Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

A reparación mayor seis helicópteros Mi-17 de la Marina de México

La Marina de México ha lanzado una invitación a empresas nacionales e internacionales para someter a seis de sus helicópteros rusos Mi-17 a mantenimiento mayor a fin de conservar operable a esta parte fundamental de su flota aeronaval. Los aparatos que serán sometidos a mantenimiento son los helicópteros ANX-2200, ANX-2201, ANX-2202, ANX-2221, ANX-2225 y ANX-2226, que forman parte de la flota aeronaval de la Armada de México integrada por 140 aparatos (75 de ala fija y 65 de ala móvil).

Para mantener a punto y operables a los helos rusos, la Marina invertirá algo más de un millón de dólares, con los que cubrirá los 39 servicios que necesitan los aparatos más numerosos en la flota aeronaval mexicana. Los Mi-17 que serán sometidos a mantenimiento mayor pertenecen a la flota de 21 aeronaves de ala rotativa de fabricación rusa con las que cuenta la Marina de México, además de otros escuadrones de helicópteros UH-60M, Schweizer y H-225M aeronavales.

De acuerdo con la invitación internacional, la Marina solicita 39 servicios de mantenimiento para los aparatos Mi-17, para lo cual convocó a 12 compañías especializadas a concursar por el mantenimiento de los helicópteros. Las empresas fueron:

Aviahelp Sociedad Limitada.

Beel-Koos S.A. de C.V.

Csirus S.A.P.I de C.V.

Foncar S.A. de C.V.

Gler Dealers S.A. de C.V.

Industrias de Defensa Especializada México, S.A. de C.V.

La Sociedad Anónima “Sociedad de Reparación de Material de Aviación de San Petersburgo”.

Northstar Suppliers S.A. de C.V.

Pac Aviation International, INC.

Talleres Generales de Aeronáutica, S.A de C.V.

Texas Air Parts International, LTD.

Tristar Aviation Company.

Las proposiciones económicas presentadas variaron entre los 509. 404 dólares y los 3,3 millones de dólares y al final la Marina repartió entre tres empresas las 39 partidas a cubrir. Las ganadoras fueron Aviahelp SL, con 296.887 dólares, la Sociedad Anónima de Reparación de Material de Aviación de San Petersburgo, con 516.500 dólares y Pac Aviation International, INC, con 226.700 dólares.

El mantenimiento a los helicópteros rusos Mi-17 se da luego de que la Marina sufrió en un año dos pérdidas significativas de este tipo de aeronaves.  El 20 de octubre de 2018 un Mi-17 que efectuaba una misión de persecución y disuasión de pesca ilegal de la totoaba, cayó al mar frente a las costas de San Felipe, en Baja California Sur, con una decena de tripulantes. Uno de ellos, el teniente José Mateo Cabrera, no logró salir del aparato cuya caída fue grabada por los mismos pescadores ilegales.

Fueron ellos quienes ayudaron a los marinos siniestrados a salir del mar. El teniente quedó atrapado y murió ahogado. Su cuerpo fue arrastrado más de 200 kilómetros hacia mar abierto, en donde fue rescatado por un buque de la Armada de México. El 24 de mayo de este año otro Mi-17 cayó a tierra en Jalpan, Querétaro, mientras combatía incendios forestales. Su piloto, el capitán Miguel Ángel Ramos Machorro, y otros cinco ocupantes murieron en el lugar. Minutos antes de despegar el capitán Machorro grabó un pequeño video en el que se le preguntaba sobre la misión de la Marina en ese sitio.

El marino comentó cuál era su trabajo pero agregó una queja al señalar que no había combustible en la zona de despegue y que los helicópteros debían hacer recorridos más largos para cumplir la misión. Horas más tarde, la aeronave cayó a tierra y fue consumida por el fuego.

Mandos navales convocaron a conferencia de prensa para aclarar lo ocurrido al Mi-17 caído en Jalpan. Los almirantes Rosendo Jesús Escalante Ilizaliturri, Jefe de Estado Mayor General (EMG) de la Marina-Armada de México y Juan José Padilla Olmos, Coordinador General de Aeronáutica Naval, encabezaron el encuentro con reporteros a quienes aseguraron que no hubo falta de combustible en la zona de operaciones, que el aparato acababa de salir mantenimiento mayor y que unos días antes de la caída se le había cambiado el motor número dos.

El ANX-2206 caído fue adquirido en 1992 a Kazan Helicopters y entregado en 1994 a la Marina. Su tiempo de vida útil es de 18 mil horas o 35 años de operación (lo que ocurra primero). El aparato tenía apenas 3.518 horas de vuelo el día de accidente. De acuerdo con la Semar, el mantenimiento anual de un Mi-17 es de 67.323 dólares. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.