Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército Mexicano asciende a un teniente de Sanidad Militar por descubrir un tratamiento contra el COVID-19

El ascenso al ahora Capitán Segundo de Sanidad Militar Eduardo Cruz Morales es el tema central en las redes sociales entre militares activos y retirados en el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, en donde la pandemia del coronavirus ha causado la muerte de al menos 238 elementos entre las fuerzas militares de tierra y aire.

Hasta el pasado 16 de junio, Eduardo Cruz era teniente de sanidad. La foto de la patente otorgada al nuevo capitán, que junto a sus compañeros libra una guerra sin armas ni cartuchos que ha causado ya más de 20 mil muertes en el país, circula todo el día en Facebook, en Twitter y en Instagram felicitándolo por su descubrimiento y por la aplicación del mismo, que comienza a extenderse con cautela en los hospitales y en instalaciones militares reconvertidas para atender a enfermos de COVID-19.

El Capitán Segundo se ganó el ascenso y el reconocimiento de sus hermanos de armas y servicios, porque puso en práctica un tratamiento que consiste en aplicar a enfermos de COVID-19 no intubados, terapias con oxígeno calentado hasta cerca de los 50 grados centígrados en la zona de la laringofaringe y en la traquea, para detener al virus y disminuir significativamente los daños que causa y su expansión.

El tratamiento se está aplicando en 38 pacientes militares y civiles encamados en el Hospital Central Militar (HCM) de la Ciudad de México, para frenar la viralidad de la enfermedad y evitar que tengan que ser inducidos al coma, sean intubados y se les coloque un ventilador durante varias semanas. En las redes sociales circulan dos videos en los que se le aplica la terapia de oxígeno caliente a un oficial de sanidad (Teniente José Alfredo Aguilar Contreras) que padece COVID-19. El oficial está boca abajo, con bata azul y una mascarilla de oxígeno que sostiene con su mano derecha mientras un terapeuta respiratorio de nombre Eduardo le informa en qué consiste el tratamiento.

“Teniente José Alfredo Aguilar, mi nombre es Eduardo, soy terapeuta respiratorio y estamos implementando un protocolo de intervención temprana en pacientes con COVID, consiste en suministrar oxígeno muy caliente, casi a 50 grados, en la vía aérea, laringofaringe y tráquea para atenuar la viralidad de este virus”.

El terapeuta le pregunta al teniente si acepta que se le aplique el tratamiento y lo que el oficial contesta afirmativamente moviendo la cabeza y diciendo “acepto”. En el segundo video el teniente aparece sentado e inhalando por la boca el vapor de oxígeno caliente durante unos segundos. El médico le retira la boquilla y el aparato y le pide que respire profundamente varias y que tosa fuerte, muy fuerte.

Luego vuelve a aplicarle el oxígeno caliente y repite el procedimiento y le pregunta al teniente cómo se siente y éste le dice que mejor a comparación de los días anteriores, “con más autonomía”, le dice.

Ante el éxito del procedimiento, el capitán patentó la Terapia Pulmonar con Oxígeno a Alta Temperatura y además se ganó el ascenso al grado inmediato superior, situación contemplada en el Artículo 31, fracción I de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército Mexicano, que prevé este tipo de reconocimiento a quienes destaquen en las armas o servicios por su contribución a la institución. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.