Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Fracasa la subasta de aeronaves militares del gobierno de México

La subasta de aeronaves pertenecientes en su mayoría a la flota aérea presidencial adscrita al disuelto Estado Mayor Presidencial (EMP), asignadas a la Unidad Especial de Transporte Aéreo del Alto Mando (UETAAM) de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) y con la que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador había proyectado recaudar al menos 521 millones de dólares (436 millones de euros) fracasó.

En lugar de alcanzar dicha cantidad, solo logró llegar a 89 millones de dólares (74,6 millones de euros) por la venta de cuatro helicopteros Súper Puma y un avión Boeing 737-322 que formaban parte de la flota de 19 aparatos subastados por el gobierno de López Obrador. Los cuatro Súper Puma que se lograron vender fueron adquiridos por el empresario canadiense Dean Porter, dueño de una compañía especializada en el combate a incendios y al transporte de carga por aire. 

La Unidad Especial de Transporte Aéreo del Alto Mando operaba en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Su base fue dada de baja y se convirtió en la Base Aérea Militar Número 19 (BAM-19) de la FAM. 

La subasta fue organizada por el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP), instancia de reciente creación que tenía la instrucción de lograr la venta de 19 aeronaves: 

4 Helicópteros, marca Agusta Westland AW109SP 

4 Helicópteros Eurocopter France 

3 Helicópteros Eurocopter Ecureuil AS 355 N 

2 Helicópteros Aerospatiale 

2 Aviones Boeing Company/ 757-225 y 737-322 

2 Aviones Lear Jet 31-A 

2 Aviones Bimotor. 

El INDEP indicó que finalmente se lograron vender los siguientes aparatos: 


Lote 9, integrado por un helicóptero Superpuma, AS-332L1, serie 2363, año de fabricación 1993,  fue vendido en $19.782.790 pesos. 

Lote 10, integrado por un helicóptero Superpuma AS-332L1, serie 2195, año de fabricación 1987,  fue adquirido en $15.243.260 pesos. 

Lote 11, integrado por un helicóptero Superpuma modelo AS-332L, serie 2084, año de fabricación 1983, se vendió en $4.539.530.00 pesos. 

Lote 14, integrada por un helicóptero AS-332L1, con número de serie 2346, año de fabricación 1991, se vendió en $17.131.550 pesos. 

Lote 16, integrado por un avión B 737-322, serie 24361, año de fabricación 1989, fue adquirido en $33.200.000 pesos. 

La subasta se realizó a sobre cerrado en las instalaciones de la BAM-19 y en el procedimiento se recibieron 17 ofertas en las que Dean Porter fue ganador, llevándose los cuatro Súper Puma. El canadiense es dueño de la compañía Coldstream Helicopters. 

El lote completo de 19 aeronaves estaba integrado con aparatos procedentes de distintas instituciones: Presidencia de la República, cinco de la Fuerza Aérea, dos de la Secretearía de Marina, dos de la Comisión Nacional del Agua y tres de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSPC). (Jorge Alejandro Medellín


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.