Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea Mexicana ordena la inspección a uno de sus F-5

El comandante de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), general Enrique Vallín Osuna, ordenó la inspección no destructiva del avión de combate F-5F perteneciente al emblemático Escuadrón Aéreo 401 (EA 401), para determinar sus capacidades operativas de cara a  determinar cuántas y qué aeronaves militares recibirán cobertura de compañías aseguradores entre 2018 y 2019.

Sin ofrecer mayores detalles sobre la orden para hacerle chequeo al  F-5E del EA 401, la orden de la comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana girada a la Subdirección de Adquisiciones de la Dirección General de Administración de la Defensa Nacional, señala que es necesaria la contratación del “servicio de inspección programada no destructiva (N.D.I.) para el avión F-5F, Matrícula 4501”. El documento que da a conocer la inspección no destructiva, indica que la contratación del servicio se hará mediante el mecanismo de adjudicación directa bajo el rubro de “reparación y mantenimiento de equipo de transporte”. El caza F-5F matrícula 4501, es el avión líder del EA 401 que fue adquirido en 1982 y estaba formado originalmente por aparatos nuevos fabricados por la firma norteamericana Northtrop Grumman.

El tigre 4501 de la FAM será sometido a cinco pruebas no destructivas para evaluar el estado de su estructura (célula) y determinar si es recomendable hacerlo operativo otra vez para lo que resta del año e incluirlo en la lista de aeronaves que serán aseguradas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) este año y el siguiente. Las pruebas son las de Corrientes de Eddy, Rayos X, Partículas Magnéticas, Líquidos Penetrantes, Boroscopía y probablemente Ultrasonido.

La medición por Corrientes de Eddy es un método no invasivo de inspección electromagnética que busca detectar fallas o alteraciones a nivel superficial en una estructura, de tal forma que la detección arroje datos sobre alteraciones internas de la pieza a revisar. Las pruebas de Líquidos Penetrantes sirven para detectar imperfecciones en la superficie de la estructura de la aeronave. Es un método no destructivo utilizado sobre materiales metálicos y no metálicos que no tengan características de porosidad. Los líquidos aplicados penetran la superficie, mostrando los puntos de discontinuidad o imperfección.

El método de Partículas Magnéticas es más rápido efectivo que el de Líquidos Penetrantes. Se le considera complementario y consiste en magnetizar la pieza o piezas a revisar, impregnándolas luego con polvo de limadura de hierro que luego, con aplicación de corrientes, mostrará las posibles deformaciones o defectos en la estructura. El método por Boroscopía consiste en la utilización de un equipo con diminutos lentes de precisión para localizar defectos internos, alteraciones, daños en la pieza analizada.

La adjudicación directa no indica a cuál o cuales empresas se les ha elegido para la inspección del F-5F. En 2016 y 2017 cinco aparatos del EA 401 recibieron mantenimiento preventivo menor por montos que no rebasaron en conjunto los 300 mil pesos (13 mil euros). Se espera que alrededor de 300 aeronaves de ala fija y de ala móvil de la FAM estén en el listado de aparatos que quedarán amparados por compañías aseguradoras a partir de la segunda mitad de este año, incluyendo al menos dos aparatos F-5. (Jorge Alejandro Medellín)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.