Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Por “seguridad nacional”, el gobierno mexicano ocultará información sobre el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles

Para evitar probables atentados y amenazas a las obras de construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) que se edifica desde octubre de 2019 en los terrenos de la Base Aérea Militar de Santa Lucía, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador decidió resguardar durante cinco años cualquier información relativa a la viabilidad de esa terminal aérea.

La Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), creada en 2020 y que encabeza el general Carlos Antonio Rodríguez Munguía, ex comandante de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), fue requerida vía la ley de transparencia informativa para proporcionar copia de los Anexos Técnicos con los estudios de aeronavegabilidad, planes de inversión y otros documentos contenidos en el título de concesión entregado a la empresa que controlará al AIFA y que a su vez es manejada por militares con licencia.

La empresa, denominada “Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, S.A. (AIFA S.A.)”, recibió el pasado 15 de octubre el título de concesión para operar como una entidad comercial. AIFA S.A. es dirigida por el ahora general de División René Trujillo Miranda, ex director del Banco del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjército), quien acaba de ser ascendido hace unos días al grado máximo en el escalafón de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

Un diario de circulación nacional especializado en economía y finanzas le solicitó a la empresa AIFA S.A. los datos mencionados, a lo que esa instancia contestó de manera negativa, reservando los datos por un lapso de cinco años.

“Es importante mencionar que, al tratarse de una obra de infraestructura de carácter estratégico y prioritario para el Estado, proporcionar a un tercero la información del expediente, pudiera posibilitar un sabotaje para materializar el mismo y poner en riesgo su construcción posibilitando un impacto debilitador para la seguridad nacional”, indicó la empresa controlada por el Ejército Mexicano.

La petición de información se da en el contexto de diversas investigaciones periodísticas de medios nacionales en las que se ha cuestionado que al AIFA no cuenta aún con todos los estudios de aeronavegabilidad contratados con empresas como NavBlue, filial de Airbus.

Otros datos que se le pidieron al AIFA y que la AFAC negó son los de inversión y planes financieros para hacer de la terminal aérea un ente redituable, sin pérdidas o bien con planes alternos en caso de alguna contingencia o escenarios financieros adversos en el corto y mediano plazos.

La concesión otorgada al AIFA el 15 de octubre por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) es por un término de 50 años, pero se puede prorrogar por tiempo indefinido.  (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.