Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El sistema judicial que favorece en México a los narcos y hunde la moral de los militares

Los errores cometidos por funcionarios del sistema judicial mexicano han sido la clave para que las detenciones más importantes de capos de la droga hayan fracasado, echando por tierra el esfuerzo de centenares de soldados, marinos y policías empeñados en combatir a la delincuencia organizada. Así lo ha manifestado el secretario de la Defensa Nacional de México (SEDENA), el general Luis Cresencio Sandoval González, que también ha reconocido que, en ocasiones, el crimen organizado amenaza de muerte a jueces y funcionarios judiciales para obligarlos a fallar en su favor. Así, estos mismos servidores públicos toman decisiones contrarias a la ley y a la justicia y terminan apoyando a los infractores.

Esta situación provoca desmoralización entre las tropas que cumplen misiones todos los días y exponen sus vidas frente al crimen organizado, señaló en entrevista el general Sandoval a un diario nacional, en la que aseguró que en las acciones militares existe un irrestricto respeto a los derechos humanos, que el combate al narcotráfico, si bien es encabezado por el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina, no debe ser exclusivo de éstas.

Reconoció, además, que en el noreste del país, en Tamaulipas, cuando fue comandante de zona, no confiaban en las fuerzas federales civiles o en las policías locales para llevar a cabo operativos conjuntos en los que los militares no tenían las funciones ni las herramientas jurídicas que les han dado en los últimos años.

En este contexto, el general Sandoval dijo en la entrevista que en los años en que las tropas operaron sin un marco jurídico que las protegiera se actuó siempre bajo riesgo en cada despliegue militar. Todo esto cambió en la actual administración, cuando se publicó el Acuerdo presidencial del 11 de mayo en el que se dispuso el regreso de las tropas a la calle por un lapso de cinco años, en apoyo a la seguridad pública y con facultades más amplias y precisas para actuar en el ámbito de la seguridad pública, indicó el secretario de la Defensa.

El titular de la SEDENA lamentó que un sector de la sociedad mexicana insista en el tema de la militarización del país, se oponga a ella mediante instrumentos jurídicos y no vea que la presencia del Ejército se ha dado en diversas formas y momentos a lo largo de la historia reciente del país.

Recordó la negativa de los senadores mexicanos a la incorporación de tropas cuando acudió a su recinto para exponer los términos en los que se daría la llegada de policías militares como pie veterano de la Guardia Nacional, corporación integrada por elementos de la Policía Militar, de la Policía Naval y de algunos efectivos de la disuelta Policía Federal.

Para revertir las críticas sobre este punto, el general Sandoval les dijo a los senadores que la disciplina y la experiencia en labores de seguridad por parte de los militares que formarían la primera generación de guardias nacionales sería una de las mejores garantías del éxito de esa corporación, y reiteró que enviar tropas a la Guardia no era sinónimo de militarización.

Agregó que la ciudadanía ha mostrado siempre un apoyo total a sus fuerzas armadas y dejó en claro que los militares no pueden trabajar ni sacar adelante la agenda de la seguridad en el país si no se cuenta en la estrategia con la presencia y participación de los cuerpos policiacos de cada estado.

En la entrevista se le preguntó al secretario cómo logró cambiar la visión que tenía el presidente Andrés Manuel López Obrador acerca del Ejército, al que calificaba como represor y violador de derechos humanos. Sandoval dijo que para atender esta situación, le hicieron llegar al presidente información suficiente y precisa para que conociera lo que son las Fuerzas Armadas.

En menos de dos meses la visión y el entendimiento de Obrador dieron un giro radical acerca de lo que son el Ejército y la Fuerza Aérea mexicanos, tanto así que no solo mantuvo intocado el presupuesto militar para el 2020, sino que les encomendó nuevas misiones de largo aliento, como la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), de un tramo del mega proyecto del Tren Maya y otras obras en distintos puntos del país.

Incluso resolvió parte del problema del financiamiento castrense al ordenar que se creara una empresa desde la cual se llevará el control de la administración de AIFA, para que las ganancias generadas por la terminal aérea sean utilizadas en proyectos de la SEDENA. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.