Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Ejército Mexicano atiende a 300 infectados civiles de COVID-19 en sus instalaciones

El secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), general Luis Cresencio Sandoval González, informó que en las instalaciones de las Fuerzas Armadas reconvertidas en centros hospitalarios se han recibido a unos 300 pacientes infectados con el coronavirus.

Sin entrar en detalles ni mencionar rubros específicos, el general reconoció que en los últimos días “hemos recibido aproximadamente unos 300 pacientes, también hemos tenido gente que ya se ha recuperado, ya van varias personas que se han retirado de los hospitales, y también desafortunadamente algunas personas fallecidas”.

De acuerdo con el documento Capacidades del Sistema de Sanidad Militar de la SEDENA, la secretaría tiene una capacidad de hospitalización de 2,523 cama censables, 50 camas de terapia intensiva y 23 cuartos de aislamiento, mientras que en el rubro de Alta Especialidad se tiene cinco instalaciones: Hospital Central Militar, Hospital Militar de la Mujer y Neonatología, Unidad de Especialidades Médicas, Unidad de Especialidades Odontológicas y Centro de Rehabilitación Infantil.

Hasta marzo de este año esta infraestructura hospitalaria era atendida por 16,750 elementos de Sanidad Militar entre médicos cirujanos (1.738), enfermeras (1.727), oficiales de sanidad (884), tropas de sanidad (8.152), cirujanos dentistas (649), personal operativo en apoyo a sanidad (3.600). Este universo de crecerá hasta cerca de 24 mil elementos una vez que la SEDENA finalice la contratación de personal de sanidad eventual para reforzar el combate al COVID-19.

En la primera conferencia de prensa mañanera de la semana, el secretario de la Defensa habló brevemente sobre el tema sin entrar en detalles acerca del número exacto de militares, familiares y derechohabientes contagiados, internados, graves, intubados, negativos al virus y fallecidos por la enfermedad.

En cambio, el general informó que la SEDENA, atendiendo la orden del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha centrado sus acciones primero en el Valle de México –la zona más densamente poblada del país, con unos 15 millones de habitantes– y luego en el Estado de México, conurbado a la capital. Aceptó que “si bien no tenemos la cantidad total de ventiladores, ya tenemos una parte importante y aquí se quedaron la mayoría, nada más mandamos a la ciudad de Tijuana para atender el hospital de Mexicali y El Ciprés ventiladores para darle una mayor capacidad a nuestras instalaciones, pero ya están listas”.

Explicó, a pregunta de los reporteros, que solo faltarían algunos trabajos en la parte industrial, la colocación de algunas líneas de oxígeno que en esta semana van a quedar para estar totalmente operativos en los hospitales que falta por equipar y que se le asignaron a la SEDENA para apoyar en el combate al COVID-19. Dio un breve reporte de los avances en el equipamiento de los hospitales, señalando que, en la parte del hospital de Morelos, el Hospital Calero, el primero y el segundo piso, ya están listos para recibir a pacientes en hospitalización y en terapia intensiva. “Ahí estamos todavía trabajando en el tercero y cuarto piso, que son quirófanos y zona para neonatal”.

El general explicó que en estos momentos la estrategia es utilizar nuestras instalaciones militares, nuestro hospital ahí en Cuernavaca (al sur de la capital del país), y las instalaciones de unidades operativas reconvertidas para atender el COVID, para darnos la oportunidad de avanzar más en el Calero. A esto, el secretario de la defensa agregó que si en algún momento se saturan las instalaciones militares alternas y hay la necesidad de operar en el Hospital Calero, “entonces vamos a parar la construcción, pero queremos avanzar lo más que podamos antes de recibir al primer paciente”.

Agregó que en las demás instalaciones como las de Oaxaca, “ya las estamos operando, los hospitales que nos dio a operar el Insabi (Instituto para la Salud y el Bienestar) ya están funcionando e inclusive en uno los hospitales en la ciudad de Oaxaca tenemos dos pisos también operando, pero como modificación a la estrategia, se amplió un piso más que va a ser operado por médicos que va a establecer el Estado y también Insabi”. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.