Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina de México repara una de sus primeras patrullas oceánicas, la PO 126 Monasterio

Uno de los buques más antiguos de la flota de patrulleras de la Marina-Armada de México, la PO 126 Monasterio, recibirá mantenimiento mayor en las próximas semanas para continuar adelante con lo que pudiera ser la última etapa de su servicio en la flota naval mexicana.

El buque, con 37 años operando en la Armada de México, será sometido a revisión y cambio de secciones fundamentales en la maquinaría de sus motores a diésel. La PO 126 Monasterio fue bautizada así en honor al Vicealmirante Ángel Ortíz Monasterio Irizarri, de origen mexicano pero que creció y cursó estudios militares en España, en donde formó parte de la Armada Española. Vio acción militar en Cuba, combatió y venció buques norteamericanos, recibiendo la más alta distinción militar de la época. Regresó a México en donde llegó a ser Director de la Armada de México, combatió rebeliones en el sureste del país y tuvo un papel relevante en la defensa del gobernó de Francisco I. Madero.

El buque que lleva su nombre fue comprado en1982 a la Empresa Nacional Bazán de Construcciones Militares, que a la postre se fusionó con un conglomerado de siete navieras españolas para luego dar paso, en 2005, al surgimiento de la firma Navantia.

A su llegada a México, la PO-126 Monasterio fue incorporada primero a la flota de patrullas costeras Clase Halcón, que fue reorganizada para convertirse en flotilla de guardacostas, integradas por las naves ARM Cadete Virgilio Uribe (GH-01), ARM Teniente José Azueta (GH-02), ARM Capitán de Fragata Pedro Sainz de Baranda (GH-03), ARM Comodoro Carlos Castillo Bretón (GH-04) y ARM Almirante Othón P. Blanco (GH-05).

Esta flota fue reclasificada años más tarde como Patrullas Oceánicas de la Clase Uribe. Con ellas se dio inicio a la etapa del “trinomio buque-interceptora-helicóptero”, con la que la Marina de México dio paso a la Operación Sellamiento, para interceptar drogas, armas, sustancias ilegales y personas en mares del sur mexicano.

Luego de 37 años de servicios, la PO-126 Monasterio entra nuevamente a servicio de mantenimiento mayor y para ello la Marina lanzó una invitación abierta para que al menos tres empresas presenten propuestas que cumplan las especificaciones requeridas.

Las empresas que presentaron propuestas del interés de la Marina mexicana fueron:

Lamar Technologies S.A. de C.V.

Olympia Power Systems, S.A. de C.V.

Gear Marine, S.A. de C.V.

Lucca Suministros Marinos, S.A. de C.V.

Comercializadora Stern, S.A. de C.V.

Navalec, S.A. de C.V.

Gicmac, S.A. de C.V.

Servicios Múltiples de Puerto, S.A. de C.V.

Versitec Marine e Industrial, S.A. de C.V.

Performance Boats, S.A. de C.V.

Impulsora de Comercio Extrerior Metrópoli, S.A. de C.V.

La Marina-Armada de México dará a conocer en prpóxima fecha su fallo para designar a la empresa o empresas que se harán cargo de los trabajos en la PO-126 Monasterio. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)

Fotografía: SEMAR


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.