Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército Mexicano quiere tener a 25.000 mujeres en sus filas

Los planes del alto mando militar en México para incorporar al mayor número de mujeres posible son más que ambiciosos, porque antes de que concluya el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto intentará sumar a unas 9.000 más a sus filas y el tiempo apremia. Le quedan menos de diez meses para lograrlo.

Los datos oficiales más recientes elaborados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), actualizados al pasado mes de febrero, indican que su estado de fuerza es de 214 .157 elementos y que de esta cifra 197. 456 son hombres y 16. 701 son mujeres. Sumando a los efectivos que integran a la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) y a la Marina-Armada de México (Semar), el total de elementos de las tres armas hoy es de 280.771 efectivos.

La idea de lograr una política amplia y efectiva de igualdad y equidad de género en las filas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos se fortaleció y fue aplicándose desde 2007, cuando la Sedena se trazó entre sus objetivos a corto plazo el de incrementar sustancialmente el número de mujeres en sus filas.

Al inicio del gobierno del presidente Felipe Calderón, el Ejército contaba con apenas 6.309 mujeres y no podían desarrollarse sino a unos cuantos servicios. Estaban confinadas básicamente a estudiar las carreras de Enfermería Militar y Odontología.

Este reducido grupo de mujeres militares se insertaba en la estructura de la Sedena para totalizar, en ese tiempo, un estado de fuerza de 199.499 efectivos, contando a los integrantes de la FAM. Esto ubicaba a la secretaría entre los países latinoamericanos con menos mujeres en labores castrenses.

La meta anunciada por el entonces secretario de la Defensa, el general Guillermo Galván, era la de incorporar al menos al doble de mujeres en las filas del Ejército. La cifra planteada era de 12.486 mujeres. Meses antes de concluir su mando al frente de la Sedena, el general Galván informaba en el documento Logros de la Secretaría de la Defensa Nacional que se había rebasado la meta fijada y que la secretaría contaba con 14 .150 mujeres distribuidas en varios servicios.

No sólo eso. La Sedena iniciaba una nueva etapa en materia de equidad de género e igualdad al abrir paulatinamente planteles militares que antes estaban vedados para las mujeres. Desde 2007 las mujeres que aprueban los exámenes requeridos pueden ingresar al Heroico Colegio Militar (curso de formación de oficiales intendentes), a la Escuela Militar de Aviación (curso de formación de oficiales pilotos aviadores) y a la Escuela Militar de Ingenieros para hacer una carrera en todas sus especialidades: industrial, constructor, comunicaciones y electrónica y computación e informática.

Otro avance notable en las políticas de equidad de género e igualdad en el Ejército y la Fuerza Aérea es que las mujeres ya pueden incorporarse a la Escuela Militar de Transmisiones para hacer el Curso de Técnico Superior Universitario en Comunicaciones, así como a la Escuela Militar de Clases de Transmisiones y acceder a todos los cursos que se imparten ahí.

Pero uno de los avances más importantes y llamativos para las mujeres que desean hacer carrera militar en las filas de la Sedena es su acceso, desde 2007, al Colegio del Aire para formarse como pilotos aviadores y a la Escuela Militar de Especialistas de Fuerza Aérea, en donde cursan cuatro años para formarse como Oficiales Aerologistas y Controladores de Vuelo.

Aún más: a partir del Ciclo Escolar 2013-2014 han ingresado mujeres al Heroico Colegio Militar para hacer el Curso de Formación de Oficiales de Artillería y Zapadores, para prepararse técnicamente para el mando, adiestramiento y conducción de unidades de combate.

Del Colegio del Aire han egresado a la fecha 15 mujeres graduadas como Subtenientes, quienes pilotean casi todo el material con el que cuenta la FAM; desde avionetas Piper Navajo y Cessna 182, hasta turbohélices PC-7, PC-9, T-6C Texan, transportes medianos C295, de vigilancia C-26 Fairchild y transportes pesados C-130J Hércules y C-27J Spartan, así como helicópteros MD-530 y Bell 412.

La Capitán de la Fuerza Aérea, Andrea Cruz Hernández, es la egresada más notable del Colegio del Aire, en donde se graduó en julio de 2011 como la primera mujer piloto de la FAM. Ella fue la encargada de traer a México uno de los C295W comprados por el Ejército en 2015 a Airbus. Si la Sedena consigue incorporar a 25.000 mujeres a sus filas antes de que termine este 2018, se ubicará en la segunda posición entre las fuerzas armadas latinoamericanas que no se destacan precisamente por abrir espacios al personal femenino.

Informes detallados de la Red de Seguridad y Defensa de América Latina (RESDAL) de 2016 indican que Venezuela posee un estado de fuerza de 365.315 efectivos, de los cuales 76.860 son mujeres, lo que coloca a este país con el mayor número de elementos femeninos en armas en toda la región.

En segundo sitio aparece México, con 16.701 mujeres en sus filas militares en un universo de 214.157 efectivos -sin contar a las mujeres de la Marina-. Aunque las fuerzas armadas mexicanas tienen menos efectivos que el Ejército de Brasil (con 366.614 efectivos y 16.539 mujeres en sus filas), se mantiene en segundo sitio con más elementos femeninos en su estructura.

Aparecen después Colombia, con 265.050 integrantes, de los cuales apenas 3.758 son mujeres (menos del 3 %). Le sigue el Ejército de Chile, con 67.683 integrantes y 6.172 mujeres en sus filas (3.971 en el Ejército, 1.601 en la Armada y 600 en la Fuerza Aérea).

Argentina tiene un estado de fuerza de 79 mil 845 militares, de los cuales solo 1,973 son mujeres. Bolivia cuenta con 34 mil 078 militares y una casi simbólica presencia femenina de 663 mujeres en sus filas. En Ecuador el Ejército está integrado por 41 mil 403 efectivos, de los cuales solo 1,200 son mujeres. También en porcentaje casi simbólico.

Guatemala cuenta con 18.181 militares y 1.392 mujeres en sus filas. El Salvador posee una fuerza armada compuesta por 24.023 militares, dejando un espacio para solamente 1.312 mujeres en su estructura. Le sigue el Ejército de Honduras, con 15.216 efectivos y una presencia femenina de únicamente 642 elementos. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.