Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Estados Unidos retira todos los cargos contra el general Cienfuegos para que sea juzgado en México por presunto narcotráfico

Poniendo por en valor la relación bilateral con México y su relevancia geopolítica, la justicia norteamericana ha decido frenar el escándalo desatado por la detención del ex secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), el general Salvador Cienfuegos Zepeda, acusado de presuntos delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

La Fiscalía General de los Estados Unidos ha retirado así todos los cargos delictivos formulados en contra de Cienfuegos justo dos días antes de su la audiencia en la que la jueza Carol B. Amon decidiría el inicio del proceso legal contra el general permitiendo que se conocieran públicamente todos los detalles del caso o bien si esta información hubiera sido restringida, como lo solicitaban los defensores del militar en retiro. El caso dio un giro totalmente inesperado al conocerse durante la tarde del martes 17 de noviembre que la Fiscalía norteamericana encabezada por William Barr había llegado a un acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) de México, encabezada por Alejandro Gertz Manero, para retirar y desestimar todos los cargos en contra del general para que éste sea investigado y juzgado en su país. 

Lo anterior, dijo el canciller mexicano Marcelo Ebrard, constituye “un acto de respeto a México y a sus Fuerzas Armadas”. Un comunicado emitido por la oficina del fiscal general de los Estados Unidos enviado a la juez Carol Amon, encargada del caso contra el general Cienfuegos, para pedirle se desista de las acusaciones contra el ex secretario de la Defensa, señala en uno de sus párrafos que "Estados Unidos ha determinado que consideraciones importantes y sensibles de política exterior superan el interés del gobierno en seguir el juicio contra el acusado"

Menos de dos horas después de conocerse el anuncio de la Fiscalía General de Justicia de los Estados Unidos, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, habló ante los medios nacionales y extranjeros. El secretario señaló que esto es el resultado de los acercamientos y de las protestas mexicanas por la falta de información y cooperación en torno al caso, cuando México ha cooperado en todos los ámbitos del combate a la delincuencia organizada. 

Sobre la investigación de la DEA, reveló que el 11 de noviembre le fue entregada a la SRE una valija diplomática con las 743 hojas de la indagatoria que ya había sido solicitada por el gobierno mexicano para iniciar su propia investigación desde la Fiscalía General de la República (FGR). 

“Con esta investigación se está haciendo la indagatoria y la Fiscalía General de Justicia de los Estados Unidos se ha comprometido a apoyarnos con los datos que puedan surgir y que nos pueda aportar en lo que se haga en la fiscalía mexicana”. Ebrard citó los acuerdos de colaboración contra la delincuencia organizada firmados por ambos países y señaló que ese y el de la confianza en la cooperación fueron los principales argumentos con los que la FGR demandó que al general se le investigara y, en caso de proceder, se le juzgara en México, en donde habría cometido los presuntos delitos. 

¿Por qué se le iba a juzgar en los Estados Unidos si presuntamente cometió los delitos en México?”, preguntó el canciller. El secretario de Relaciones Exteriores recordó los momentos más relevantes del caso, desde el 15 de octubre, con la detención del general Cienfuegos, hasta la entrega de la investigación de la DEA en valija diplomática y la decisión anunciada este 17 de noviembre de retirar todos los cargos contra el general, contra quien, dijo, no existe ninguna acusación por narcotráfico o lavado de dinero en México. 

Sobre lo que sucederá en las próximas horas o días con el general, Ebrard dijo que serán oficiales y funcionarios de los Estados Unidos quienes traerán al ex secretario a México para entregarlo a la FGR y ésta decidirá su situación, la cual el canciller no supo definir. Ebrard agregó que en este marco de acontecimientos México revisará con detalle los términos de la cooperación con la DEA y aclaró que lo logrado hoy no se negoció con el gobierno entrante de Joe Biden. Todo se discutió y analizó con el gobierno actual y no fue producto de la situación electoral en los Estados Unidos, aseguró. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.