Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Ejército mexicano: Construcción de aeropuertos, Combate al COVID, respuesta a huracanes y ahora el Tren Maya

“Podemos con todo, asegura el secretario de la Defensa de México”.  La multiplicidad de funciones que le han sido asignadas al Ejército Mexicano en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha mermado en nada su capacidad de respuesta, a pesar de que estas nuevas misiones no están ligadas directamente con la naturaleza de las funciones militares.

Así, a las misiones orgánicas del Ejército Mexicano –garantizar la integridad, la independencia y la soberanía de la nación, garantizar la seguridad interior, auxiliar a la población civil en casos de necesidades públicas, realizar acciones cívicas que tiendan al progreso del país, prestar ayuda en caso de desastres para el mantenimiento del orden, el auxilio de las personas y sus bienes y la reconstrucción de las zonas afectadas– se han sumado en estos dos años de gobierno al menos otras diez labores que hasta hace poco eran del ámbito de las autoridades civiles. 

Las órdenes del presidente López Obrador para que militares y marinos se desplieguen y asuman controles en áreas de presencia civil han sido calificadas por especialistas en seguridad, académicos, investigadores, organizaciones civiles y políticos de oposición las de un acelerado proceso de militarización del país que afectará áreas sensibles de la vida pública y del que será difícil salir. 

El mandatario ha rechazado estas versiones, calificándolas como exageraciones y parte de los ataques diariamente recibe de sus opositores. En tanto, el general Luis Cresencio Sandoval salió este fin de semana al paso de las críticas precisamente en una gira de trabajo en la que Obrador presentó lo que serán las primeras etapas de uno de sus tres proyectos insignia del sexenio: la construcción del Tren Maya, del cual los militares construirán los dos últimos tramos. 

Pero antes de comenzar la construcción de los tramos finales del Tren Maya, los ingenieros militares deberán terminar y entregar operable el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) que se construye en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, concluir la construcción de las 2,600 sucursales el Banco del Bienestar y mantenerse firmes en el combate al COVID-19. 

El general Sandoval habló durante la conferencia de López Obrador y lo hizo para precisar que los militares pueden con todas las misiones que les han encargado y que eso no significa o ha implicado que dejen de lado las otras misiones fundamentales que las leyes les mandatan. 

Quiero que sepan, dijo Sandoval, “que jamás descuidamos una tarea para cumplir otra”. Por ello, además de las funciones que desarrollamos en el ámbito de la seguridad y para lo cual personal adiestrado en esta materia se encuentra desplegado en todo el territorio nacional, también aplicamos el Plan DN-III donde es necesario, como en esta región, por el paso del huracán Delta, agregó. 

El contexto de las de las declaraciones y aclaraciones del general se da en medio de críticas cada vez más fuertes y recurrentes acerca de la cantidad de misiones y labores que el presidente le está asignando al Ejército y a la Marina.  Esto se ha traducido en un innegable y acelerado proceso de militarización que comenzó con labores de apoyo “extraordinario” a la seguridad pública y se ha extendido para llevar la presencia militar al combate del coronavirus, a la construcción de obras civiles, a la vigilancia de aduanas, de puertos y administraciones marítimas que antes eran ámbito de secretarías civiles. 

López Obrador recurre a la esencia de la Constitución Política y lo que ordenan las propias leyes militares. El general Sandoval mostró este filón jurídico y explicó que para la SEDENA “es un honor participar en proyectos que representan el progreso de la nación, responsabilidades que cumplimos con la fortaleza que brinda la armónica interacción de la disciplina y el trabajo. 

Con esta convicción, en el Ejército y la Fuerza Aérea contamos con una estructura y capacidades para realizar tareas diversas, ya sea en el campo de la seguridad nacional, la seguridad interior, la seguridad pública, o bien, en construcción de obras prioritarias, como lo es en el Aeropuerto Internacional ‘Felipe Ángeles’, las instalaciones para alojar a la Guardia Nacional, las sucursales del Banco del Bienestar, entre otras. 

Permítanme expresar, dijo, “que las tareas que nos ha asignado nuestro comandante supremo no son ajenas a nuestras visiones, éstas se encuentran comprendidas en el artículo 1º de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aéreo Mexicanos, donde la fracción cuarta mandata realizar acciones cívicas y obras sociales que tiendan al progreso del país”.  El general secretario añadió que esto forma parte de la naturaleza y razón de ser de las Fuerzas Armadas, “con la garantía de que jamás descuidamos una tarea para cumplir otra”.  

Luego abordó el tema del Tren Maya y otros proyectos en los que el Ejército está involucrado por órdenes presidenciales. “Así como lo hacemos en esos proyectos, en coordinación con Fonatur, participaremos también de manera decidida en el proyecto del Tren Maya, construyendo el Tramo 6, que unirá a Tulum con Bacalar y Chetumal, y el Tramo 7 de Bacalar a Escárcega. Actualmente, Fonatur se encuentra integrando los estudios preliminares para que nuestros ingenieros militares inicien trabajos el próximo año”. 

Explicó que el grupo de ingenieros del Ejército designados para esta tarea planearán, desarrollarán y conducirán la obra contratando mano de obra civil local, que se traduce en generación de empleos en favor de la población.  Y remató: “Ser considerados en la construcción del Tren Maya ratificará las capacidades profesionales que usted le ha reconocido a los ingenieros militares y esto lo harán con el mismo entusiasmo y eficiencia con el que construyen actualmente el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles”. (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografia: PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA y SEDENA.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.