Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

López Obrador creará una Guardia Nacional con soldados, marinos y policías

  Integrantes del equipo de trabajo del gabinete de seguridad de Andrés Manuel López Obrador,  ganador de las elecciones presidenciales en México, dieron a conocer documentos en los que se ratifica lo anunciado desde 2017 por el candidato triunfador del partido Movimiento de Reconstrucción Nacional (Morena), en el sentido de crear una Guardia Nacional, que estará integrada por elementos del Ejército, la Fuerza Aérea, la Marina y policías federales.

  Dicho cuerpo operará en los estados, zonas y regiones de mayor incidencia delictiva apoyando a las fuerzas de seguridad locales. El documento añade que se creará la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la cual fue integrada en el actual gobierno a la estructura de la Secretaría de Gobernación (Segob) y se convirtió en una estructura con menos atribuciones, menos personal y menos presupuesto y pasó a llamarse Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Obrador adelantó en enero de este año que su colaborador Alfonso Durazo será el titular de la SSP, instancia que se encargará de instrumentar y coordinar todas las políticas de combate a la delincuencia en el país en la que se incluye el despliegue de tropas. De acuerdo con el documento “López Obrador, Equipo de Trabajo y Agenda”, la Guardia Nacional sustituirá el trabajo que realizan el Ejército y la Marina en varias entidades de México con graves problemas de seguridad.

 “La figura de Guardia Nacional está contemplada constitucionalmente, aunque sí se tendría que presentar una iniciativa ante el Congreso de la Unión para reglamentarla”, añade el texto en el que se precisa que dicho organismo se creará “con el apoyo de los 214,157 soldados y 55,574 marinos que en la actualidad permanecen organizados bajo el mando de oficiales del Ejército y de la Marina, en regiones, zonas, batallones y otros agrupamientos menores”. Los planes del nuevo gobierno indican que la Guardia Nacional “tendrá como directores operativos a expertos en materia de seguridad como policías, soldados y marinos, pero en el ámbito político y administrativo, contará con expertos en administración pública”.

En el documento, de 81 páginas, se añade que la Guardia Nacional no es una policía única. “La Secretaría de Seguridad Pública sería cabeza de sector de este organismo”. Al referirse al tema de la creación de una nueva SSP, se precisa que la intención de recuperar a esa secretaría tiene como objetivo “quitar las atribuciones de seguridad que se asignaron a la Segob durante el sexenio de Enrique Peña Nieto”. Los temas centrales que se anuncian como parte medular de la estrategia de combate a la delincuencia en el próximo gobierno de López Obrador -quien asumirá el poder el 1° de diciembre de este año- son seis:

• Profesionalización y honestidad del Ministerio Público

• Profesionalización y coordinación de la seguridad

• Prevención social de la violencia y el delito

• Recuperar la paz enfrentando las causas de la inseguridad

• Mando Único en las corporaciones policiacas

• Crear una Guardia Nacional

  El tema central que ha causado toda clase de reacciones, criticas y demandas por parte de grupos civiles defensores de los derechos humanos, académicos e instancias internacionales es el de la presencia de tropas del ejército y la marina en las calles para combatir al crimen organizado.

  Datos y estudios de diversas instancias nacionales e internacionales sobre el particular coinciden en señalar que la presencia de tropas en las calles se ha traducido en un incremento de la respuesta violenta de los grupos delictivos y en múltiples denuncias de violaciones a los derechos humanos cometidas por soldados y marinos. El caso más sonado es la investigación que desde hace dos meses llevan la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) por 29 casos de desaparición forzada presuntamente cometidos por elementos navales contra civiles en el estado de Tamaulipas, colindante con Texas, EU.

  La Marina de México ha informado en un comunicado que el personal naval señalado por las desapariciones forzadas ha sido separado de sus cargos y se encuentra concentrado en el Cuartel General de la Armada para facilitar las investigaciones. Sobre la presencia de las fuerzas armadas en las calles del país y su eventual regreso a los cuarteles, el documento del equipo de López Obrador es claro al señalar que “mientras se profesionalizan las policías estatales, el Ejército y la Mariana seguirán participando en labores para garantizar la seguridad pública”.

  Sin embargo, “las Fuerzas Armadas serán retiradas paulatinamente de dichas labores, hasta que se preparen fuerzas especiales para las 32 policías estatales y se cree la Guardia Nacional”, agrega el texto. El documento no menciona qué planes tiene López Obrador o Alfonso Durazo para el Cuerpo de Gendarmería, creado por el presidente Peña Nieto en este sexenio y que originalmente iba a estar conformado por 55 mil elementos provenientes de las filas del ejército, de la marina y de policías de elite procedentes de distintas unidades del país. La Gendarmería cuenta sólo con poco más de cinco mil elementos para operar en todo el territorio nacional. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.