Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército Mexicano prepara el desfile por el aniversario de la Independencia

Tropas de diversas armas y servicios del Ejército Mexicano están inmersas en los ensayos de lo que será el desfile por el 211 aniversario del inicio de la guerra de Independencia del país, a celebrarse el próximo 16 de septiembre, y que se efectuará de nuevo en el centro histórico de la capital en condiciones de control e higiene no precisadas aún por la presidencia de la República.

Unidades de la Brigada de Fusileros Paracaidistas (BFP), de las Brigadas de Policía Militar (PM), así como del 106 Batallón de Infantería, (106 B.I.), personal femenino integrado a las Tropas de Asalto y Batallones del Cuerpo de Fuerzas Especiales (CFES), ensayan desde hace una semana en sus cuarteles de la I Región Militar (IRM) en el centro del país.

Los ensayos se realizan por el momento de manera separada para luego reunir a todas las tropas de tierra y aire que marcharán en las calles del centro de la Ciudad de México para llegar, como cada año, al Zócalo capitalino y pasar frente al palco presidencial del Palacio Nacional saludando y rindiendo honores al presidente Andrés Manuel López obrador, quien es también el mando supremo de las fuerzas armadas mexicanas.

Obrador ha anunciado que esta edición de la tradicional parada militar será doblemente especial, ya que significa el regreso de los militares, pilotos, marinos y guardias nacionales a las calles para continuar con la celebración cívico-castrense más importante en la historia del país, además de que las tropas volverán a aparecer en público de forma masiva luego del 2020, el año más difícil por la presencia y expansión del COVID-19.

Las secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA) y de Marina-Armada de México (SEMAR) no han definido cuál será la dotación exacta de militares que participarán en la parada del 16 de septiembre, en la que, año con año, un promedio de 10 mil a 18 mil integrantes marchan por las calles del centro de la ciudad en columnas de armas y servicios, mientras que la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) realiza también pases de sus aeronaves de ala fija y ala rotativa.

En 2020, el año más difícil de la pandemia, el desfile militar masivo fue suspendido y en su lugar se realizó una ceremonia de condecoración y honores militares por su desempeño en la contención al COVID. Solo 671 elementos fueron desplegados en una ceremonia que duró 45 minutos exactos, efectuada con todos los protocolos sanitarios frente a Palacio Nacional. Para este año el presidente anunció que el desfile durará dos horas y será un acto muy especial.

El año pasado desfilaron 56 aeronaves de la FAM, Armada de México y Guardia Nacional. El contingente aéreo estuvo integrado por turbohélices T-6C Texan, aviones de transporte C295, helicópteros y 3 Boeing 737-800 del Escuadrón Aéreo 502 y 3 F-5E/F del Escuadrón Aéreo 401.

La parada aérea fue emotiva ya que el contingente aéreo contó con la participación de la Teniente Miriam Martínez Magaña (EA-203, Ensenada, Baja California) como Comandante de un T-6C Texan II, llevando como Copiloto a la Subteniente Carolina Pérez (EA-402, Ixtepec, Oaxaca), integrando lo que fue la primera tripulación femenina de la FAM en un desfile militar.

Participaron 15 paracaidistas, entre ellos una mujer perteneciente a la Brigada de Fusileros Paracaidistas de la SEDENA que saltó desde un helicóptero Mi-17 con otros paracaidistas que descendieron empleando técnicas de navegación y formaciones para aterrizar frente a Palacio Nacional.

Hubo blindados Panhard Lynx, Panhard VCR, Tiger II, Sandcat y DN-11 como parte del contingente que incluyó tractocamiones de cama baja con dioramas y maquetas sobre el combate al COVID-19, el Sistema Vigilancia Aérea y la aplicación del Plan DN-III-E. (Jorge Alejandro Medellín/ Fotos SEDENA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.