Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército Mexicano licita por segunda vez el mantenimiento de su sistema satelital

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) abrió una licitación pública internacional para darle mantenimiento y actualizar su sistema satelital, el cual deberá operar sin dificultades este año para fortalecer una nueva etapa en la que intensificará sus operaciones de detección de plantíos de enervantes desde el espacio. La Sedena lanzó la licitación LA-007000999-E82-2019, que en realidad es una reposición del mismo procedimiento hecho en 2018, pero que fue declarado desierto por la dependencia ante las propuestas de una decena de empresas que no cumplieron las expectativas de servicio técnico y precio requeridas.

En la licitación ya aprobada por el director general de Transmisiones, el general de Brigada Santiago Contreras Ojeda, se advierte que “a la fecha, no se cuenta con una póliza de mantenimiento para casos de fallas, habiendo terminado la vigencia de la última póliza con fecha 31de diciembre  de 2018, sin embargo, durante dicho año, en la póliza no se contempló la aplicación de mantenimientos preventivos, limitándose solo a correctivos…”

No obstante, señala el documento, “los equipos que lo conforman se encuentran operando sin reportes de falla”.

Hasta antes de diciembre de 2018, la secretaría reporta “en la bitácora de fallas de equipos, se tiene  registrados dos eventos de falla de los que fue necesario reemplazar dos equipos Multi Channel Receptor (MCR), marca Gilat, Modelo SKY Edge, series No. 0413480742 y 0413320352”. La Sedena indica que ambos equipos tienen garantía de operatividad hasta junio y diciembre de 2019, por lo que esto deberá tomarse en cuenta para revisar los costos del servicio, el cual fue licitado en 3.399.786 pesos (alrededor de 157.000 euros).

El fallo definitivo, tras las dos rondas de licitación, fue para la empresa GILAT SATELLITE NETWORKS MEXICO, la cual deberá entregar y colocar dos lotes de 75 piezas cada uno, conteniendo extensores de redo y transceptores de fibra óptica para mantener en operación el sistema satelital del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, sobre todo ahora que se avecina la entrada en operaciones de la Guardia Nacional, cuyas comunicaciones estarán enlazadas a la terminales militares en todo el territorio nacional.

El servicio de mantenimiento a la red satelital del Ejército forma parte del esquema de seguridad al Sistema de Administración e Información Geoespacial de la Secretaría de la Defensa Nacional, el cual controla toda la información de seguridad nacional y los accesos a bases de datos sensibles para el combate a la delincuencia. Toda esta información es manejada por el Sistema MEXSAT, cuyos centros de control están ubicados en la zona de Iztapalapa (al oriente de la Ciudad de México) y en la ciudad de Hermosillo (en el estado de Sonora, en el Pacífico mexicano). Los satélites del sistema operan en posiciones orbitales geoestacionarias, a casi 36 mil kilómetros de altura sobre la Tierra.

En 2018, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que como resultado del uso del Sistema MEXSAT, en el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto, “la localización y destrucción de amapola se colocó encima de la mariguana. Se han erradicado desde el inicio de este gobierno y hasta septiembre pasado 133 mil 95 hectáreas y 965 mil 313 plantíos de amapola contra 28 mil 239 hectáreas y 229 mil 196 plantíos de cannabis”.

Con el Sistema de Administración de Información Geoespacial, a través del análisis de imágenes satelitales, se localizaron y destruyeron en Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Oaxaca” 10 mil 801 plantíos ilícitos de amapola y uno de mariguana en dicho lapso.

La SCT indica que el sistema integral MEXSAT se compone de:

• 2 Satélites Geoestacionarios. Satélite Bicentenario para servicios fijos “FSS” y Satélite Morelos 3 para servicios móviles “MSS”;

• 2 Centros de Control de Satélites y 2 Centros de Control de Comunicaciones, mismos que fueron construidos con la infraestructura física y de comunicaciones en Iztapalapa en la Ciudad de México y en Hermosillo, Sonora;

El Sistema Móvil por Satélite (MSS) se conforma por 3 segmentos globales:

• El satélite para servicios móviles MSS (Morelos 3 – en operación-).

• Por el centro de control de comunicaciones el cual tiene toda la infraestructura que permite proporcionar comunicaciones de voz y datos a usuarios móviles y semi-fijos mediante el uso eficiente del espectro de banda “L” a través de una tecnología de última generación de multicapas de celdas mediante la conformación de haces generados en tierra (GBBF Ground Based Beam Forming), integrada a su vez a una red de comunicaciones digitales 3G.

El informe más reciente de la SCT sobre la red de satélites MEXSAT detalla que éstos “brindan servicios de comunicación satelital fija permitiendo la comunicación de cerca de 5.000 escuelas, clínicas y bibliotecas rurales del programa México Conectado, así como para comunicaciones estratégicas, programas de seguridad nacional y protección civil en apoyo a la población afectada por desastres naturales, apoyando a la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina, Policía Federal, Procuraduría General de la Republica y al Centro de Investigación y Seguridad Nacional”.

La banda  “L” de comunicación satelital, es la que emplean el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina de México en operaciones de seguridad y despliegues tácticos especiales contra el crimen organizado. La SCT señala al respecto que la banda "L" se conservó para uso exclusivo del Estado a través de un contrato de servicios que celebro el Estado con SATMEX, quedando a cargo de Telecomm la explotación de dicha banda.

Desde entonces, la banda "L" es usada por la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Seguridad Pública y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (en lo sucesivo, CISEN) (en su conjunto y en lo sucesivo, las Entidades de Seguridad Nacional o ESN) para satisfacer sus necesidades de comunicación satelital móvil que requieren para el ejercicio de sus atribuciones.

