Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Lanzagranadas para la Policía Militar del Ejército mexicano

Brigadas de la Policía Militar (PM) del Ejército Mexicano comenzarán a recibir aditamentos lanza proyectiles como parte de su equipo de trabajo al que se han sumado sistemas GPS y cámaras de combate Go Pro Hero. Ahora toca el turno a la Séptima y a la Décima Brigadas de la Policía Militar de recibir equipos antimotines en los que destacan 1,080 lanza proyectiles para granadas calibre 40 milímetros “no letales”, de acuerdo con la licitación pública internacional LA-007000999-E720-2018.

Al inicio del actual gobierno, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), el general Salvador Cienfuegos Zepeda, anunció que cada una de las 12 Regiones Militares del país contaría con una Brigada de Policía Militar para apoyar las labores de seguridad pública si así lo requirieran las autoridades civiles, además de cumplir con las misiones propias de ese cuerpo especial. Militarmente, México está dividido en 12 Regiones, 46 Zonas, 15 Guarniciones, 4 Regiones Aéreas (con 18 Bases Aéreas). En diciembre, cuando concluya el actual gobierno, la Sedena contará ya con las 12 brigadas de PM en todas sus regiones militares.

La licitación pública electrónica internacional menciona indistintamente de Lanza Proyectiles y Lanzagranadas calibre 40 milímetros, y añade como una de las exigencias de la requisición que la empresa que resulte adjudicada deberá surtir también 2 mil 160 granadas para efectuar las pruebas de rigor. El lote de proyectiles no tendrá costo alguno para la Sedena, se indica en el documento. En las especificaciones técnicas se indica que el material (escopetas lanzagranadas calibre 37/38 milímetros) deberán ser de las marcas Truflite (sic) y Federal. Además, La Sedena pide que cada lanzagranadas venga marcado con la leyenda “México 2018”, para efectos de protección en las operaciones de embarque.

En la licitación se exige que la empresa elegida brinde dos cursos de capacitación para el manejo del armamento. El primero deberá ir dirigido a 20 elementos del Primer Batallón de Materiales de Guerra y deberá abarcar los siguientes temas: características del armamento, arme y desarme de los lanzagranadas, corrección de averías y fallas comunes del armamento, transporte del armamento y mantenimiento del armamento. El segundo curso de capacitación que deberá dar la empresa ganadora será también para 20 elementos (Oficiales y Tropa) que están encuadrados en el Cuerpo de Policía Militar, tendrá una duración de tres días, se efectuará en las instalaciones del Batallón de Materiales de Guerra

Este curso deberá abracar temas como seguridad en el manejo y empleo de dispositivos de seguridad del armamento, modo de empleo del armamento, arme y desarme de los lanzagranadas para mantenimiento y limpieza y modo de empleo de los órganos de puntería. Los cursos deberán impartirse a más tardar 10 días después de haber recibido el lote de lanzagranadas. La adquisición del lote de lanzagranadas constituirá un salto importante para la institución armada, que ha llevado adelante programas de rearme en distintos niveles. Documentos de la Sedena elaborados entre 2007 y 2008 revelaron la pobre dotación de armas individuales con las que las fuerzas armadas mexicanas fueron enviadas a combatir a los cárteles de la droga y a cumplir al mismo tiempo misiones de seguridad pública.

Los datos indicaban que en ese tiempo el armamento individual del Ejército y Fuerza Aérea estaba integrado por 126. 882 fusiles de diverso tipo, 7 mil 518 carabinas, 26.904 pistolas, 411 ametralladoras, 921 escopetas y tan solo 201 lanzagranadas. En la actual administración la Sedena ha llevado a cabo una estrategia de rearme en la que destacan las adquisiciones de 442 equipos GPS para vehículos de vigilancia de la Policía Militar, más de 2 mil cámaras Go Pro Hero para tropas de Infantería y la firma de un contrato con la empresa Sig Sauer para fabricar en México alrededor de 400 mil armas de fuego en un lapso de cuatro años.

El contrato fue firmado en abril 2015 por un monto de 266 millones de dólares. El armamento será destinado para renovar los inventarios actuales para el uso de la Armada, Defensa Nacional, Secretaría de Gobernación, Policía Federal y fuerzas policiales estatales y municipales, se señala en un documento del Departamento de Estado Norteamericano.

(Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.