Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Imposible vender el avión presidencial, ahora López Obrador lo ofrece a cambio de helicópteros

Después de rifar y ofrecer el avión presidencial sin éxito a compradores nacionales y extranjeros durante más de dos años consecutivos, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha cambiado de estrategia y sin darse por vencido ante el invendible Boeing 737-8 Dreamliner, anunció dos nuevas soluciones al problema: que el aparato sea entregado a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para que lo rente mediante la empresa que controlará al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) o bien aceptar a cambio una flotilla de helicópteros por el valor estimado del indeseado Transporte Presidencial 01 (TP-01).

Estos escenarios fueron planteados por el mandatario mexicano el pasado 7 de enero en una de sus conferencias mañaneras, en la que abordó el tema con cierta amplitud justo en medio de una nueva oleada de violencia que han dejado decenas de civiles ejecutados en los estados de Zacatecas, Guerrero y Veracruz.

En este contexto, el presidente habló de estas dos nuevas opciones. “Hay propuestas de empresas que quieren intercambiar unos helicópteros por el avión, son helicópteros que podían usarse para atender incendios forestales y estamos analizando esa posibilidad, siempre y cuando se acepte el precio de avalúo”, detalló, pero sin mencionar a la empresa o empresas interesadas en el trueque.  

El otro escenario es el de darle el Dreamliner “José María Morelos y Pavón” a la empresa Aeropuerto Felipe Ángeles, S.A. de C.V., administrada por la SEDENA, para que lo rente como uno de los servicios turísticos a ofrecer en la zona del istmo. 

Obrador dijo que el avión no se ha podido vender “porque está hecho a la medida de los clientes de ese entonces.  “No es un avión estándar, sino es un avión arreglado para viajes de personalidades, ejecutivos, gente muy influyente; ese avión en situaciones normales puede transportar hasta a 240 pasajeros. Hay un avión o dos con esas características en Aeroméxico que pueden volar a Europa, pero este avión solo tiene 80 espacios porque tiene oficina, más amplitud para todo, tiene una recámara, baño, entonces el volver a convertirlo ya se analizó y la empresa sostiene que sería muy difícil y costaría más, por eso ha llevado tiempo”, explicó el presidente en la conferencia mañanera.

El TP-01 “José María Morelos y Pavón” es un jet Boeing 737-8 Dreamliner comprado al final del sexenio de Felipe Calderón en 211 millones de dólares y que ha suido tratado de vender, con la ayuda de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 130 millones de dólares.

La venta del Dreamliner se ha vuelto una agenda imposible para el gobierno del presidente López Obrador, quien en julio de 2020 dio a conocer que 42 potenciales compradores de 16 países habían mostrado interés en el aparato, pero ninguna de sus propuestas había prosperado.  (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.