Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

A reparación las interceptoras Polaris de la Armada de México

La Marina-Armada de México ha ordenado someter a reparación y refaccionamiento a una aparte de las patrullas interceptoras tipo Polaris, Polaris II y Acuario, que integran la flota de interceptoras de alta velocidad contra el narcotráfico. Para mantener los niveles de operatividad en altamar, la Marina le dará mantenimiento a varias de estas unidades y comprará moto generadores auxiliares y motores nuevos, en un proyecto cuyo costo será de unos 9 millones pesos (unos 421.000euros).

Las Polaris y Polaris II constituyen aún el brazo derecho en intercepción marítima con unidades de superficie en la Armada de México, ya que con ellas se han logrado aseguramientos históricos de cocaína, mariguana y sustancias prohibidas, en operaciones a mar abierto o en zonas costeras. Cuatro empresas (tres nacionales y una extranjera) fueron invitadas a la licitación con la que se comprarán los moto generadores y el motor de alta velocidad. Se trata de las compañías ABC Sivmed, S.A. de C.V., Impulsora de Comercio Exterior Metrópoli, S.A. de C.V., Technoquip, CO Inc, y Versitec Marine Industrial, S.A. de C.V.

La ganadora de la licitación fue Technoquip, que presentó una propuesta de adquisición con la cual se cubre la compra de los motogeneradores y de los motores de alta velocidad. Las interceptoras Polaris y Polaris II son las más numerosas y utilizadas en operaciones de interdicción naval en la marina de México, que cuenta con 48 y 16 unidades respectivamente. Fueron adquiridos a finales de los años noventa por la Marina a la empresa sueca Dokstavarvet, con la que posteriormente se firmaron acuerdos de colaboración para transferencia de tecnología.

La adquisición de las interceptoras se dio en el marco de un ambicioso proyecto de construcción naval dividido en cuatro fases. Las dos primeras fueron denominadas “Polaris” y “Polaris II”. En la primera fase se compraron 40 unidades de la Clase Combat Boat 90H (CB 90H), con capacidades y alcance notables, pero que luego fueron mejoradas en la fase “Polaris II”, en la que se adquirieron naves de la Clase Interceptor Craft 16M (IC-16M) mucho más veloces y de mayor autonomía en altamar.

De acuerdo con la licitación de la Marina de México y los requerimientos para refaccionar y dar mantenimiento a las Polaris y Polaris II, estas acciones se llevarán a cabo en la Ciudad de México, a través de la Dirección General Adjunta de Ingeniería y Mantenimiento. Los bienes serán destinados a buques de la Armada de México para su instalación. El mantenimiento de las interceptoras forma parte del Programa de sustitución de buques de la Armada de México, el cual consiste en la construcción de naves en los astilleros de la Marina con el objetivo de sustituir aquellos buques que han excedido su período de vida útil y que operan con limitaciones, elevados costos de operación y mantenimiento, así como la modernización de su flota, al construir y adicionar nuevos buques modernos que le permitan cumplir eficientemente con sus atribuciones, señala el proyecto de las Polaris. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.