Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fiscalía archiva la indagación en torno a la adquisición del Satélite Perú-SAT1

La 1ª Fiscalía Provincial Corporativa, especializada en delitos de corrupción de funcionarios, decidió “no formalizar ni continuar con la indagación preliminar” en relación con la adquisición del Satélite de Observación de la Tierra Peru-SAT1. La investigación fiscal, que tomó aproximadamente dos años y partió de una denuncia periodística, afectó a Jakke Valakivi Álvarez y al Mayor General FAP Carlos Rodríguez Pajares, quienes se desempeñaron, respectivamente, como Viceministro de Recursos para la Defensa y Jefe Institucional de la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CONIDA), así como a los Tenientes Generales FAP Dante Arévalo Abate y Javier Ramírez Guillen.

De acuerdo a información recabada por defensa.com, la Fiscal Rosario Quico Palomino emitió la Disposición N° 10-2018 donde señala, entre otros aspectos, que Valakivi Álvarez y el Mayor General Rodríguez Pajares “actuaron dentro de su marco funcional, atendiendo a que la contratación se dio bajo la modalidad de gobierno a gobierno y que su adquisición se dio conforme a la normatividad vigente”. Además, determina que los Tenientes Generales Arévalo Abate y Ramírez Guillen “no participaron en el proceso de adquisición del sistema satelital”. En ese marco, “se descarta las irregularidades por el seguimiento del proceso por proveedor único” los presuntos actos de direccionamiento tras la emisión de la Directiva de Compras de CONIDA. En cuanto al supuesto incumplimiento del contrato por parte de Airbus Defense & Space se precisa que el mismo fue suscrito el 24 de abril de 2014, entrando en vigor el 21 de octubre de ese mismo año, por lo que concluye que los plazos señalados por los denunciantes “no se ajustan a lo real”. Del mismo modo, indica que- tras analizar la documentación recabada e informes emitidos por la autoridad a cargo del proyecto – que no existen cuestionamientos referidos a la ejecución, garantías y penalidades.

Finalmente, la Fiscal Quico Palomino indica “que las irregularidades denunciadas sustentadas en el cambio de la resolución del satélite y de las condiciones de transferencia de tecnología se sustentan en apreciaciones subjetivas de los beneficios y/o perdidas que se podrían haber presentado con los que fueron presentados en los requerimientos con los que finalmente se llevó a cabo el proceso de adquisición” y que “el cambio de la resolución métrica encuentra asidero en los requerimientos realizados por varias entidades, lo que además fue sujeto de evaluación por las autoridades competentes, al tratarse de un proyecto multisectorial”.

El contrato de adquisición del Perú-SAT1, enmarcado en el Programa de Desarrollo e Implementación del Centro Nacional de Operaciones e Imágenes Satelitales (CNOIS), valorado en 210 millones de dolares, se suscribió el 24 de abril de 2014. Fue lanzado y puesto en órbita el 15 de septiembre de 2016 desde el Puerto Espacial de Kourou (Guyana Francesa). El Peru-SAT1, con una vida útil proyectada de 10 años, tiene un peso de 400 kg. y una velocidad de desplazamiento de 7.5 km/s, y realiza de 2 a 4 orbitas diarias a una altura de 702.5 km. Tiene una resolución de 0.7 m. y puede adquirir diariamente 63,000 km. El Programa de Compensaciones Sociales e Industriales (Offset) comprendió la construcción del CNOIS, ubicado en Punta Lobos (48 km. al Sur de Lima) y un Programa de Capacitación y Transferencia de Tecnología llave en mano, dirigido a ingenieros y técnicos peruanos, que abarcó desde el conocimiento avanzado de tecnologías espaciales, la operación del satélite y el desarrollo de aplicaciones adaptadas para el tratamiento de imágenes, así como el suministro de imágenes captadas por los satélites ópticos y de radar de Airbus Defense and Space, como los Pléiades 1A y 1B, Spot 6 y 7, Tandem X y TerraSAR.

El Perú-SAT1 ya cubrió la inversión inicial con los servicios de imágenes que brinda a ministerios, instituciones y gobiernos regionales y locales. La cuantificación del retorno de la inversión se basó en identificar los beneficios obtenidos hasta la fecha y realizar su valorización, identificándose beneficios en dos rubros: la producción de un archivo de imágenes, y la entrega gratuita de las mismas a diversas instituciones públicas para sus diversas tareas, lo que representa un significativo ahorro al Estado peruano.

Actualmente, CONIDA dispone de 123.437  imágenes del Perú y del mundo. Dichas imágenes son utilizadas por la Fiscalía de la Nación en la detección de irregularidades en obras publicas, el Ministerio Publico en la lucha contra los delitos ambientales, y la Policía Nacional en la verificación de información de inteligencia ante los delitos relacionados al Tráfico Ilícito de Drogas (TID). Además, CONIDA brinda acceso, entre otros, a los Gobiernos Regionales, al Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), al Instituto Geográfico Nacional (IGN) y al Instituto Geofísico, Minero y Metalurgico (INGEMMET), asicomo a la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales, a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y al Programa Sierra y Selva Exportadora. Más recientemente, el Peru-SAT1 fue de suma utilidad en el “Estudio y Análisis de Deslizamientos de Tierra en el Valle de Vitor” (Arequipa), el “Monitoreo de Deformaciones en la Zona del Volcán Ubinas” (Moquegua) y el “Estudio de Determinación de las Zonas Probables para la Misa del Papa Francisco I”, que permitió elegir a la Base Aérea de “Las Palmas” como el lugar más adecuado. (defensa.com).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.