Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Infantería de Marina de México cumple 199 años: de pequeña fuerza a liderar las Operaciones Especiales

Integrada actualmente por 36 Batallones, 8 Brigadas de Infantería de Marina Independientes y dos Brigadas Anfibias y seis Compañías Independientes, la Infantería de Marina de la Armada de México (SEMAR) va a cumplir 199 años de existencia. Se acerca a su bicentenario tras una etapa de restructuración que comenzó en el 2000, durante la presidencia de Vicente Fox, en el contexto de los ataques terroristas del 11 de septiembre en los Estados Unidos, y que se afinó en los últimos sexenios para enfocar a este cuerpo en misiones de seguridad interior y combate a la delincuencia organizada.

Durante el gobierno del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000) y bajo el mando del secretario de Marina Ramón Lorenzo Franco, la Infantería de Marina había sido paralizada, convertida en una fuerza integrada por brigadas ubicadas en las franjas costeras de país, con poca atención, equipo básico, adiestramiento y capacidades limitadas y bajo una estructura poco sólida para enfrentar escenarios complicados y volátiles. 

En 1993, un año antes del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas (el 1 de enero de 1994), el secretario de Marina Luis Carlos Ruano Angulo ordenaba cerrar la carrera del Cuerpo de Infantería de Marina, anulando con ello la existencia de otros cuerpos de mando dentro de la institución y dejando trunca la formación, recursos y estructura del corazón operativo de la Armada de México, justo en el umbral del conflicto con la guerrilla zapatista. 

La propia SEMAR reconoce en sus libros de historia que esta etapa fue de “rupturas y continuidades” en la institución. En su recuento de este periodo, la Marina señala que una consecuencia no prevista del cierre fue que se canceló la contratación de nuevos elementos navales, lo que afectó la respuesta al surgimiento del EZLN y de otros problemas en la frontera sur de México, como el tráfico de armas, de drogas y de personas. Esta etapa en la existencia de la Infantería de Marina dejó en el camino la formación de 24 batallones integrados por 12 mil marinos, pero actuando sin unidad y de manera fragmentada. Con Vicente Fox en la presidencia del país (2001-2006) y el almirante Marco Antonio Peyrot al frente de la SEMAR, la Infantería de Marina comenzó a vivir cambios profundos enmarcados por los ataques terroristas en los Estados Unidos y con el antecedente inmediato de la guerrilla zapatista y de otros movimientos armados menores que la apoyaban. 

Con Fox, la Infantería de Marina comenzó a enfocarse en la creación de unidades especializadas, como las Fuerzas de Reacción Anfibia y las Fuerzas Especiales, que desarrollarlo una unidad antiterrorista que desde 2003 tiene una base en una de las plataformas petroleras de la Sonda de Campeche, la Base Antiterrorista Ixtoc-Alfa. Precisamente, a raíz de los ataques en los Estados Unidos, la SEMAR creó destacamentos para vigilancia estratégica en instalaciones petroleras, instalaciones hidroeléctricas, termoeléctricas y nucleoeléctricas, así como en aeropuertos y puertos marítimos. 

En el gobierno de Felipe Calderón (2007-2012), con el almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza como secretario de Marina, la Infantería naval vivió cambios más profundos para elevar su nivel de respuesta en la guerra al narco iniciada por el mandatario.  La Infantería de Marina creció hasta quedar conformada por 36 Batallones (alrededor de 22 mil 320 efectivos), 8 Brigadas de Infantería de Marina Independientes (alrededor de 16 mil elementos), dos Brigadas Anfibias (una en el Golfo de México y otra en el Pacífico, con cerca de 3 mil efectivos cada una) y seis Compañías Independientes (134 elementos por Compañía aproximadamente. 

En el siguiente gobierno, el de Enrique Peña Nieto, con el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, la IM recibió atención especial al igual que el área de inteligencia naval y de desarrollo tecnológico para darle a estas agendas mayor fuerza en el combate al crimen organizado.  El informe de Rendición de Cuentas de la SEMAR al final del gobierno de Peña Nieto menciona algunas de las acciones dirigidas a fortalecer a la Infantería de Marina desde diversas instancias navales:

“Con el Proyecto de Construcción y equipamiento de ENSAR, se adquirieron 25 embarcaciones clase Defender, dos para cada ENSAR, en Chetumal, Quintana Roo; San Felipe, Baja California; Santa Rosalía, Puerto Cortes, y Loreto, Baja California Sur; Libertad, Chiapas; Topolobampo, Sinaloa; Lerma, Campeche; Salina Cruz, Oaxaca; San Blas, Nayarit; Veracruz, Veracruz; Isla Socorro; Colima; y una Ixtapa-Zihuatanejo; Guerrero; así como tres Defender para la Unidad Naval de Protección Portuaria en Lázaro Cárdenas, Michoacán. Con el Programa de Modernización de la Flota Aeronaval, se adquirieron cinco aviones ZLIN, un Gulfstream 550, un King Air 350ER, 15 Zlin Z 242L Gurú, dos  T-6C+, dos  King Air 350ER, dos Zlin 143 LSi, un avión Challenger 605, cuatro  King Air 350, 11 T-6C+, dos C295W, y traspaso de un King Air 350ER por parte de Procuraduría General de la República (PGR), así como 10 helicópteros Panther AS 565MBe, dos helicópteros EC-225, siete helicópteros UH-60M y el traspaso de 10 helicópteros Schweizer y un Agusta AW109SP por parte de la PGR y Estado Mayor Presidencial, respectivamente”, indica el texto. 

“Empleando los Programas de Pertrechos para Unidades de Superficie y Establecimientos Navales, Equipamiento para Batallones de Infantería de Marina, Equipamiento para Brigadas Anfibias, Fuerzas Especiales, H.E.N.M., y Centro de Capacitación de Infantería de Marina, se adquirieron accesorios para equipos de bombero, de escape de cinco minutos, de contraincendio y control de averías, equipos de señales de salvamento, equipos de buceo, mangueras de combustible, equipos de protección balística, cabullería, cadenas, lonas, equipo y material de costura, equipo e instrumentos para navegación, equipos de visión, grilletería, cables remos, bicheros, embarcación inflable, motores fuera de borda y compas magnético para botes. Con apoyo del Programa de Municionamiento, se adquirieron granadas de diferentes calibres” se detalla. 

A 199 años de la creación de la Infantería de Marina, la SEMAR recuerda los principales hechos que dieron lugar a su origen, señalando que su historia se remonta al 14 de noviembre de 1821. El Primer Batallón de Infantería de Marina, fue concebido en el año de 1821 y creado en 1823 para salvaguardar la costa Veracruzana, por lo que el 14 de noviembre se honra la labor del personal de Infantería de Marina en la Institución. 

El Cuerpo de Infantería de Marina es el cuerpo de marinos de la Armada de México cuya principal tarea es la de garantizar la seguridad marítima de las costas y puertos mexicanos, contra cualquier amenaza interna o externa. Para llevar a cabo esta labor, están capacitados y equipados para realizar operaciones en el mar, en el aire o en la tierra, explica la Marina, añade la secretaría. En la actualidad, la infantería de Marina representa la “primera línea de defensa en los litorales nacionales” a través de sus fuerzas de Reacción Anfibia, Fusileros Paracaidistas y Fuerzas Especiales, señala la SEMAR.  (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografias (SEMAR): Infantes de Marina de México.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.