Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El COVID-19 obliga a modificar festejo y desfile militar por Independencia de México

Los festejos populares del 15 y 16 de septiembre para conmemorar el 210 aniversario del inicio de la guerra de Independencia de México sufrirán un cambio radical obligado por la pandemia del coronavirus, que obligará a guardar la “sana distancia” en un acto caracterizado por la convivencia multitudinaria.

En lugar de las romerías y el festejo masivo que durante décadas tapizó las calles del centro de la capital del país, ahora se encenderán antorchas para recordar a los héroes y al mismo tiempo, con dicho gesto, se honrará a los miles de mexicanos que han muerto por COVID-19 (ya van más de 50 mil decesos) y a los médicos y enfermeras civiles y militares que han muerto en el combate a la pandemia. 

Estos cambios radicales en los festejos del aniversario del inicio de la guerra de Independencia de México fueron anunciados por el presidente Andrés Manuel López, quien se rehusó a cancelar las fiestas patrias, aunque adelantó que, si bien sí se dará el tradicional grito de Independencia en el Zócalo capitalino, éste se hará ante un reducido grupo de asistentes conformado solo por 500 personas. 

El presidente aseguró que también habrá desfile militar el 16 de septiembre, pero éste se modificará a causa del COVID. Cada año en las fechas mencionadas se congregan miles de ciudadanos en las calles del centro de la ciudad y en la plancha del Zócalo capitalino, para escuchar el grito de Independencia que los presidentes dan recordando la arenga del cura Miguel Hidalgo y Costilla en el pueblo de Dolores, Hidalgo, para iniciar la rebelión independentista de 1810. 

La noche del 15 de septiembre decenas de miles de personas tomaban las calles de la Ciudad de México que días antes eran invadidas por comerciantes ambulantes con una romería que acompañaba al festejo patrio. Este año las cosas serán muy diferentes.

Los ensayos sobre el cuadrante del Zócalo iniciaron durante la tarde del miércoles 5 de agosto, con un grupo de soldados de la Policía Militar desplegados frente al balcón del Palacio Nacional, sitio en el que el presidente López Obrador dará el grito de Independencia la noche del 15 de septiembre y presenciará el desfile militar durante la mañana del 16. 

La parada militar que se lleva a cabo en el corazón de la capital del país también será modificada. De los cerca de 20 mil elementos que cada año participan por parte del Ejército, la Fuerza Aérea, la Marina, la Guardia Nacional y otras corporaciones y organizaciones civiles, este año desfilarán menos efectivos de todas las armas y servicios. 

El 16 de septiembre de 2019, en el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la parada militar contó con 13.111 participantes. En este desfile participó la Teniente Karen Velázquez, tripulando uno de los F-5E/F de la Fuerza Aérea Mexicana como la primer piloto de combate de las fuerzas armadas mexicanas. También voló la Teniente Miriam Martínez, piloteando un turbohélice T-6C Texan II. 

Un año antes, en el último desfile de 16 de septiembre del presidente saliente Enrique Peña Nieto, desfilaron 18.736 integrantes de las Fuerzas Armadas, Policía Federal, Comisión Nacional del Agua y asociaciones de charros; 123 banderas, 30 soldados y marinos honorarios, 10 rescatistas, 20 niñas y niños; 401 vehículos, 177 aeronaves; 53 canes y 269 caballos.  (Jorge Alejandro Medellín )


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.