Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Fallece el ex presidente de la Feria Aeroespacial México (FAMEX)

La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) dio a conocer el fallecimiento del general de Ala Rodolfo Rodríguez Quezada, quien presidió la organización de la Feria Aeroespacial México (FAMEX) desde su planeación, en mayo de 2014, en su primera edición en 2015 y hasta su tercera realización en 2019, cuando debió abandonarla por problemas de salud.

El general Rodríguez Quezada entregó el control de la FAMEX al general César Tapia Jiménez el pasado 27 de abril, aunque ya se había despedido de sus subalternos y de otros mandos de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) el 16 de abril, en una carta en la que agradeció al secretario de la Defensa, general Luis Cresencio Sandoval la confianza por el cargo.

Rodríguez Quezada había sido nombrado comandante de la Base Aérea Militar Número 19 (BAM-19) ubicada en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en octubre de 2020, al crearse dicha unidad militar aérea en las instalaciones de lo que era la Unidad Especial de Transportes Aéreos del Alto Mando (UETAAM), que perteneció al disuelto Estado Mayor Presidencial (EMP). 

La SEDENA confirmó el fallecimiento del general señalando que estaba delicado de salud y había sido internado en el Hospital Central Militar, en donde su situación era reportada constantemente al alto mando militar.

Rodríguez Quezada fue, hasta el pasado 16 de abril, el Presidente de la FAMEX, instancia creada en 2014 con la finalidad de para impulsar a México en el Desarrollo Económico en el sector de la aeronáutico nacional.El pasado 27 de abril se oficializó la salida del general Rodríguez Quezada al anunciarse la entrega de la presidencia de la FAMEX al general César Tapia Jiménez, quien asumió el mando de la organización de la feria que se efectuaba en las instalaciones de la BAM-1 de Santa Lucía y ahora cambiará de sede al Aeropuerto Internacional de Querétaro (AIQ) debido a la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

El 27 de abril, el día en que entregó la presidencia de la FAMEX, el general Rodríguez Quezada difundió en redes sociales un Mensaje de Despedida en el que anunciaba que con fecha 16 de abril dejaba el cargo que le había sido conferido en mayo de 2014, entregándole las riendas de la feria al general Tapia Jiménez.

Quezada señalaba que desde el momento en que se le encomendó organizar la primera edición de la FAMEX, se avocó a ello con todo profesionalismo para darle vida a “un evento digno que promoviera ante el mundo el potencial y el talento y capacidad de organización de los mexicanos, poniendo a nuestro país en los mejores lugares y reflectores aeronáuticos del mundo”. El gran reto, escribía, comenzó en mayo de 2014, cuando se invitó a cada miembro del sector aeronáutico a participar, con la visión de la SEDENA, a promover a México en una sola dirección. En un breve recuento de logros, el general recordaba los espacios y la cooperación alcanzada en ferias aeroespaciales como las de Chile, Rusia, China, Alemania, Colombia, Brasil e Indonesia, en donde la FAMEX promovió los avances de la industria aeroespacial mexicana.

Me despido de ustedes, anotaba, “esperando que en un futuro cercano nuestros caminos vuelvan a cruzarse, para seguir compartiendo la pasión por servir a México a través de sus proyectos e iniciativas que beneficien el desarrollo de la Industria Aeroespacial Nacional. ¡Muchas gracias y hasta pronto!” 

La Feria Aeroespacial México, organizada por la Secretaría de la Defensa Nacional a través de la Fuerza Aérea Mexicana, inició su andadura en 2015, surgiendo como una iniciativa para impulsar a México en el Desarrollo Económico en el sector de la aeronáutico nacional, otorgándosele la dirección del proyecto al ahora fallecido General de Ala P.A. D.E.M.A. Rodolfo Rodríguez Quezada, Presidente del Comité Organizador. (Jorge Alejandro Medellín


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.