Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

López Obrador ordena que el Servicio Militar se enfoque en protección ambiental

Mediante un Decreto Presidencial, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha modificado sustancialmente uno de los objetivos centrales del Servicio Militar Nacional (SMN) para enfocarlo en la protección ambiental como un eje que marcará el despliegue anual de unos 300 mil jóvenes que llegan a los 18 años de edad.

El decreto presidencial publicado este lunes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) fue precedido de un proyecto revisado y avalado en noviembre de 2020 en el Senado de la República, cuyas comisiones de Gobernación y Estudios Legislativos nutrieron la iniciativa que fue aprobada para su publicación.  Básicamente se le ordena a la SEDENA, mediante la adición de un texto a una ley federal, reencausar el SMN para que este tenga un carácter de protección ambiental. Además, se le instruye para coordinarse con otras instituciones de protección ecológica a fin de que los conscriptos sean reciban capacitación para que puedan aplicar programas de protección al medio ambiente. 

Se establece también la obligatoriedad para que la Defensa Nacional reciba y proporcione servicios auxiliares por parte de entidades civiles cuando asi se requiera, enmarcando este auxilio en el contexto de la mejora al medio ambiente.

La finalidad de estos cambios de fondo es la de darle un marco legal completo a la SEDENA para que aplique un Servicio Militar Nacional “con fines de protección ambiental”, señala el proyecto de decreto del Senado de la Republica del pasado 26 de noviembre. 

El Proyecto de Decreto para realizar los cambios al Artículo 29 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal está contenido en la minuta aprobada por las Comisiones de Gobernación y Estudios Legislativos, mediante una interpretación de la naturaleza y fines del Servicio Militar Nacional en el que se deberá inculcar o recordar a los jóvenes su compromiso con la protección al medio ambiente, como lo señala el artículo 5, fracción sexta de la Ley de Educación Militar del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos invocada por los senadores. 

En la minuta se recuerda que en 1997 el SMN fue reorientado con el fin de que los conscriptos coadyuvaran en el desarrollo del país mediante la creación de cinco programas de beneficio social: Programa Educativo, Programa Deportivo, Programa de Rescate del Acervo Cultural, Marcha Contra las Adicciones y Labor Social. Esta estructura permaneció vigente hasta 2005. Al año siguiente, hubo el SMN se centró en el Programa de Adiestramiento Militar. El Senado reconoce en la minuta que en México se vive “un creciente deterioro ambiental” y por ello planteó la, necesidad de que la SEDENA lleve adelante un Servicio Militar Nacional “con fines de protección ambiental”. 

De acuerdo con la SEDENA, el Servicio Militar Nacional “es una obligación ciudadana que tiene sustento legal en el Art. 5/o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en la Ley del Servicio Militar y su Reglamento”, y tiene como finalidad primordial adiestrarse “para adquirir los conocimientos básicos sobre la doctrina militar vigente, en los Centros de Adiestramiento establecidos en las Unidades del Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México, para desarrollar en ellos habilidades, valores y virtudes que les permitan ser mejores ciudadanos”. 

Nueva misión 

El Diario Oficial de la Federación publicó el decreto presidencial mediante el cual se le ordena a la SEDENA “establecer acuerdos de colaboración con las instituciones ambientales a efecto de capacitar a los integrantes del servicio militar para la ejecución de actividades tendientes a proteger el medio ambiente”. 

El decreto agrega una fracción al Artículo 29 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el cual señala cuáles son los asuntos que le corresponde cumplir a la SEDENA. El texto indica que “se adiciona una fracción XX, recorriéndose la actual XX para pasar a ser XXI, al artículo 29 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, para quedar como sigue: 

Artículo 29.- A la Secretaría de la Defensa Nacional, corresponde el despacho de los siguientes asuntos: 

I.- a XVIII.- ... 

XIX.-   Prestar los servicios auxiliares que requieran el Ejército y la Fuerza Aérea, así como los servicios civiles que a dichas fuerzas señale el Ejecutivo Federal; 

XX.-    Establecer acuerdos de colaboración con las instituciones ambientales a efecto de capacitar a los integrantes del servicio militar para la ejecución de actividades tendientes a proteger el medio ambiente, y 

XXI.-   Los demás que le atribuyan expresamente las leyes y reglamentos. 

Transitorio…” 

El texto anterior del Artículo en sus fracciones XIX y XX señalaba:  

“XIX.- Celebrar acuerdos en el ámbito de su competencia con otras dependencias e instituciones nacionales o extranjeras, en los términos de los tratados internacionales y conforme a la legislación vigente…” 

y…” XX.- Ejercer acciones para llevar a cabo la defensa y seguridad nacionales en el ámbito de su responsabilidad, en términos de las disposiciones jurídicas aplicables…” 

Decae respuesta de conscriptos 

El decreto presidencial se produce en un contexto complicado para las fuerzas armadas en el que cada año se reduce el número de jóvenes que se inscriben al Servicio Militar Nacional, con una notoria la ausencia de las mujeres, como lo muestran las propias cifras de la SEDENA. 

En el 2000, cuando se dio luz verde a la presencia femenina como voluntarias en el SMN, hubo un registro histórico de 18 mil 088 inscritas para marchar durante 40 fines de semana. Luego, en 2001, la cifra bajó a 12 mil 817 mujeres y cayó otra vez dramáticamente a la mitad en 2002, al registrar 9 mil 988 mujeres marchando de manera voluntaria.  

En 2012 ya solo acudieron al SMN 1, 639 mujeres, de acuerdo con la SEDENA. Con variaciones en la frecuencia de inscripción, la secretaría actualizó, vía transparencia, los datos de la asistencia femenina al SMN, revelando de nuevo una caída constante en el interés de las mujeres para asistir como voluntarias.  Así, en 2013 hubo 1.711 inscritas; en 2014 la cifra fue de 1.717, con una ligera mejoría que al año siguiente se desplomó, con la asistencia de 1.561 mujeres. En el 2016 la caída fue más marcada, con 1.376 inscritas, y al año siguiente, 2017, la cantidad de mujeres fue tan solo de 1.323.  

En 2018 el registro de la SEDENA para recibir a mujeres voluntarias en el Servicio Militar Nacional fue tan solo de 1.171 interesadas. No hay datos actualizados, porque el COVID obligó a suspender indefinidamente la conscripción de voluntarias a quienes ya se les otorga una cartilla liberada como identificación oficial. 

En el caso de los hombres la conscripción se había mantenido estable, pero también ha sufrido caídas sostenidas que hasta 2018 indicaban un 35 por ciento menos de incorporación masculina. Con Vicente Fox en el poder la SEDENA registró alrededor de 550 mil jóvenes haciendo el Servicio Militar. En el gobierno de Enrique Peña Nieto la cifra fue de 345 mil hombres marchando en todo el país.  En números redondos, con Peña Nieto marcharon en su último año de mandato 338.885 hombres y 519 mujeres voluntarias.  En 2019, en el primer año de gobierno de López Obrador, la SEDENA entregó 298. 840 cartillas liberadas del SMN. De esta cifra, 268.023 correspondieron a jóvenes en disponibilidad y 30.817 a jóvenes encuadrados en alguna unidad militar. (Jorge Alejandro Medellín


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.