El servicio de mantenimiento licitado por la Sedena contempla revisiones y correcciones a posibles fallas en el uso de la Banda “L” durante el primer año de actividad de la Guardia Nacional en estados críticos como Tamaulipas, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Jalisco, Coahuila, Sinaloa, Sonora, Baja California, Guanajuato y el Estado de México, los de más alta incidencia delictiva. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)

En la licitación ya aprobada por el director general de Transmisiones, el general de Brigada Santiago Contreras Ojeda, se advierte que “a la fecha, no se cuenta con una póliza de mantenimiento para casos de fallas, habiendo terminado la vigencia de la última póliza con fecha 31de diciembre  de 2018, sin embargo, durante dicho año, en la póliza no se contempló la aplicación de mantenimientos preventivos, limitándose solo a correctivos…”

No obstante, señala el documento, “los equipos que lo conforman se encuentran operando sin reportes de falla”.

Hasta antes de diciembre de 2018, la secretaría reporta “en la bitácora de fallas de equipos, se tiene  registrados dos eventos de falla de los que fue necesario reemplazar dos equipos Multi Channel Receptor (MCR), marca Gilat, Modelo SKY Edge, series No. 0413480742 y 0413320352”. La Sedena indica que ambos equipos tienen garantía de operatividad hasta junio y diciembre de 2019, por lo que esto deberá tomarse en cuenta para revisar los costos del servicio, el cual fue licitado en 3.399.786 pesos (alrededor de 157.000 euros).

El fallo definitivo, tras las dos rondas de licitación, fue para la empresa GILAT SATELLITE NETWORKS MEXICO, la cual deberá entregar y colocar dos lotes de 75 piezas cada uno, conteniendo extensores de redo y transceptores de fibra óptica para mantener en operación el sistema satelital del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, sobre todo ahora que se avecina la entrada en operaciones de la Guardia Nacional, cuyas comunicaciones estarán enlazadas a la terminales militares en todo el territorio nacional.

El servicio de mantenimiento a la red satelital del Ejército forma parte del esquema de seguridad al Sistema de Administración e Información Geoespacial de la Secretaría de la Defensa Nacional, el cual controla toda la información de seguridad nacional y los accesos a bases de datos sensibles para el combate a la delincuencia. Toda esta información es manejada por el Sistema MEXSAT, cuyos centros de control están ubicados en la zona de Iztapalapa (al oriente de la Ciudad de México) y en la ciudad de Hermosillo (en el estado de Sonora, en el Pacífico mexicano). Los satélites del sistema operan en posiciones orbitales geoestacionarias, a casi 36 mil kilómetros de altura sobre la Tierra.

En 2018, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que como resultado del uso del Sistema MEXSAT, en el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto, “la localización y destrucción de amapola se colocó encima de la mariguana. Se han erradicado desde el inicio de este gobierno y hasta septiembre pasado 133 mil 95 hectáreas y 965 mil 313 plantíos de amapola contra 28 mil 239 hectáreas y 229 mil 196 plantíos de cannabis”.

Con el Sistema de Administración de Información Geoespacial, a través del análisis de imágenes satelitales, se localizaron y destruyeron en Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Oaxaca” 10 mil 801 plantíos ilícitos de amapola y uno de mariguana en dicho lapso.

La SCT indica que el sistema integral MEXSAT se compone de:

• 2 Satélites Geoestacionarios. Satélite Bicentenario para servicios fijos “FSS” y Satélite Morelos 3 para servicios móviles “MSS”;

• 2 Centros de Control de Satélites y 2 Centros de Control de Comunicaciones, mismos que fueron construidos con la infraestructura física y de comunicaciones en Iztapalapa en la Ciudad de México y en Hermosillo, Sonora;

El Sistema Móvil por Satélite (MSS) se conforma por 3 segmentos globales:

• El satélite para servicios móviles MSS (Morelos 3 – en operación-).

• Por el centro de control de comunicaciones el cual tiene toda la infraestructura que permite proporcionar comunicaciones de voz y datos a usuarios móviles y semi-fijos mediante el uso eficiente del espectro de banda “L” a través de una tecnología de última generación de multicapas de celdas mediante la conformación de haces generados en tierra (GBBF Ground Based Beam Forming), integrada a su vez a una red de comunicaciones digitales 3G.

El informe más reciente de la SCT sobre la red de satélites MEXSAT detalla que éstos “brindan servicios de comunicación satelital fija permitiendo la comunicación de cerca de 5.000 escuelas, clínicas y bibliotecas rurales del programa México Conectado, así como para comunicaciones estratégicas, programas de seguridad nacional y protección civil en apoyo a la población afectada por desastres naturales, apoyando a la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina, Policía Federal, Procuraduría General de la Republica y al Centro de Investigación y Seguridad Nacional”.

La banda  “L” de comunicación satelital, es la que emplean el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina de México en operaciones de seguridad y despliegues tácticos especiales contra el crimen organizado. La SCT señala al respecto que la banda "L" se conservó para uso exclusivo del Estado a través de un contrato de servicios que celebro el Estado con SATMEX, quedando a cargo de Telecomm la explotación de dicha banda.

Desde entonces, la banda "L" es usada por la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Seguridad Pública y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (en lo sucesivo, CISEN) (en su conjunto y en lo sucesivo, las Entidades de Seguridad Nacional o ESN) para satisfacer sus necesidades de comunicación satelital móvil que requieren para el ejercicio de sus atribuciones.

El servicio de mantenimiento licitado por la Sedena contempla revisiones y correcciones a posibles fallas en el uso de la Banda “L” durante el primer año de actividad de la Guardia Nacional en estados críticos como Tamaulipas, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Jalisco, Coahuila, Sinaloa, Sonora, Baja California, Guanajuato y el Estado de México, los de más alta incidencia delictiva. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.