Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea Mexicana muestra especial interés en el FA-50 coreano

La tercera edición de la Feria Aeroespacial México (FAMEX 2019) abrió de nuevo la posibilidad de que la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) renueve sus cazas ligeros a reacción y adquiera una flotilla de 10 a 12 jets FA-50, de fabricación coreana.

El escenario es real, tanto así que la delegación de la empresa Korea Aerospace Industries LTD (KAI) sostuvo reuniones formales con los mandos de la FAM para conocer de cerca el FA-50, un caza ligero multipropósito que puede ser la solución para sustituir a sus viejos F-5, señaló en entrevista Derik Shin, Jefe del Departamento de Negocios Internacionales de la delegación de KAI en la FAMEX.

En el stand de la firma KAI en la FAMEX se mostraron maquetas del turbohélice KT-1, del helicóptero KUH-1 Surion y del caza ligero y entrenador FA-50, que es una versión avanzada del T-50, un entrenador polivalente de uso extendido en la península coreana.

Hasta hace unos meses el interés de la Fuerza Aérea Mexicana estaba en el turbohélice KT-1, que es el mismo empleado por la Fuerza Aérea del Perú para instruir a sus cadetes del aire y para realizar algunas misiones de vigilancia. La firma KAI signó un contrato en 2012 con Perú para armar 20 de estas aeronaves.

Los primeros aparatos KT-1 Woongbi comenzaron a ser armados en 2014. La efectividad de estas aeronaves como entrenadores ligeros atrajo a la FAM –que sigue en busca del turbohélice ideal para sus cadetes del Colegio del Aire– en su búsqueda de prototipos para fabricar su propio avión (Proyecto Azteca).

Pero al preguntarle a Derik Shin por este escenario, su respuesta fue inmediata y clara: “no, a la Fuerza Aérea Mexicana no le interesa el KT-1, porque ya tiene muchos entrenadores ligeros como este; lo que buscan, lo que les interesa en este momento es el FA-50”.

La entrevista con el ejecutivo coreano ocurrió cerca del mediodía del jueves 25 de abril, en la segunda de las cuatro jornadas de trabajos de la FAMEX 2019. Horas antes se había reunido con mandos de la FAM y de la feria aeroespacial para iniciar pláticas formales sobre el FA-50 y sus bondades como entrenador y caza ligero.

¿Fue un acercamiento o una reunión formal para hablar del FA-50?

Fue una plática formal. Ellos están pensando en este aparato. Tienen sus F-5 y ya es tiempo de reemplazarlos y esta es una buena elección para reemplazar sus viejos F-5.

Derik Shin explica que los FA-50 son aparatos con excelentes prestaciones, aeronaves biplaza y multipropósito que pueden ser operadas como entrenadores avanzados y también jets de combate.

¿Han mostrado la aeronave a los mandos de la Fuerza Aérea Mexicana?

Sí, en varias ocasiones.

¿Y qué les dicen?

Ellos están muy interesados en la aeronave ya que tienen planes a largo plazo para ir adquiriendo este tipo de aeronaves.

El encargado de la delegación coreana explicó que hay alrededor de 200 aparatos T-50 y FA-50 operando en distintos países. La Fuerza Aérea de Corea cuenta con 140 cazas ligeros y el resto operan en Irak, Filipinas, Tailandia e Indonesia con excelentes resultados.

El empresario Shin no quiso hablar del precio de un FA-50 nuevo, aunque aseguró que este varía de acuerdo con la configuración que cada fuerza aérea quiera darle. Es un aparato que está muy por debajo de los costos de otras aeronaves de su tipo o más grandes, detalló.

El costo promedio de un caza convencional oscila entre los 70 y los 100 millones de dólares (de 62 millones 874 mil euros a 89 millones 820 mil euros), dependiendo de la configuración y del armamento que utilice. Un FA-50 nuevo, artillado, puede alcanzar los 30 millones de dólares (26 millones, 946 mil euros).

Oficialmente, la FAM conserva dos de los 12 cazas ligeros F-5E y F-5F Northrop Tiger II comprados de fábrica en 1982, que integraron el Escuadrón Aéreo 401 (EA-401). Se trata de las máquinas 4501 y 4502, biplazas de entrenamiento a los que se colocaron motores nuevos a finales de 2017.

Extraoficialmente serían cuatro los aparatos que le quedan al EA-401: 4501, 4502, 4504 y 4508. Cada F-5 tuvo un costo aproximado de 5 millones de dólares en aquel tiempo (4 millones 491 mil euros hoy). Los dos últimos están siendo rehabilitados en la Base Aérea Militar Número 1 (BAM-1) de Santa Lucía, sede de la FAMEX 2019.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana y los mandos de la FAMEX fueron consultados sobre la reunión sostenida con el ejecutivo Derik Shin, pero dijeron desconocer cualquier dato al respecto. (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografía: FA-50 de KAI, LTD y F-5F (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.