Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Ejército Mexicano licita el mantenimiento de sus lanchas para operaciones especiales

El Ejército Mexicano dará mantenimiento mayor a una parte de las embarcaciones utilizadas por elementos de Fuerzas Especiales en operaciones ribereñas contra la delincuencia organizada y en despliegues para vigilancia de instalaciones estratégicas. El proyecto para la compra de refacciones y para la contratación de los servicios de mantenimiento contempla la atención a las embarcaciones Pro-Line 240 Tipo Militar, operadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a través de sus unidades especiales.

La licitación abierta con la que se adquirirán refacciones e incluso motores completos fue difundida el 1 de febrero por la Subdirección de Adquisiciones, para convocar a empresas nacionales y extranjeras a presentar las mejores ofertas a fin de adquirir 94 partidas con 323 Piezas para refaccionar a las embarcaciones rígidas del Ejército Mexicano.

De acuerdo con la licitación, la Sedena busca adquirir refacciones para motores fuera de borda Marca Yamaha, de 60 caballos de fuerza de cuatro tiempos, así como para motores Marca Mercury de 90 caballos de fuerza de cuatro tiempos y motores Marca Yamaha de 200 caballos de fuerza de cuatro tiempos al igual que motores fuera de borda Marca Yamaha de 48 caballos de fuerza Enduro de 2 tiempos Mercury de 115 caballos de fuerza en dos y cuatro tiempos.

En el listado de piezas incluye propelas SS Vengeance para motor Mercury, bombas de agua para todas las embarcaciones, hélices Mirage, sensores y bombas hidráulicas para la dirección de las naves. El mantenimiento podría ser proporcionado por la empresa Hesa Supplies, con la que la Sedena trabaja regularmente para atender sus embarcaciones que utilizan motores Mercury y Yamaha fuera de borda.

Esta licitación es un procedimiento largo en el que la Defensa Nacional exige que los bienes a entregar tengan una garantía mínima de 12 meses, que sean nuevos de fábrica y sean surtidos por partidas separadas y no en un solo paquete. La Sedena indica que las aclaraciones y detalles del procedimiento se discutirán el 22 de febrero. De acuerdo con el calendario de adquisiciones de la secretaría, el 14 de marzo se hará la apertura de proposiciones, el 3 de abril se dará a conocer el fallo y la firma del contrato se hará en 17 de abril.

En mayo de 2018, la Sedena licitó la compra de 10 lanchas semi rígidas para patrullajes ribereños y en apoyo a seguridad pública. Dicha adquisición inició a finales de 2016 y tuvo un costo de 12,4  millones de pesos (530.800 euros), que se incrementó hasta los 16,4 millones de pesos (702.735 euros). El aumento se debió a los gastos en refacciones y mantenimiento en un horizonte de 10 años de vida útil del material.

En 2018 se hicieron los últimos pagos del lote de 10 lanchas. En el mismo año la Sedena ordenó labores de mantenimiento para 119 embarcaciones FC-530 Zodiaco (para vigilancia y operaciones especiales) y Piranha Spibo Rib-800 (para patrullaje, salvamento y operaciones especiales). Además, secretaría compró 15 remolques para sus lanchas Zodiaco.

El paquete de mantenimiento dado a conocer por la Sedena señalaba que las adquisiciones y los trabajos comprenden la atención a las 119 embarcaciones con las que cuenta el Ejército Mexicano para labores de patrullaje y vigilancia de instalaciones estratégicas, de zonas lacustres y de zonas costeras en apoyo a labores de seguridad pública y para disuadir la presencia de bandas delictivas.

De acuerdo con el proyecto de adquisición de embarcaciones, el 91% de la flota de estos vehículos acuáticos tiene más de 10 años de uso (su vida útil es precisamente de una década como máximo). (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.