Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los más de 2 millones de armas ilegales en México y los miles de puntos de ventas de armas en el sur EEUU

En la última década han ingresado a México alrededor de 2 millones de armas de fuego de manera ilegal, provenientes en su mayoría de las 22. 689 armerías legalmente establecidas en los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas. De esa cifra estimada de 2 millones de armas ilegales, el 70 por ciento fueron compradas y traficadas hacia México desde los Estados Unidos, mientras que el 30 por ciento restante, aproximadamente, provino de Europa, de países como España, Italia, Alemania y Austria, aseguró e general secretario de la Defensa Nacional (Sedena) Luis Cresencio Sandoval González.

El alto mando militar ofreció los datos señalados al presentar el documento “México, modalidades del tráfico de armas” durante la conferencia mañanera que diariamente ofrece el presidente Andrés Manuel López Obrador a todos los medios de comunicación nacionales y extranjeros. La conferencia se dio en el marco del encuentro entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el fiscal de los Estados Unidos, William Barr, para revisar la agenda bilateral de seguridad en la que el tema del tráfico de armas y las medidas para evitarlo o controlarlo se habían quedado en segundo plano, pero se han vuelto tema central luego del fracasado operativo militar del pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, y de la masacre en contra de tres mujeres y seis niños mexico-americano que formaban parte de la familia Le Barón, ocurrida en Chihuahua hace unas semanas.

De esa cifra de más de 2 millones de armas de fuego ingresadas a México ilegalmente, solo se han recuperado 332.689 piezas, reconoció el general Sandoval, que reveló también que en los diez años señalados las fuerzas armadas adquirieron 18.112 armas de fuego, mientras que los gobiernos estatales, las dependencias con permiso para tener armas y las personas físicas (ciudadanos) y morales (empresas) adquirieron 450.625 piezas. Entre las armas robadas a los cuerpos policiacos y las que han entrado ilegalmente al país, se calculan en 2.012.573 las armas cortas, largas y ametralladoras que circulan en el país desde hace una década, indicó el general Sandoval.

En realidad, el documento y las cifras presentadas son una actualización de un informe similar, difundido el 13 de agosto de este año también en una conferencia mañanera en la que se habló sobre la reglamentación para el control de armas de fuego en el país. Allí se mostraron dos láminas con los mismos datos sobre las rutas del trasegó de armas a México desde Arizona, Nuevo México y Texas, estados limítrofes con Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua y Sonora. De hecho, la lista de aseguramientos hechos por la Sedena y que fue presentada en la conferencia por el general secretario muestra 27 aseguramientos relevantes, de los cuales 20 fueron hechos en Sonora, 2 más en Tijuana, otros 2 en Matamoros, Tamaulipas, 1 en Ojinaga, Chihuahua, 1 más en Matamoros, Tamaulipas y otro en Tenejapa, Chiapas.

El documento comentado por el general secretario recuerda que en el sur de los Estados Unidos existen 22 mil establecimientos comerciales con licencia para vender armas de fuego livianas y medianas (incluyendo fusiles Barret y Browning calibre .5”) sin mayores restricciones.

Los 22 mil establecimientos se reparte de la siguiente manera: California, 7.962; Arizona, 3.188; Nuevo México, 1.047 y Texas, 10.492. De acuerdo con el documento de la Sedena, las ciudades norteamericanas y mexicanas de San Diego (California) y Tijuana, de El Paso y Ciudad Juárez, así como Laredo y Nuevo Laredo, Mc Allen y Reynosa y Brownsville y Matamoros, son los pasos para el tráfico de armas desde los Estado  Unidos hacia México.

En el primer punto (San Diewgo-Tijuana) cruza el 19 por ciento de las armas ilegales, mientras que en el segundo punto (El Paso-Ciudad Juárez) es el cruce del 15 por ciento de las armas. Laredo-Nuevo Laredo representa el 41 por ciento del flujo de armas traficadas, mientras que el paso Mc Allen-Reynosa y Borwnsville-Matamoros cubren el 25 por ciento restante de la ecuación del trasiego de armas ilegales hacia México provenientes de los Estados Unidos, según la Sedena. Esta parte del mapa de trasiego de armas ubica a los estados norteamericanos de New Hampshire, Vermont, Massachussetts, Rhode Island, Connecticut, New Jersey, Delaware y Maryland como las fuentes que nutren de armas a Texas y luego a Tamaulipas.

Los datos para fortalecer esta imagen sobre la manera en que llegan las armas desde el norte de los Estados Unidos y luego desde el sur hacia México, fueron elaborados por la Agencia para el Control del Tabaco y las Armas de Fuego (ATF) de los Estados Unidos. La ATF señala a su vez que el 30 por ciento de las armas restantes viene de España, Italia, Austria y otras naciones europeas.

