Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un juez falla en favor de la construcción del aeropuerto civil-militar de Santa Lucía, en México

El proyecto para construir un aeropuerto de uso civil-militar en las inmediaciones de la Base Aérea Militar Número Uno (BAM-1) de Santa Lucía se acerca a un final satisfactorio para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y para la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que será la encargada de las obras. La batalla legal para defender la construcción o para frenarla va a cumplir diez meses de un estira y afloja entre el gobierno de López Obrador, organizaciones de la sociedad civil, colectivos de abogados, pueblos aledaños a santa Lucía y ciudadanos que han promovido por su cuenta decenas de amparos.

Sin embargo, el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México acaba de fallar en contra de la suspensión definitiva de las obras del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL) -cuyo nombre oficial es el del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles (AIFA)- en relación con uno de los amparos interpuestos por habitantes de la comunidad de Santa María Ozumbilla, aledaña a la base aérea militar más importante del país. El juez federal dio prioridad a los argumentos que se centran en los riesgos a la seguridad nacional si no se construye el aeropuerto y a que la BAM-1 es una de las instalaciones estratégicas más importantes del país.

“El proyecto de ‘Construcción de un Aeropuerto Mixto Civil/Militar con capacidad internacional en la Base Aérea Militar No. 1 [Santa Lucía, Estado de México], su interconexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y Reubicación de Instalaciones Militares’, implícitamente conlleva la posibilidad de ejecutar órdenes militares tendientes a preservar la seguridad nacional a través de la Fuerza Aérea Mexicana, mediante una instalación militar estratégica de la que no se debe frenar su futura operación, y que tiene encomendado entre otras tareas defender la integridad, independencia y soberanía de la nación, así como garantizar la seguridad interior”, indica el fallo del juez.

“La medida así adoptada por el Estado mexicano mediante la autorización ambiental, tiene como fin hacer prevalecer la soberanía mediante la seguridad nacional y constituye un objetivo que legitima la restricción a los derechos fundamentales y humanos con relación a los actos reclamados, de los que se pide la suspensión de los efectos y consecuencias. Por ello, no es procedente conceder la suspensión”, sentenció el juez federal. En respuesta a lo revelado por un diario nacional en el sentido de que la decisión del juez constituía una “luz verde”, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que impulsa al colectivo de abogados #NoMásDerroches, aclaró lo siguiente: El Juez de Distrito no dio luz verde a Santa Lucía, sólo se negó la suspensión a una comunidad indígena de zonas aledañas. Estos asuntos no los lleva #NoMásDerroches y tienen planteamientos diversos. Las suspensiones obtenidas por #NoMásDerroches siguen vigentes. La audiencia del expediente 1233/2019 fue diferida, aún no se celebra ni se decide si procede revocarla por el oficio de “instalaciones estratégicas”.

Gerardo Carrasco, abogado que encabeza al grupo de litigantes promotores de más de 150 amparos que buscan frenar la construcción del AIFA, reaccionó a la noticia de la luz verde a las obras del aeropuerto civil-miliar señanado que “las suspensiones obtenidas por NMD (#NoMásDerroches) aún siguen vigentes. La audiencia señalada en el expediente 1233/2019 fue diferida, aún no se celebra ni se decide si es procedente revocarla por el oficio de “instalaciones estratégicas”.

El presidente López Obrador dijo que su gobierno esperará que se vayan resolviendo los amparos restantes, pero se dijo confiado en que la decisión será positiva para seguir adelante con el inicio de las obras en el AIFA. La decisión final del juez federal se conocerá este viernes 27 de septiembre, fecha en la que se espera el pronunciamiento que podría echar abajo los más de 150 amparos promovidos por MCCI, por ciudadanos y comunidades cercanas a la base aérea militar. (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografías: Base Aérea Militar Número Uno (BAM-1) de Santa Lucía.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.