Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Ataca cártel del narcotráfico a secretario de Seguridad en la Ciudad de México

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, sufrió este viernes un atentado con armas de alto poder y rifles de asalto en el que tres de sus escoltas fallecieron y una mujer que se dirigía a su trabajo perdió la vida en el ataque ocurrido al norte de la Ciudad de México.

García Harfuch resultó con heridas en una pierna, en un brazo y en la clavícula derecha y fue llevado a un hospital privado en donde se le intervino quirúrgicamente y fue reportado como estable. El funcionario escribió en su cuenta de tuiter que acababa de sufrir un atentado en el que dos de sus compañeros y amigos habían fallecido, y agregaba que el responsable de este ataque es el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Hace tres días el secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), el general Luis Cresencio Sandoval, presentó un informe sobre seguridad en la capital del país, en el que reconoció que hay dos organizaciones delictivas que se disputan el control de la ciudad.
En tanto, la Marina ha identificado al cártel de Tláhuac como una organización del narcotráfico con presencia en al menos cuatro de las 16 alcaldías de la capital.

El atentado ocurrió en una zona exclusiva de la ciudad en donde vive el secretario Harfuch, quien se dirigía a su oficina. Sus escoltas repelieron el ataque en tanto la policía capitalina llegaba al sitio para enfrentarse con algunos de los tiradores. Doce de los sicarios fueron detenidos cuando trataban de huir del lugar.

Los primeros datos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México indican que originalmente eran 28 los sicarios traídos desde el norte y sur del país para realizar el ataque, que se había planeado en tres puntos de la ciudad: el primerio en donde ocurrió, el segundo en un punto de afluencia turística (la Zona Rosa) ubicado sobre la Avenida paseo de la Reforma, y el tercero en un relativamente cercano al Zócalo capitalino.

Entre los detenidos habría un ciudadano de Colombia, quien se dice organizó a los tiradores y fue con ellos a recoger las armas a dos o tres puntos de la ciudad.

En el estado de Michoacán, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana federal (SSPC), Alfonso Durazo, acudió a presentar un informe sobre el combate a la inseguridad en esa entidad y ahí reconoció que el gobierno federal tuvo información de inteligencia en el sentido de que el CJNG planeaba atacar a un funcionario de seguridad en fecha próxima.

Estos datos fueron procesados y confirmados por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que alertó a los organismos de inteligencia civiles y militares. Sin aceptar por completo estas versiones, Durazo dijo que el gobierno federal investiga la línea de la participación del CJNG como una vertiente sólida.

Harfuch salió de su casa y protegido por sus escoltas se dirigía al centro de la ciudad cuando, alrededor de la 06:35 de la mañana, fueron interceptados por varios vehículos con los que los atacantes bloquearon calles de la colonia Lomas de Chapultepec, una de las zonas residenciales más exclusivas de la capital, y atacaron al convoy del funcionario con fusiles semiautomáticos Barret, ametralladoras SCAR y AK-47.

Otro de los vehículos de los sicarios tenía varias granadas de mano M-67, fusiles AK-47 y M-4, asi como cargadores abastecidos y cintas con cartuchos calibres .223 y 7.62 milímetros para ametralladora HK.

Los atacantes usaban chalecos reflejantes color verde y se movían en una camioneta blanca de 3.5 toneladas rotulada con las siglas de la compañía constructora CARSO, del empresario Carlos Slim, la cual negó que ese vehículo fuera suyo.

Su llegada y desplazamiento en la zona del atentado fue captada por varias cámaras de video vigilancia particulares y del gobierno de la Ciudad de México,

El Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), organización que encabeza el narcotraficante Rubén Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, es hoy día el cártel más violento y en expansión en el país. Surgió en el estado de Jalisco a finales del sexenio del presidente Felipe Calderón y desplazó a organizaciones afines al Cártel de Sinaloa en la costa del Pacífico.

La organización controla el tráfico de drogas, de sustancias ilícitas, además de la extorsión, el secuestro y una parte de la trata de personas.

El 1° de mayo de 2015, al dar inicio la Operación Jalisco para capturar a El Mencho, el Ejército y la Fuerza Aérea llegaron a lugar llamado Villa Purificación, en Jalisco, en donde fueron atacados con lanzacohetes y rifles de asalto. Un helicóptero Cougar de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) fue derribado y sus ocupantes murieron calcinados (9 soldados de Fuerza Especiales y un policía federal), en lo que constituyó un golpe mediático de enormes proporciones que marcó al sexenio del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

En este gobierno las fuerzas federales han detenido a 18 integrantes del CJNG en diversos operativos. Recientemente, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda (SHCP) ordenó el congelamiento de 1,939 cuentas bancarias en las que se apoyaba parte de la estructura financiera del cartel. Al menos 1, 770 personas físicas, 167 empresas y dos fideicomisos ligados al cártel fueron intervenidos en México.

En tanto, el Ejército y la Marina, de quienes se anunció hace varias semanas enviarían a 3 mil efectivos s patrullar las calles de la ciudad, se encuentran rediseñando y reforzando sus trabajos de inteligencia para actuar contra la red operativa de la organización de Nemesio Oseguera en la capital del país, a quien se dio por muerto hace dos semanas en redes sociales. (Jorge Alejandro Medellín)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.