Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Mueren un soldado y 14 sicarios en enfrentamiento al sur de México

Un enfrentamiento entre civiles armados y elementos del Ejército Mexicano en la comunidad de Tepochica, municipio de Iguala, Guerrero, al sur del país se saldó con la muerte de un militar y 14 presuntos delincuentes muertos. Autoridades estatales recibieron una alerta al número telefónico 911, avisando que un grupo de hombres armados había ingresado a la comunidad de Tepochica, ubicada en el municipio de Iguala, en el estado de Guerrero, en una de las regiones de mayor producción y trasiego de mariguana y amapola.

En respuesta a la alerta se envió a un grupo de soldados pertenecientes al 27 Batallón de Infantería ubicado en Iguala, quienes se encontraron de frente con tres camionetas con nombres armados. Los ocupantes de la primera unidad,  -una pick up negra- y la tropa del convoy militar se enfrentaron, quedando herido un cabo de Infantería que iba como tirador en la primera camioneta Cheyenne del Ejército. Este elemento miliar fue trasladado a un hospital en la ciudad de Iguala, pero falleció antes de ser atendido por especialistas.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer un comunicado en el que aseguró que los militares actuaron conforme a la ley y respondieron a la agresión de los civiles armados actuando bajo la aplicación de la Ley Nacional Sobre el Uso de la Fuerza. Las acciones desarrolladas en el poblado de Tepochica fueron realizadas por efectivos de la 35 Zona Militar (ubicada en Chilpancingo, Guerrero) durante la aplicación del Plan Nacional de Paz.

La Sedena detalló que aproximadamente a las 16:45 horas de esa fecha, elementos del Ejército Mexicano, al realizar reconocimientos terrestres en las inmediaciones de la población Tepochica, encontraron de frente a un convoy de civiles armados, quienes al detectar la presencia del personal militar iniciaron la agresión con disparos de arma de fuego, con los resultados siguientes:

-Un militar que resultó herido y que fue trasladado al hospital General “Jorge Soberón Acevedo”, en el municipio de Iguala para su atención médica, quien desafortunadamente falleció a causa de las lesiones recibidas.

-14 Presuntos delincuentes armados fallecidos, quienes se encuentran en calidad de desconocidos.

-13 Armas largas (seis fusiles AK-47, seis fusiles AR-15 y un Fusil Galil) y seis armas cortas (cinco pistolas y un revolver).

-Una granada de mano y diversas municiones y cargadores.

-Tres vehículos (dos con reporte de robo).

-Equipo táctico, de radiocomunicación y teléfonos celulares.

Simultáneamente, un número indeterminado de agresores armados logró huir a pie del lugar de los hechos, con rumbo desconocido.

La dependencia explicó que “el personal militar, para su protección y seguridad, aplicó su disciplina y adiestramiento especializado para reaccionar ante agresiones de este tipo, de manera oportuna y contundente (sic), empleando su equipamiento y material con que están dotados”. Cabe mencionar, que el militar fallecido se desempeñaba como tirador y elemento de seguridad del primer vehículo, su función principal era la de proteger a sus compañeros de armas y permitir que adoptaran un dispositivo de seguridad, poniendo de manifiesto con este hecho su valor, lealtad institucional, celo profesional y entereza, así como su elevado nivel de adiestramiento, evitando con esto, que se suscitaran más bajas, añadió la Sedena.

De manera inmediata, se llevó a cabo el despliegue de tropas adicionales al lugar, con el fin de apoyar al personal militar involucrado, así como establecer coordinación con las autoridades correspondientes, para realizar las diligencias debidas y el esclarecimiento de los hechos, agrega el comunicado.

Oficialmente, la Sedena reportó, hasta el pasado 1° de octubre, la muerte de 555 elementos en las Operaciones Contra el Narcotráfico (OCN) desde diciembre de 2006.

Este conteo no incluye los decesos del capitán Juventino Quintero Meza, piloto del helicóptero Bell 206 (matrícula 1679) de la Fuerza Aérea Mexicana caído el pasado 3 de octubre en el municipio de Tamazula, Durango, mientras fumigaba cultivos de mariguana y amapola, y el teniente de caballería Fernando Ocampo Fuentes, muerto el pasado viernes 4 de octubre en un enfrentamiento durante una operación de rescate de civiles secuestrados por los Zetas en Tamaulipas.

Tampoco aparece en el listado el Cabo de Infantería caído en Tepochica, Guerrero, con lo que llegan a 558 los militares fallecidos entre diciembre de 2006 y el 15 de octubre de este año. En los diez meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador han muerto ya 16 militares, de los cuales, 10 fallecieron en ataques con arma de fuego, 4 en accidentes automovilísticos y 2 más murieron ahogados. (Jorge Alejandro Medellín, México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.