Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Creció el poder naval de México, la Armada tiene ya 266 buques

La  Marina de México incrementó su estado de fuerza en el actual gobierno al poner en marcha un programa de construcción naval con el que ha conseguido elevar paulatinamente su poder marítimo. A las 249 unidades de superficie con las que contaba al inicio de la administración, hoy suma 17 más para llegar a 266 buques en los que van predominando las naves de patrullaje costero, las de intercepción marítima y las de rescate y auxilio en estaciones navales.

El plan de la Armada mexicana es de largo plazo y ambicioso y busca proyectar el poder nacional del país más allá de sus costas al año 2030. Con esa premisa el alto mando de la Marina impulsó el Programa Permanente de Sustitución de Unidades de Superficie 2013-2018 (PPSUS), para llevar adelante no solo los objetivos que cada mando naval se ha puesto en los diferentes gobiernos federales.

Pese a que la Marina mantiene en su portal de internet el documento Catálogo de Unidades de Superficie en el que detalla el tipo, clase, cantidad de embarcaciones y sus características, totalizando 249 buques, fuentes navales confirmaron a defensa.com que la institución incrementó la cantidad y ahora cuenta con 266 unidades.

El documento citado ha sido modificado un par de veces por la Marina, apareciendo en el portal naval a finales de 2016 sin mencionar la cantidad de unidades por tipo, solo daros generales. En 2017 fue modificado, añadiéndole ahora el número de buques.

El texto no ha sido cambiando, pero las fuentes navales detallaron que la  Marina de México cuenta ahora con el siguiente estado de fuerza de unidades de superficie:

  • Fragatas… 5
  • Patrullas Oceánicas… 32
  • Patrullas Costeras… 20
  • Interceptoras… 72
  • Patrullas de Vigilancia Marítima… 62
  • Embarcaciones semirrígidas Narval… 13
  • Motor Life Boat… 6
  • Buques de Desembarco Anfibio… 2
  • Buques Multipropósito… 3
  • Buques de Apoyo Logístico… 3
  • Remolcadores de Altura… 5
  • Remolcadores de Bahía… 5
  • Buques para dragado… 17
  • Buques Tanque… 2
  • Buques de Apoyo al mando… 10
  • Buques de Investigación… 7

 Buques Escuela… 2

En diciembre de 2013 el gobierno mexicano presentó el Programa Sectorial de Marina 2013-2018, en el que se señalaban las líneas generales para sacar adelante la agenda de modernización e innovación en materia de tecnología y su aplicación para la construcción naval.

El texto establece de antemano que la Secretaría de Marina de México (Semar) ha ejecutado, desde hace más de 10 años, el Programa Permanente de Sustitución de Unidades de Superficie, en el cual han sido dados de baja 16 buques tipo Patrulla Oceánica (PO) y 4 Patrullas Costeras (PC).

Esta información aparece en los documentos de Logros 2014, 2015, 2016 y 2017 publicados por la Marina en su portal de internet. En cada uno se señalan los buques en construcción, los entregados y los proyectos pactados. En Logros 2014, la Marina señala que inició la construcción de un Buque de Apoyo Logístico BAL-02 Libertador, y se concluyó la construcción de las Patrullas Costeras PC-333 Palenque, PC-334 Mitla, PC-335 Uxmal y PC-336 Tajín.

La construcción de estas patrullas costeras es vital para la Marina de México ya que se trata de naves estratégicas hechas en astilleros navales mexicanos con tecnología holandesa de la firma Damen Shipyards. Las PC son de la Clase Tenochtitlán y a la fecha hay 20 de estas unidades, con la mira puesta en la construcción de otras 20. Las PC Tenochtitlán forman parte del plan de modernización a partir del intercambio de tecnología con otros países avanzados en materia naval.

Tal es el caso de Suecia, país con el que la Marina tiene acuerdos desde finales de los años 90 para la compra de lanchas interceptoras de alta velocidad y para la capacitación e intercambio de tecnología con el fin de construir en astilleros mexicanos ese tipo de buques.

Con la firma sueca Dokstavarvet AB, la Marina de México planteó la necesidad de contar con lanchas de alta velocidad para operaciones de intercepción en alta mar que pudieran competir y derrotar a las embarcaciones con cuatro motores fuera de borda de los narcos sudamericano (reformeñas y eduardoños), capaces de burlar la vigilancia y las persecuciones en mar abierto a velocidades cercanas a los 50 nudos marinos.

La Marina de México ha puesto en marcha al menos cinco proyectos de construcción naval en los últimos 20 años. Entre estos destacan los proyectos Polaris, Polaris II y Damen. Los primeros fueron para comprar un lote de 40 botes interceptores Combat Boat 90H Polaris, capaces de navegar a 45 nudos de velocidad y artilladas con armas automáticas de grueso calibre.

Las primeras unidades llegaron a México en 2001. Con el proyecto Polaris II vino el intercambio de tecnología y la capacitación de personal naval mexicano para comenzar la construcción de interceptoras en astilleros navales mexicanos.

En el desarrollo de ambos proyectos se decidió lanzar la construcción de interceptoras Combat Boat modificadas, bajo el nombre Acuario y Acuario B. El plan original de la Marina de México era el de llegar a 120 interceptoras de alta velocidad Polaris y Acuario. La Armada de México tiene a la fecha un total de 72 interceptoras de este tipo, capaces de desarrollar más de 50 nudos de velocidad en mar abierto.

La siguiente fase comprende la construcción de naves de mayor calado y capacidades operativas que permitan una vigilancia marítima y una respuesta más eficaz a diversos escenarios y amenazas a la soberanía. Para avanzar en este proyecto, la Marina se acercó a la firma holandesa Damen Shipyards con la que firmó un contrato para la construcción de cuatro buques tipo fragata equipados con la tecnología más avanzada.

Los buques a construir en astilleros mexicanos como en holandeses son de la clase Sigma 10514 (105 metros de eslora y 14 de manga). En el caso de la Marina de México se ha rediseñado el Sigma 10514 para hacerlo 10714 y con mayores prestaciones marineras. El buque, integrado en seis módulos, se construye en el Astillero Número 20 de Salina Cruz, Oaxaca, en donde se arman cuatro de sus secciones.

Las otras dos -una de ellas el puente de mando- se arma en el astillero de Damen Shipyards. El buque, denominado Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA), lleva un avance de más del 60 por ciento en su obra. (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografía: PC-335 Uxmal


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.