Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército Mexicano destruye blindados del narco en una emboscada

Una emboscada contra miembros del 65 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano terminó en la huida de sus atacantes y la destrucción de los vehículos blindados con los que trataron de eliminar a los militares.

El ataque se produjo en una brecha cercana a la comunidad de El Charapo, en el municipio de Aguililla, en el estado de Michoacán, colindante con el estado de Jalisco. Precisamente el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), el más violento y extendido ahora en territorio nacional, ha lanzado una ofensiva contra La Familia Michoacana y otras organizaciones criminales que operan en Michoacán para tomar control territorial. 

En este contexto, el CJNG mostró el pasado 18 de julio en redes sociales dos videos que causaron alarma en la opinión pública, ya que en ellos aparecían poco más de cien integrantes del grupo criminal vestidos con ropa de comando pixelada, cascos antifragmento, gogles, rodilleras, chalecos balísticos, chalecos tácticos, granadas, armas largas, armas cortas y lanzacohetes. 

Los sicarios se presentaron en un paraje del estado de Jalisco mostrando a su Grupo de Elite Fuerzas Especiales como la unidad encargada de penetrar en Michoacán para enfrentar y eliminar al Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL) que lideraba José Antonio Yépez Ortíz, El Marro. 

En los videos, el CJNG mostró una columna de vehículos blindados artesanalmente con características diversas; los dos más grandes tenían torreta con afustes para montarles ametralladoras automáticas, troneras laterales para disparar desde el interior y espacios para emplear lanzagranadas de 40 milímetros. 

Otros vehículos del cártel eran camionetas Silverado doble cabina, Heavy Duty y Super Duty y Jeep, pintadas en esquema de pixelado para operaciones en selva y con la leyenda “CJNG”. Los sicarios lanzaban consignas en apoyo a Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del CJNG. “Somos gente del Mencho”, gritaban cuando la cámara se acercaba a los vehículos. Dos de esas unidades que aparecían en el video fueron utilizadas por los sicarios para tratar de abatir a los soldados del 65 Batallón de Infantería que tiene su base en Coalcomán, Michoacán. Ambas fueron destruidas por los soldados, acabaron en llamas con la contraofensiva de los militares. 

La emboscada 

El enfrentamiento ocurrió en una de las brechas de la comunidad de El Charapo, ubicada en el municipio de Aguililla, cuando las tropas del 65 Batallón de Infantería fueron emboscadas por dos vehículos del autodenominado “Fuerzas Especiales Grupo de Elite” del CJNG, que terminaron huyendo del lugar dejando atrás las dos unidades que se incendiaron tras la respuesta de los soldados. 

Un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) llegó al lugar del ataque para reforzar y apoyar a la tropa. Hizo sobre vuelo en busca de los agresores, pero no logró ubicarlos. 

Reportes de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) indicaron que sólo hubo un soldado con heridas leves mientras que varios de los atacantes resultaron heridos y huyeron a una zona montañosa.En el lugar del ataque quedaron dos unidades Hummer de la SEDENA desde las cuales los soldados repelieron el ataque usando lanzagranadas de 40 milímetros y fusiles H&K calibre 7.62 para detener a los sicarios. 

Las imágenes tomadas por los soldados muestran a los blindados del CJNG ardiendo, uno sobre una brecha y el otro entre una arboleda, imposibilitado para moverse luego del contra ataque militar con lanzagranadas. Los dos blindados del narco trataron de escapar al ver que la emboscada había fallado. Los sicarios del Grupo de Elite lanzaron una de sus camionetas –una Silverado reforzada con placas de acero– para abrirle paso a la Heavy Duty –equipada con una torreta y troneras laterales para fusiles automáticos–, ambas con esquema de pixelado verde olivo. 

Los blindados del CJNG lograron mover a los Humvees militares, pero los soldados ya habían impactado a sus atacantes y sus vehículos comenzaban a incendiarse. Cuando los militares controlaron el lugar los sicarios ya iban en fuga, dejando algunas de sus armas junto a las camionetas. 

En julio de este año, tras la difusión que el CJNG hizo de los dos videos en los que mostró su estado de fuerza, la SEDENA se vio obligada a ofrecer una conferencia de prensa para precisar el tipo de material supuestamente bélico mostrado por el cártel. 

En la presentación hecha por el propio secretario de la Defensa Nacional, el general Luis Cresencio Sandoval, se reconoció primero la autenticidad de los videos y luego se fue detallando lo mostrado.  

El análisis de la SEDENA acerca de los videos del CJNG indicaba que en estos aparecen con 1 ametralladora antiaérea calibre 0.50”, 9 ametralladoras de diversos calibres, 10 fusiles Barret calibre 0.50”, así como 54 fusiles de asalto y 6 aditamentos lanzagranadas (para calibre 40 milímetros). Los vehículos identificados son: 1 camioneta doble rodada de dos toneladas de peso, 9 camionetas pick up con blindaje, 1 Hummer con blindaje, 1 camioneta Excursión con blindaje, 4 camionetas pick up con roll bar, 2 Jeep Rubicón, 1 Jeep con blindaje y 3 vehículos más sin identificar. 

Acerca del “Grupo Élite Fuerzas Especiales” del cártel de Jalisco, el secretario de la Defensa indicó que éste surgió en el 2019, liderado por Juan Carlos González (a) “El 03”, y se trata del único grupo armado de esta naturaleza. Esta facción del CJNG mantiene células en Michoacán, Guanajuato y Zacatecas. Indicó que el “Doble R” es el líder de la célula de este grupo en el estado de Michoacán y ha participado en diversos hechos violentos causando la muerte de policías y militares. 

El secretario de la Defensa aclaró aquel día que estos autodenominados grupos de elite “no se han enfrentado contra fuerzas federales abiertamente”.  

El enfrentamiento ocurrió finalmente el viernes 9 de octubre, con saldo de un soldado herido, varios sicarios lesionados que lograron huir y dos de sus unidades más grandes y con mayor blindaje destruidas por los militares, calcinadas, reducidas a cenizas y fierros retorcidos.  (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.