Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército Mexicano licita la adquisición de miles de granadas y proyectiles para sus cuerpos especiales

El alto mando del Ejército Mexicano autorizó la compra de más de 190.000 proyectiles de diverso tipo para las tropas que integran sus Cuerpos Especiales. La licitación fue lanzada a mediados de septiembre y busca que los proveedores que sean elegidos abastezcan a las tropas de elite del ejército con municiones para el Cuerpo de Fuerzas Especiales, para la Policía Militar y para las Brigadas de Fusileros Paracaidistas.

La convocatoria fue hecha por la Sección de Adquisiciones Especiales de la Sedena y deberá designar al licitante ganador a finales de octubre, si no existen inconvenientes durante el procedimiento. El material incluye granadas de humo que deberán tener “efecto irritante en piel y mucosas”, señala la licitación electrónica pública internacional emitida por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El Ejército Mexicano busca dos lotes de municiones; uno integrado por 86.451 granadas y proyectiles y otro de 104.392 cartuchos calibre 7.62 x 51 milímetros. Además, los militares solicitan a los licitantes que entreguen un lote de 198 cartuchos para hacer pruebas y detectar defectos que invalidarían la compra del material.

La Sedena considera que si el material presenta dos fallas o menos, sí puede ser adquirido, pero si los defectos son tres o más se cancelaría la compra. Las fallas o defectos a detectar son los siguientes: explosión prematura menor a 3.5 segundos, tiempo de retardo mayor a 10 segundos, tiempo de retardo menor a 4.5 segundos, granada fallida y granada de gas con expulsión de baja presión.

Esta es una de las últimas licitaciones de la administración del presidente Enrique Peña Nieto y del general Salvador Cienfuegos Zepeda. Los registros de compras gubernamentales muestran al momento solo la licitación de las granadas y proyectiles y la de la compra de los cartuchos calibre 7.62 x 51 mm, que son empleados en los fusiles G-3 y M-249, aunque también lo utilizan los equipos de francotiradores.

En detalle, el lote de 86.451 granadas y proyectiles está integrado de la siguiente manera:

  • 43.571 granadas de gas
  • 6.871 proyectiles de gas, calibre 40 mm (compuesto CA)
  • 9.298 proyectiles de gas, calibre 40 mm (compuesto LS)
  • 7.167 proyectiles de humo, calibre 40 mm
  • 10.490 granadas de humo
  • 2.449 granadas de humo color rojo
  • 2.536 granadas de humo color verde
  • 2.643 granadas de humo color blanco
  • 758 granadas de humo amarillo
  • 668 granadas de humo color morado

El licitante ganador deberá entregar 198 granadas adicionales, independientes y sin costo en el paquete, las cuales serán empleadas para hacer pruebas explosivas. Algunas de las características exigidas por la Sedena en las granadas de humo indican que el material debe ser tipo munición disparado por un lanzaproyectiles calibre 40m milímetros, la longitud de la munición debe ser de 120 milímetros, su velocidad inicial de disparo deberá ser de 500 metros sobre segundo y su alcance mínimo deberá ser de 80 a 100 metros de distancia. El licitante deberá grabar en el cuerpo del proyectil la fecha de fabricación y garantizar que la pieza es de reciente fabricación, indica la Sedena.

En cuanto a la granada de gas, se señala que éstas deberán tener espoleta tipo M201 A1, con retardo de 1,5 a menos 0,3 segundos. La pieza debe ser de aluminio, con una altura aproximada de 16 centímetros y un diámetro de 6 centímetros. Su tiempo de descarga deberá ser de 20 a 40 segundos aproximadamente y debe poder ser utilizada en interiores y exteriores. Su carga deberá ser de cloro benzilideno malononitrilo (CS), añade el anexo técnico de la convocatoria. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.