Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Fuerza Aérea Mexicana recupera sus 3 Hercules C-130 tras someterlos a overhaul

Los tres transportes pesados C-130 Hercules del Escuadrón Aéreo 302 (EA-302) de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) están de regreso y plenamente operables. El más reciente en reincorporarse a la reducida flotilla es el L-100-30, que ya ha recibido mantenimiento mayor y especial en 2013 y 2015.  Luego de haber sido sometidos a un overhaul en Canadá, que comenzó por etapas en 2018, los aparatos están de vuelta y operando en puentes aéreos para apoyar por igual en la distribución de insumos para el combate al COVID y en la entrega de ayuda humanitaria en zonas de desastre.

Los C-130 del EA-302 (“Mamuts”) son las tres aeronaves líderes junto con los C-295W de Airbus y C-27J Spartan que integran los escuadrones de transporte pesado de la Fuerza Aérea Mexican, que llegó a tener una flota de 12 aviones Hércules. Los tres C-130 sometidos a overhaul están concentrados en la Base Aérea Militar Número 19, ubicada en lo que fue la Unidad Especial de Transportes Aéreos del Alto Mando (UETAAM), el otrora hangar presidencial localizado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El primero de los Mamuts en recibir mantenimiento fue el L-100-30, Matrícula 3611. La aeronave fue comprada nueva a principios de los años ochenta por la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) y a finales de esa década fue cedida a la FAM e incorporada a la flota del EA-302, que llegó a tener 12 aparatos operando como transporte de tropas y para auxilio a la población civil en casos de desastre.

Con el mantenimiento mayor y la modernización a la que fue sometida, la FAM homologó los sistemas de navegación, de radar y comunicaciones comprendidos en el paquete de aviónica digital Rockwell Collins Flight2 TM que se les instaló a los tres aparatos del EA-302.

Los otros Hércules son el C-130K-30, Matrícula 3616 y el C-130E Matrícula 3617. La modernización del L-100-30 fue hecha por la empresa canadiense Cascade Aerospace, que se encargó de configurar las cabinas de todos los Hércules del EA-302 parta operar de manera unificada.
El overhaul al que han sido sometidos los tres transportes pesados de la FAM les dará una vida útil de otros 10 años.  

Los otros dos Hércules han recibido mantenimiento para corregir fallas en sus trenes de aterrizaje delanteros, para tener operables sus sistemas de frenado. Además, la FAM adquirió un lote de refacciones para la limitada, pero activa flota del Escuadrón Aéreo 302. La licitación para el lote de refacciones se hizo para adquirir 2,357 piezas y refacciones que pueden ser colocadas por los mecánicos especializados de la FAM. Entre el material adquirido hay filtros hidráulicos, empaques, gaskets, sellos, bombas hidráulicas auxiliares para la rampa de descenso, controles eléctricos de para los motores, elevadores, válvulas de fluido para la presión de aire de la cabina, sistemas de presurización y oxígeno para la cabina, ductos de aire para las alas, entre otras piezas.

Los dos C-130 y el L-100-30 están en operación constante debido a la aplicación del Plan DN-III-E, tanto en su fase de auxilio a la población civil en casos de desastre, como en la aplicación para enfrentar la pandemia del COVID en la que las aeronaves han realizado traslado de insumos médicos en todo el territorio nacional.  

Los Hércules de la FAM se han dado tiempo incluso para llevar ayuda humanitaria a Honduras para asistir con 15.2 toneladas de ropa y medicamentos a los afectados por el paso de los huracanes Iota y Eta en Centroamérica. (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografía: SEDENA-FAM.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.