Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército Mexicano controlará por 50 años el Aeropuerto Felipe Ángeles

El gobierno de México otorgó a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) la concesión del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) por un lapso de 50 años para que lo administre, dirija y explote a fin de obtener las ganancias y el provecho económico que garantice el buen funcionamiento de la terminal aérea de uso civil-militar.

El correcto manejo del AIFA deberá traducirse no solo en finanzas y operaciones sanas, sino también en su uso como vía para la obtención de recursos financieros que serán utilizados por a SEDENA en el mediano y largo plazos, según lo anunció en octubre de 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador al dar inicio las obras del aeropuerto, que hoy llevan un avance del 76 por ciento.

El AIFA deberá estar terminado y ser entregado en condiciones de operación el 21 de marzo de 2022, fecha en la que se celebra el natalicio del presidente Benito Juárez, figura histórica por la que López Obrador siente una especial admiración.

El anuncio fue publicado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) el viernes 15 de octubre en el Diario Oficial de la Federación (DOF), al dar a conocer el Título de Concesión en favor de favor de la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, S.A. de C.V., creada por orden presidencial, encabezada por el general de Brigada René Trujillo Miranda e integrada mayoritariamente por militares en activo, con licencia y en el retiro.

Estas medidas han sido anunciadas durante los casi tres años de gobierno del presidente López Obrador como parte del paquete de concesiones y nuevas misiones no militares asignadas a la SEDENA, entre las que destacan la construcción del AIFA, la construcción y administración del Tren Maya, la construcción y administración de tres aeropuertos civiles de uso turístico –Palenque, en Chiapas; Tulum y Chetumal, en Quintana Roo–, la construcción de 500 cuarteles para la Guardia Nacional, la construcción de 2,700 sucursales del Banco del Bienestar, entre otras obras.

El Título de Concesión señala que el 99 por ciento de las acciones de la empresa controladora del AIFA pertenecerán a la SEDENA y el 1 por ciento restante lo tendrá el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México (Banjército)

El documento establece que la controladora podrá iniciar operaciones cuando la SCT lo autorice, esto es, una vez concluida la obra y a partir de la aplicación del programa Maestro de Desarrollo de la empresa, el cual deberá incluir el programa indicativo de inversiones; las reglas de operación contenidas en el manual general de operación del aeródromo; la póliza de seguro; el registro de las tarifas de los servicios que ahí se prestarán, así como los documentos en los que conste la forma en que constituirá el comité de operación y los horarios de trabajo de la empresa. En la documentación deberá incluirse también todo lo relacionado con el comité local de seguridad a constituirse.

Se señala también en el Título de Concesión que el programa Maestro de Desarrollo deberá actualizarse cada cinco años y se deberá informar a la SCT acerca de las obras de gran magnitud que se lleguen a realizar en el AIFA. La concesión permite que la empresa militar que controlará y operará el aeropuerto ceda los derechos de prestación de servicios a terceros (en este caso a la SEDENA).

La empresa controladora del AIFA deberá publicar sus estados financieros en un diario o medio de circulación nacional dentro de los cuatro meses posteriores a la finalización de cada ejercicio fiscal, esto como parte de las políticas de transparencia y rendición de cuentas. Se detalla también que el título de concesión otorgado a la SEDENA podrá ser prorrogable y extensivo más allá de los 50 años señalados. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.