Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Fuerzas Aéreas de México, el Caribe y Centroamérica buscan mejorar la intercepción aérea de vuelos del narco

Mandos militares  de las Fuerzas Aéreas de países del Caribe y Centroamérica se reunieron en instalaciones del Sistema Integral de Vigilancia Aérea (SIVA), ubicado en la sede de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) en la Ciudad de México, en un encuentro de alto nivel para mejorar la interoperabilidad, enfocada de manera específica en estrategias de vigilancia e intercepción aérea.

Los representantes de las fuerzas aéreas de Belice, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y México trabajaron los días 9 y 10 de noviembre en busca de puntos de coincidencia y una agenda inicial que les permita ampliar los escenarios de cooperación militar e interoperabilidad para fortalecer la vigilancia aérea hemisférica. Se ha buscado reforzar y mejorar las operaciones de detección, seguimiento e intercepción aérea de blancos sospechosos de transportar droga, dinero y armas en vuelos ilícitos que han proliferado en el subcontinente en los últimos tres años.

En ese lapso, los cárteles del narcotráfico han incrementado el uso de aeronaves a reacción para mover mayores cantidades de droga en aeronaves Cessna, Challenger, Hawker, Learjet, que pueden transportar sin dificultad hasta cinco toneladas de estupefacientes.  

La Armada de México y la FAM han localizado y obligado a aterrizar aparatos como los señalados, provenientes de Colombia, de Ecuador, Perú y otros puntos del subcontinente. Los jets buscan aterrizar, invariablemente, en un punto del Caribe mexicano conocido como Mahahual, localizado en el estado de Quintana Roo, cercano a la zona norte de Belice.

En enero de 2020, el comandante de la 34 Zona Militar, el general Brigadier José Luis Vázquez Araiza, resultó herido de bala al encabezar un operativo de aseguramiento de una avioneta con más de 200 kilos de cocaína que aterrizó cerca de la laguna de Bacalar. En esa acción murió un soldado de Infantería atacado por civiles que protegían la llegada del aparato –un bimotor Gulfstream con matrícula estadunidense N2204–.

Sobre el encuentro de los mandos aéreos del Caribe y Centroamérica, a los que se unió el representante de Colombia, la Secretaría de la Defensa Nacional indicó que la reunión se hizo para fomentar la interoperabilidad y buscar nuevas estrategias enfocadas a mejorar la vigilancia e intercepción aérea en la región.

El objetivo fue “implementar una estrategia regional con acuerdos bilaterales de cooperación específicos y voluntarios en materia de vigilancia y seguridad del espacio aéreo entre los países participantes”, indicó la secretaría. (Jorge Alejandro Medellín)  


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.