Ahora, el documento contiene fotos y datos sobre las múltiples formas en las que los traficantes introducen armas competas o por partes, disfrazándolas incluso como si fueran juguetes, pistolas y ametralladoras para lanzar agua, imitando a la marca Super Soaker.

En agosto, cuando se difundió la primera versión del documento, se indicó que entre 2009 y agosto de 2019 fueron adquiridas legalmente 18 mil 212 armas (8 mil 297 cortas, 5 mil 138 largas y 4 mil 777 ametralladoras).

La cifra de armas comercializadas en esos diez años fue de 450 mil 625 piezas, de las cuales 228 mil 391 fueron adquiridas por gobiernos de los estados, 76 mil 820 por diversas dependencias como Pemex, Banamex, la Comisión Federal de Electricidad y otras no especificadas por la Sedena. En ese periodo, 113 mil 074 personas físicas (particulares y militares) adquirieron también armas de fuego. Finalmente, en esos 10 años diversas empresas de seguridad privada como Cometra, el Servicio Panamericano de Protección y otras, compraron 32 mil 340 piezas de diverso tipo y calibre.

En la década mencionada por la Sedena también fueron robadas o extraviadas 12 mil 573 armas, de las cuales 8 mil 536 eran armas cortas y 4 mil 037 eran armas largas. En cuanto a aseguramientos, la Sedena señalaba en agosto de este año que en esos diez años se incautaron 193 mil 413 piezas (76 mil 730 cortas y 116, 683 largas). Esta es la relación de aseguramientos hechos por la Sedena y las características de cada uno:

Aduana de Tijuana, se aseguraron 3 cargadores y 1 arma corta, ocultos dentro de una videocasetera.

En el Recinto Fiscal de San Emeterio, Mpio. de Plutarco Elías Calles, Son., se aseguraron ocultos en un doble fondo de la plataforma de carga, 18 armas largas, 1 arma corta, 12 aditamentos lanzagranadas,53 cargadoresy 55,504 cartuchos de diferentes calibres.

Aduana de Sonoyta, se aseguraron 1,250 cartuchos, ocultos debajo de los asientos de un autobús.

Aduana de Sonoyta, se aseguraron 2,985 cartuchos, ocultos dentro de dos acumuladores.

Aduana de Sonoyta, se aseguraron 8,533 cartuchos, ocultos en el tanque de gasolina de un Autobús.

La Sedena explicó además que en los E.U.A. no se requiere un permiso de venta para transferir este tipo de piezas, ya que al no estar terminadas no son consideradas componentes de armas de fuego y se venden a muy bajo precio (Entre 60 y 150 dólares americanos). Otras armas y kits asegurados por el Ejército Mexicano:

PARTES DE ARMAS DE POLÍMERO FABRICADAS AL 80%

Al ensamblar las piezas, se rebaja material con herramientas específicas (algunas de ellas incluidas en el kit) como taladro, brocas, lijas, martillo y punzones, entre otras; con lo cual, se completa la construcción de una pieza de arma de fuego (Receptor).

PARTES DE ARMAS DE POLÍMERO FABRICADAS AL 80%.

Kit para fabricar un receptor para fusil.

Fusil ensamblado con un receptor fabricado con un kit “80%”.

Cabe señalar que conforme a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, para establecer fábricas y comercios de armas, se requiere autorización del Presidente de la República, con el control y vigilancia de la Secretaría de la Defensa Nacional.

*Art.37 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

PARTES DE ARMAS FABRICADAS AL 80%.

7 Mar. 2019, personal militar en coordinación con la Policía Estatal, detuvieron a 4 personas a inmediaciones de un inmueble en Tijuana, B.C., asegurándoles 1 arma larga y 3 cortas, 5 cargadores y 57 cartuchos.

Uno de los detenidos manifestó que en el interior del inmueble se encontraban partes de armamento.

11 Mar. 2019, se cumplimentó una Orden Técnica de Investigación, en dicho inmueble se aseguraron 2 tubos cañón, un cargador, 56 cartuchos y varias piezas metálicas y plásticas, entre las que se encontraba un kit “Easy JigGen 2” para la terminación de un receptor al 80% para fusil tipo AR-15.

18 Dic. 2018, la Interpol compartió con esta Secretaría información de armas de fuego modificadas deliberadamente después de su fabricación para que parezcan juguetes.

Estas modificaciones posteriores a la venta, pueden hacer que las armas de fuego completamente funcionales, parezcan juguetes inofensivos, como una pistola de agua “Super Soaker”. (Jorge Alejandro Medellín, Ciudad de México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.