Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Patrulla Oceánica “Reformador 101” de la Armada de México supera las pruebas finales de navegación

Sistemas de armas, sistemas de radar y detección de aeronaves y misiles ultrasónicos, así como equipos de comunicación encriptada y motores diesel y eléctricos fueron puestos en operación y sometidos a revisión durante la fase final de las Pruebas de Aceptación en la Mar (SAT–Sea Acceptance Trials) que la Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) ARM Reformador 101 superó frente a las costas de Guerrero y Oaxaca.

Del 18 de noviembre al 9 de diciembre pasado, la POLA fue sometida a su última etapa de pruebas antes de unirse a la flota de la Fuerza Naval del Pacífico, ubicada en la base naval de Manzanillo, Colima, en la que será el buque insignia y también la nave número 268 de la flota militar mexicana.

La Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) dio a conocer detalles de la fase final de pruebas de la POLA Reformador 101, nave construida por la Semar y por la firma holandesa Damen Shipyards en un proyecto gestado a finales de 2015 pero que vio la luz en 2017 y fue concluido un año más tarde en el Astillero No. 20 de marina, en Salina Cruz, Oaxaca.

El proceso de evaluación fue acreditado por una Comisión Evaluadora-Receptora de la Secretaría de Marina y una casa clasificadora, la cual validó los protocolos de prueba como parte del proceso de entrega del Buque a la Armada de México.  La marina agregó que durante las pruebas del Sistema de Armas se contó con la participación de dos aviones de combate F-5 Tiger de la Fuerza Aérea Mexicana, unidades consideradas adecuadas para la realización de las pruebas de detección de blancos en vuelos supersónicos, así como detección y seguimiento de objetivos múltiples.

La Semar añadió que al ser una embarcación vanguardista, la POLA ARM Reformador 101 “representa la consolidación del fortalecimiento de la presencia marítima de la Armada de México en sus áreas de responsabilidad, teniendo como misión: preservar la soberanía e independencia nacional, efectuar operaciones de búsqueda y rescate de largo alcance, vigilancia en el entorno marítimo para mantener el Estado de Derecho en la mar, realizar acciones de ayuda humanitaria y cooperación con naciones amigas, entrenamiento y mantenimiento del orden constitucional; acciones con las que la Armada de México refrenda su compromiso con la ciudadanía de velar por su seguridad, salvaguardando la integridad del territorio mexicano por Mar, por Aire y por Tierra”.

La última etapa de pruebas en altamar se realizó del 18 de noviembre al 9 de diciembre, con el Capitán de Navío Gabriel Arturo Serrano Saldaña como comandante de la nave. Una de las pruebas consistió en la detección de aeronaves volando a velocidades supersónicas (más de 1,230 kilómetros por hora).

En esta fase de pruebas de aceptación, dos jets F-5E/F del Escuadrón Aéreo 401 de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) acompañaron al buque Reformador 101 e hicieron varios pases a diversas distancias y velocidades para determinar el funcionamiento de los radares de última generación instalados por la compañía Thales, complementados con sistemas de las firmas Indra y Hermesys, fabricantes de equipo de comunicación encriptada.

La POLA ARM Reformador 101 de la Marina de México está equipada con radares y sistemas de comunicación de las firmas Thales, Indra y Hermesys, que le ha vendido a la Armada todo un equipo de comunicaciones encriptadas de alta seguridad. La nave tiene montado un cañón Oto Melara 76/62 Super Rapid, que usará municiones Dart/Strales, como las que utilizan las 31 patrullas oceánicas con las que cuenta la Marina (en una flota compuesta en total por 268 unidades de superficie).

También ha sido equipada con un lanzador de misiles RAM Block 2 de Raytheon, que vendió el equipo con 23 proyectiles subsónicos con capacidades para interceptar otros misiles. A este armamento se sumarán torpedos ligeros MK54 avanzados y misiles Sea Sparrow Evolved.  Este material tuvo un costo aproximado de 138 millones de dólares y su venta fue anunciada en abril de este año por la Agencia de Cooperación y Seguridad en Defensa (USCA).

El buque tiene un desplazamiento de 2 mil 570 toneladas, es propulsado por un motor a diésel y un motor eléctrico que le dan 13 mil 410 caballos de fuerza. Puede alcanzar una autonomía de desplazamiento de hasta 9 mil 200 kilómetros de distancia con las máquinas trabajando a una velocidad sostenida de 14 nudos.

La POLA lleva dos lanchas interceptoras de alta velocidad y tiene plataforma para un helicóptero embarcado UH-60M Sea Hawk o bien un NH-90 Sea Lion. Sin embargo, los recortes presupuestales ordenados por el presidente Andrés Manuel López Obrador hicieron que la compra de alguno de estos aparatos se suspendiera, por lo que la POLA operará en principio con un helicóptero AS 565 Panther. La POLA llevará una dotación de 122 marinos, de los cuales se espera que el 40 por ciento sean mujeres.

La base de operaciones de la ARM Reformador 101 estará en el Puerto de Manzanillo, en el estado de Colima, en donde la nave formará parte de la Fuerza Naval del Pacífico (FUERNAVPA) y de hecho será su buque insignia. (Jorge Alejandro Medellín, Ciudad de México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.