Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército Mexicano recibe la concesión para operar y administrar el aeropuerto de Santa Lucía

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le entregó a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) el título de concesión para que ésta pueda operar y administrar las ganancias que genere el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), creado en terrenos de la Base Aérea de Santa Lucía.

En una ceremonia a la que no se invitó a la prensa nacional o extranjera, el secretario de Comunicaciones, Jorge Arganis, le entregó al general Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, el Título de Concesión para que la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria “Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, S.A. de C.V.”, administre y opere la termina.

El general Sandoval le entregó a su vez el título de concesión al general René Trujillo Miranda, quien será el primer Director General del “Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles”. El Consejo de Administración de la empresa AIFA, S A. de C.V. será encabezado por el general André Georges Foullon Van Lissum, Subsecretario de la Defensa Nacional.

El Consejo de Administración y la estructura orgánica de la empresa serán dirigidos por 26 mandos de extracción militar –19 del Ejército y 7 de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM). La estructura que se ha dado a conocer en los meses recientes indica que la Dirección General de AIFA estará compuesta por dos subdirecciones, una operativa y otra administrativa, así como las direcciones de operaciones; planeación, investigación y desarrollo; comercial y de servicios; administración; dirección jurídica. En todos los cargos habrá personal militar al frente.

En la Dirección de Operación habrá a cinco mandos militares; en la Dirección de Planeación, Investigación y Desarrollo habrá tres, en la Dirección Comercial y de Servicios serán 4 los militares al frente, mientras que en la Dirección de Administración habrá 7 y en la Dirección Jurídica habrá 4 militares especializados en esa área.

La SCT señaló que el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional que se hará cargo de la terminal aérea ha recibido, por parte del Centro Internacional de Instrucción de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, 42 cursos y talleres en los que participaron 159 directivos y cuadros de mando, sobre temas como: planificación, diseño y construcción de aeropuertos, coordinación de las operaciones aeroportuarias, seguridad de aeropuertos, normatividad aeronáutica y plan de emergencia.

Por lo que se refiere a esta obra monumental, se registra un avance físico del 67 por ciento, en la que se han generado a la fecha más de 107 mil empleos civiles, añadió la SCT.  La terminal aérea de uso civil y militar es construida por el Cuerpo de Ingenieros de Combate desde el 17 de octubre de 2019 en las inmediaciones de la Base Aérea Militar Número 1 (BAM-1) de Santa Lucía, y deberá estar terminada en marzo de 2022, según lo ha ordenado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En 2019, al anunciar las obras del AIFA, Obrador adelantó de manera sorpresiva que una vez terminado, el aeropuerto e le entregaría a la SEDENA para ser administrado y obtener de ahí recursos financieros utilizables en sus proyectos, como una nueva fuente de ingresos que reducirá la dependencia de la secretaría hacia el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que recibe anualmente del gobierno federal.

En marzo de 2020, Obrador anunció la creación de una empresa de participación gubernamental y privada con la que se administrará y controlará a la terminal aérea, de acuerdo con la legislación aeronáutica mexicana. La empresa tendrá la misión de administrar a la perfección el AIFA, el cual se espera que movilice alrededor de 18 millones de pasajeros al año en cifras muy conservadoras. 

Las previsiones del presidente López Obrador insisten en que en una primera etapa, el AIFA lograría esta cifra, alcanzando los 43,5 millones de pasajeros en una segunda fase hasta llegar a casi 85 millones de 84,9 millones de personas movilizadas cuando la terminal aéreas alcance su máxima capacidad, en unos 30 años. Especialistas en aeronáutica críticos al proyecto han reiterado que estas cifras serán inalcanzables. (Jorge Alejandro Medellín. Fotos: SEDENA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.