Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los Embraer 145 de la Fuerza Aérea Mexicana en la última etapa de overhaul

La Fuerza Aérea Mexicana (FAM) concluirá este año el mantenimiento preventivo y mayor a sus tres plataformas aéreas Embraer EMB-145 MCSA-AEWC y EMB-145 MC-RS-MP, punto neurálgico de sus Sistema Integral de Vigilancia Aérea (SIVA) para defensa estratégica y alerta temprana ante incursión de aeronaves ilegales.

La FAM cuenta con tres plataformas aéreas fabricadas por la firma brasileña Embraer, adquiridas a principios de 2003 durante el gobierno del presidente Vicente Fox. El primer aparato llegó en 2004, siendo modificado a petición del entonces secretario de la Defensa Nacional (Sedena), el general Clemente Vega García. En junio de este año, las plataformas EMB-145 cumplirán 15 años de servicio en la Fuerza Aérea Mexicana, convirtiéndose en el puntal de la vigilancia aérea y estratégica contra incursiones ilegales y en seguimiento a vuelos clandestinos del crimen organizado.

De acuerdo con la Sedena, el Embraer-145 MCSA-AEWC tuvo un costo de 914,7 millones de pesos y los EMB-145 RS&MP costaron 557,9 millones de pesos cada uno. El primer aparato duplicó su costo porque la Sedena pidió modificaciones e importantes cambios para contar con unja nave de última generación que fuera capaz de cumplir tareas de vigilancia de amplio espectro mientras se restructuraba todo el esquema de seguridad aéreo del país.

Un reporte de Embraer sobre la compra de las plataformas aéreas por parte de México señalaba que el EMB-145 MCSA-AEWC es un avión avanzado (los Embraer comenzaron a volar en 1999), equipado con la versión P99 que posee un radar sueco Ericsson Erieye utilizado en operaciones de vigilancia en la selva amazónica. "La configuración P-99 elegida por el gobierno de México es una versión para vigilancia y monitoreo de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) y sus aguas territoriales". El P-99 es "un sistema de nueva generación para operaciones que van desde el patrullaje marítimo hasta la detección de blancos pequeños". El P-99 cuenta con un centro volante de análisis e inteligencia para operaciones especiales, agregaba el documento de la empresa.

El servicio de mantenimiento más reciente a las plataformas Embraer es el de la reparación y corrección de errores y desgaste en los sensores de los aparatos, y se da a los aviones EMB-145 MCSA-AWEC, Matrícula 4101, y a los EMB-145 RS-MP, Matrículas 4111 y 4112. El proyecto de inversión de la Fuerza Aérea indica que los servicios de reparación y mantenimiento a los aviones debe hacerse para “Garantizar e incrementar la capacidad operativa de los sensores para la continuidad de vuelos de reconocimiento, patrullaje, vigilancia y seguimiento aéreo y terrestre como complemento del sistema de defensa aérea”. Los sensores han cumplido ya más de 10 años de uso y su mantenimiento es urgente, se señala en el documento en el que desde 2015 se visualizaba la atención mayor a las plataformas Embraer-145.

“Por lo anterior se concluyó que se requiere el servicio para actualizar los sensores de las tres plataformas de vigilancia aérea, debido a la obsolescencia gradual de los sensores y equipos de detección, intercepción y comunicación instalados en las plataformas aéreas mismas que a la fecha cuentan con una antigüedad de 10 años, desde su adquisición, los cuales tecnológicamente se encuentran obsoletos en el mercado aeronáutico especializado… Actualmente, se encuentran mejoras de última generación, que garantiza un soporte logístico suficiente y adecuado para realizar operaciones aéreas de adiestramiento, reconocimiento, patrullaje, vigilancia e intersección aérea y control del espacio aéreo nacional con mejores márgenes de seguridad, economía, eficiencia y eficacia en su empleo coadyuvando a garantizar la vigilancia del espacio aéreo nacional”, señala la FAM en su evaluación.

El mantenimiento a los sensores en las plataformas de los EMB-145 es quizá el más costoso al que se ha sometido a las aeronaves de la FAM, ya que significará una inversión de 4.752 millones de pesos ( unos 208 millones de euros) que comenzó hace dos años y deberá concluir en 2020.

El horizonte de vida útil de las tres plataformas con el mantenimiento concluido es de 10 años. De no haberse iniciado el servicio a los Embraer, su vida útil hubiera sido de tres años, señala la FAM. Los primeros servicios de actualización de para los sensores de los EMB-145 comenzaron en 2016, con una inversión de mil  millones de pesos (46 millones de euros). En 2017 el gasto se elevó y fue de 1. 712 millones de pesos.  

Paralelo al mantenimiento de los sensores de los tres EMB-45, en 2017 se dio también la licitación para revisar y reparar siete motores Rolls Royce (dos por cada aparato y uno más que estaba almacenado en las instalaciones de la Segunda Escuadrilla de Vigilancia Aérea que opera en la ciudad de Mérida, en el Estado de Yucatán (ubicado frente al Mar Caribe). Dicha licitación especifica que a partir de diciembre de 2018 la o las empresas elegidas deberán realizar visitas periódicas a la base aérea y a los lugares en donde se encuentren operando los Embraer. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.