Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Marina de México captura un semisumergible colombiano cargado de droga

Una embarcación semisumergible cargada con algo más de una tonelada de cocaína y procedente de costas sudamericanas, fue interceptada y asegurada por unidades de superficie de la Marina-Armada de México (SEMAR) frente a las costas de Oaxaca, en el sureste mexicano, en su primera operación antinarcóticos del año.

La droga estaba contenida en 106 paquetes sellados que eran transportados por cuatro personas de nacionalidad colombiana que tripulaban el semisumergible. El aseguramiento de la nave y su contenido fue el resultado del intercambio de datos de inteligencia entre la Armada de México y el Centro Internacional Marítimo de Análisis Contra el Narcotráfico (CIMCON), el cual ha identificado al menos siete rutas de tráfico marítimo de drogas, armas, dinero y personas. 

La Marina informó que dos aeronaves –un King Air 350 y un Persuader– en labores de patrulla marítima ubicaron a la embarcación y le dieron seguimiento para situarla al alcance de la Patrulla Oceánica PO ARM “Justo Sierra” y la Patrulla Interceptora PI 1126 Betelgeuse, que finalmente logró el aseguramiento y captura de los cuatro colombianos que tripulaban a embarcación.  

En un comunicado la Marina detalló que ayer, personal adscrito a la Octava Región Naval, con sede en Acapulco, Guerrero, en coordinación con la Décimo Segunda Zona Naval ubicada en Salina Cruz, Oaxaca y el Mando Naval en Huatulco, realizó el aseguramiento de una embarcación tipo semisumergible con cuatro tripulantes a bordo, en posesión de presunta droga frente a la costa de Bahías de Huatulco, Oaxaca.  Esta acción, señala la Marina, “se llevó a cabo tras una operación de patrullaje aérea y marítima, con apoyo de una aeronave tipo King Air de la Armada de México, desde donde se avistó una embarcación sospechosa tipo semisumergible con cuatro motores fuera de borda”. 

Con el apoyo de dos unidades de superficie se procedió a efectuar la inspección de la embarcación, logrando la detención de cuatro presuntos infractores de la ley, de nacionalidad colombiana, quienes traían a bordo 106 bultos conteniendo en su interior polvo blanco con características similares a la cocaína. 

La SEMAR agregó que las personas detenidas, a quienes les fue leída la Cartilla de Derechos Humanos, así como la embarcación y presunta droga aseguradas, fueron puestas a disposición de la Fiscalía General del estado de Oaxaca y de las autoridades competentes para determinar el peso ministerial y realizar las pruebas pertinentes, así como integrar la carpeta de investigación correspondiente.  

La Armada de México aseguró que la operación se realizó con base en el Protocolo de Actuación del Personal Naval en Funciones de Guardia Costera, donde se atribuye la participación del personal de la Armada de México en el desempeño de sus funciones, el cual cumple con los requisitos necesarios para actuar de manera coordinada con las autoridades competentes, en estricto respeto a los Derechos Humanos y en apego a lo establecido en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas. 

Rutas del narco 

Los datos del CIMCON dados a conocer a finales del año pasado en el marco de la Operación Orión, indican que son siete las rutas de los cárteles de la droga colombianos para mover cargamentos de droga desde sus costas a otros puntos marítimos, en una compleja red que involucra puertos y atracaderos clandestinos en más de cinco países, cuatro de esas siete rutas parten de Ecuador. 

El CIMCON ha establecido que dos de las rutas se originan en los puertos de Buenaventura y Tumaco, en Colombia, desde donde las naves cargadas con droga alcanzan litorales y playas de Costa Rica y El Salvador, en un tiempo de uno y hasta dos días de trayecto en los que pueden reabastecerse una vez. 

Una segunda ruta de trasiego de drogas por alta mar sale de Colombia y llega a las costas de El Salvador y Guatemala, empleando en ello hasta siete días de navegación y tres recesos para para reabastecerse de combustible.  Otra ruta, la tercera, parte de Ecuador y está trazada para alcanzar las costas de Guatemala y Chiapas, en México, empleando para ello siete días de navegación y cinco momentos para reabastecerse de combustible y víveres. La cuarta ruta sale de San Lorenzo, también en Ecuador, y va dirigida a alcanzar las costas de Oaxaca y Guerrero, en el litoral mexicano, en lapso de hasta ocho días de navegación con seis reabastecimientos en la ruta. 

Una quinta ruta identificada es la que sale de Puerto Rico, igualmente en Ecuador, hacia las costas de Guerrero y Michoacán, en México, litorales a los que llegan en aproximadamente nueve días de navegación con ocho reabastecimientos en ruta.  La sexta ruta identificada sale también de Puerto Rico, en Ecuador, y está enfilada hacia las costas de Jalisco y Sinaloa, en Pacífico mexicano, tomando 11 días de navegación y hasta ocho reabastecimientos en el camino.  

La séptima y última ruta sale de Ayampe, en Ecuador, y va directo a las playas de la costa de Sinaloa, en México, las cuales se alcanzan tras 15 días de navegación y al menos ocho reabastecimientos en la derrota. Esta ruta, la más larga y arriesgada, se hace con apoyo de otras naves que salen en aparente labor de pesca, pero en realidad se dedican a abastecer al semisumergible para que llegue al punto de entrega de la droga. 

En el caso del semisumergible interceptado y asegurado por la Marina de México, los datos de CIMCON indicarían esta nave salió de San Lorenzo, en Ecuador, y se dirigía a algún punto entre las costas de Oaxaca y Guerrero, con alrededor de ocho días de navegación en aguas del Pacífico y unos seis de reabastecimiento. Jorge Alejandro Medellín  (Jorge Alejandro Medellín)

Fotos (SEMAR): Captura semisumergible del narco.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.