Aérea del Perú operan en muy buena parte en virtud de la aplicación del Programa de Soporte Logístico Integral con “stock cero”,  que permite una relación directa con el fabricante (evitando así a terceros y a proveedores de dudosa reputación) garantiza un flujo constante de repuestos, componentes y partes originales, cubre el 100% del mantenimiento programado y no programado, genera una reducción sustancial del tiempo de atención y suministro, estimado en 20 días aproximadamente, y brinda asistencia técnica. Más aun, en ningún momento, a diferencia de otras investigaciones, el fiscal a cargo solicito a la Fuerza Aérea o al MINDEF la documentación del caso.

Actualmente, los 12 Viking DHC-6-400 operados por el Grupo Aéreo N° 42 (Iquitos) sobrepasaron las 29.500 horas de vuelo. De estas, unas 600 horas corresponden al Programa PIAS Aéreas - implementado en 2018 vía un Convenio de Cooperación Interinstitucional suscrito por el Ministro de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) -  mediante el cual los DHC-6-400 se encargan de trasladar los programas de salud, nutrición, educación y seguridad y protección del medio ambiente en la Región Amazónica.

La Fuerza Aérea adquirió los DHC-6-400, vía la Corporación Canadiense de Comercio, a Viking Air Ltd. (Canadá) a fines de 2010 por un monto aproximado de 67 millones de dólares. De acuerdo a los términos del contrato, el primer aparato, matrícula FAP 301, fue entregado en junio de 2011. A esta le siguieron dos entre abril y octubre de 2012, y dos más entre abril y agosto de 2013. Los restantes arribarían al Perú entre febrero y diciembre de 2014. En 2016, a fin de optimizar los procesos de mantenimiento y recuperar índices de operatividad, se suscribió un contrato por 12,5 millones de dólares con Viking Air Ltd. a fin de implementar el Programa de Soporte Logístico Integral para los DHC-6-400, el cual garantizo, desde su aplicación práctica en julio de ese año, un promedio de 3,600 horas de vuelo. En julio del año pasado, dados los buenos resultados - en especial el índice de operatividad de entre 87 y 90% de la flota DHC-6-400, considerado óptimo para los estándares actuales - la Fuerza Aérea, vía  la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA), renovó  el Programa PBL con Viking Air Ltd. con un contrato por 11,3 millones de dólares que cubrirá el periodo 2020-2025.

Por su parte, los 4 Leonardo C-27J Spartan operados por el Grupo Aéreo N° 8, asentado en la Base Aérea “Mayor General Armando Revoredo Iglesias” (ubicada a un lado del Aeropuerto Internacional “Jorge Chávez”) registran casi 8,000 horas de vuelo. El Programa PBL con Leonardo SPA se valoró en 25,9 millones de dólares, entro en vigencia en julio de 2016 y regirá hasta mediados de 2021. 

Los C-27J Spartan fueron adquiridos vía dos contratos: uno suscrito en noviembre de 2013 por un monto de 121,9 millones de dólares y otro a fines de 2014 por 119,4 millones de dólares. El primer aparato, matrícula FAP 328, se incorporó 15 de marzo de 2015. El segundo, matrícula FAP 329, se incorporó el 11 de junio y el tercero, matrícula FAP 330, el 13 de diciembre de 2015. El ultimo, matrícula FAP 332, arribo el 7 diciembre de 2017. El Programa de Compensaciones Industriales y Sociales (Offset) asociado incluyo no solo un Programa de Adiestramiento de Pilotos y Personal Técnico sino la implementación del denominado “Centro de Excelencia para el Diagnóstico Electrónico de Sistemas de Aviónica”. Dicho centro, diseñado para “lograr en forma progresiva un alto grado de independencia tecnológica que permita prolongar la vida útil y el tiempo de servicio de los sistemas electrónicos de la Fuerza Aérea”, logro en su fase inicial - periodo comprendido entre agosto de 2015 y octubre de 2019 - realizar unas 50 reparaciones, logrando un ahorro estimado en 99%. Estas capacidades, permitieron al SELEC realizar, por ejemplo, la reparación de la EDCU (Engine Data Concentrator Unit ) de uno de L-100-20 Hércules del Grupo Aéreo N° 8 y de unos unos 100 respiradores artificiales del Ministerio de Salud (MINSA) y de ESsalud.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.