Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

30 aeronaves narco capturadas por el Ejército Mexicano desde el inicio del año pasado. La última desde Argentina

El Ejército Mexicano realizó un nuevo aseguramiento de cocaína en el sureste del país, en una operación de seguimiento e intercepción a una aeronave que transportaba casi una tonelada de la droga desde Argentina. Los radares del Sistema Integral de Vigilancia Aérea (SIVA) de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) captaron al aparato en vuelo bajo y en ruta original hacia la isla de Cozumel, en el Caribe mexicano, en donde tiene su base el Escuadrón Aéreo 201, integrado por turbohélices T-6C Texan II.

Dos de estos aparatos siguieron e interceptaron al Grumman Gulfstream III, matrícula estadunidense N18ZL, que derivó su ruta hacia el aeródromo de Mahahual, a unos 400 kilómetros al sur de Cozumel, en donde aterrizó para tratar de descargar casi una tonelada de cocaína. La droga incautada, contenida en 32 paquetes, hubiera alcanzado un valor de más de 224 millones de pesos (más de 10 millones 760 mil euros) de haber sido comercializada por los narcotraficantes que intentaba colocarla en territorio nacional.

En el aterrizaje de Bacalar se registró un enfrentamiento armado entre los sicarios que trataban de descargar la droga y elementos del Ejército, muriendo un cabo conductor y resultando herido el general José Luis Vázquez Araiza, Comandante de la 34 Zona Militar de Chetumal, Quintana Roo, y otro soldado.

En el aseguramiento del Grumman se incautó casi una tonelada de cocaína y se detuvo a dos personas, quienes aseguraban que se trataba de un vuelo chárter. La nave fue rastreada por el Sistema Hemisférico de Información y reportada a la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) para su seguimiento e intercepción.

El aseguramiento fue hecho como resultado de una operación de intercepción a partir de datos del Sistema Integral de Vigilancia Aérea (SIVA), integrado por cuatro radares, tres aviones EMB-145, y turbohélices King Air apoyados por aviones T-6C Texan del Escuadrón 201 que tiene su base en Chetumal, Quintana Roo.

La SEDENA indicó que mediante el Sistema Integral de Vigilancia Aérea, se detectó una aeronave ilícita en aguas nacionales procedente de Argentina y con destino a Cozumel, Quintana Roo, por lo que se desplegaron aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana, con el fin de realizar el seguimiento. Durante el trayecto de vuelo la tripulación de la aeronave se percató de la presencia de aviones militares, por lo que decidieron aterrizar de manera forzada en el aeródromo de Mahahual. Ahí, personal militar en tierra realizó el aseguramiento de la aeronave y de aproximadamente “una tonelada de una sustancia blanca similar a la cocaína, en 32 paquetes (el peso oficial será determinado por las autoridades competentes)”, señaló la SEDENA.

La droga asegurada tiene un precio estimado en el mercado de 224, millones 640 mil pesos. Con esta incautación “se afecta de manera significativa a las organizaciones criminales”, aseguró la secretaría, al agregar que se detuvo a dos personas de nacionalidad boliviana. Esta es la cuarta aeronave con cocaína que aterriza en la zona en la que fue asegurado el aparato King Air, matrícula N2204, de los Estados Unidos. En 2019 la SEDENA reportó el aseguramiento de 28 aeronaves que transportaban droga en territorio mexicano. Con estos aseguramientos se llega a 30 aparatos capturados por el Ejército Mexicano desde el inicio del año pasado. (Jorge Alejandro Medellín, Ciudad de México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.